Compartir

¿El sangrado de implantación duele?

 
Por Dra. Gennesis González, Médico. 30 abril 2019
¿El sangrado de implantación duele?

El útero está completamente irrigado por arterias, venas y vasos sanguíneos preparados para alimentar al embrión y feto. Esta es la manera en la que ocurre un buen desarrollo gestacional.

Tras el proceso de la implantación del óvulo fecundado en el útero, se pueden romper algunos vasos sanguíneos provocando una ligera pérdida de sangre, lo cual define al sangrado de implantación. Este proceso puede tener alguno síntomas asociados como leves molestias, ganas frecuentes de orinar y somnolencia.

Si quieres saber más te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ONsalus en el que respondemos a la pregunta "¿el sangrado de implantación duele?"

Qué es la implantación embrionaria

Para lograr el embarazo, el óvulo que es liberado mensualmente del ovario es fecundado por el espermatozoide masculino generando un óvulo ya fecundado o lo que también se conoce como cigoto. Es en las trompas de falopio donde ocurre este proceso.

Consecuentemente, el cigoto es desplazado desde las trompas hasta el útero y allí se divide para formar lo que se conoce como blastocisto (compuesto por dos grupos celulares, uno externo que se convertirá en la membrana que lo nutrirá y protegerá durante todo el embarazo, y un grupo celular interno que se convertirá en el embrión), este proceso ocurre entre el cuarto y quinto día después de la fecundación.

Una vez que esté blastocisto llega al útero entre el día 6 o 7 después de la fecundación, comienza su adhesión al endometrio para continuar su desarrollo normal. Esto es lo que se conoce como implantación embrionaria, de esta manera, se logra un embarazo que evoluciona conforme al tiempo con todos los nutrientes de la madre hacia el feto.

Cuando el blastocisto logra adherirse al endometrio, se puede experimentar un ligero sangrado, definiendo lo que se conoce como sangrado de implantación. Esta es considerada la parte fundamental del embarazo, aproximadamente 14 días después de la fecundación ya el embrión se encuentra implantado en lo que será su nuevo hogar durante las próximas 40 semanas.

¿El sangrado de implantación duele? - Qué es la implantación embrionaria

Sangrado de implantación: características y síntomas

El sangrado de implantación tiene algunas características que permite diferenciarlo del sangrado por menstruación:

  1. El sangrado de implantación no es un síntoma anormal del embarazo.
  2. Normalmente, comienza unos días antes a la fecha de menstruación. En un ciclo menstrual normal de 28 días, la ovulación se produce aproximadamente el día 14 con un rango de riesgo entre el día 13 y 15, pasan aproximadamente 7 días hasta que el óvulo fecundado llega al útero para la implantación.
  3. El sangrado de implantación se diferencia del sangrado de la menstruación, ya que este último es usualmente rojo brillante o rojo oscuro, de hecho, la mujer suele estar familiarizada con su color de periodo menstrual. El sangrado de implantación suele ser de color rosado claro o rojizo óxido.
  4. La presencia de sangrado de implantación no presenta coágulos ante su expulsión como suele ocurrir durante la menstruación.
  5. La cantidad del sangrado de implantación es menor al sangrado por menstruación. Habitualmente, el sangrado de implantación es como un flujo ligero o manchado.
  6. No todas las mujeres presentan sangrado de implantación.

Existen algunos síntomas comunes que pueden acompañar al sangrado de implantacióncomo:

  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Cambios de humor.
  • Sensibilidad en los senos.
  • Dolor lumbar.
  • Ganas frecuentes de orinar.
  • Cansancio.
  • Aumento de la temperatura corporal basal.

Estas últimas señales son fácilmente confundibles con el síndrome premenstrual. El NIH (National Institutes of Health) afirma que hasta un 25% de las embarazadas presentan sangrado por implantación, de color más claro al sangrado menstrual normal.

Cuáles son las fases de la implantación

Para que ocurra la implantación de manera apropiada, cursa por algunas fases:

  1. Fase de eclosión: en este momento la capa externa que recubre el óvulo se rompe y ocurre la salida del embrión.
  2. Fase de oposición: en esta fase el blastocisto se ubica adecuadamente para que las células apunten en dirección al endometrio.
  3. Fase de adhesión: es en esta fase en donde el embrión ya entra en contacto con las células del endometrio uterino, estas tienen características particulares que favorecen la adhesión celular.
  4. Fase de intrusión: en este momento el blastocisto rompe las células del endometrio uterino y lo prepara para anidar en él durante un período de tiempo específico.
  5. Fase de invasión: finalmente, las células de la capa externa del blastocisto se unen firmemente a la pared uterina hasta que el embrión es absorbido por completo en el endometrio.

Cuánto dura el sangrado de implantación

Además de todas las características antes descritas, hay que tomar en cuenta que el sangrado de implantación solo dura entre 1 y 3 días aproximadamente.

El tiempo puede variar de una mujer a otra y depende también de algunos factores influyentes, como el uso de la píldora anticonceptiva. Por ejemplo, en el caso de las mujeres que no utilizan ningún tipo de anticonceptivos, la duración del sangrado de implantación puede ser durante más tiempo, caso contrario ocurre con las mujeres que usan algún tipo de anticonceptivo, en el que el sangrado de implantación puede durar un período corto de tiempo o simplemente no suceder.

Afortunadamente, a menor duración del sangrado de implantación y menor cantidad será mucho más fácil diferenciarlo de sangrado menstrual.

¿El sangrado de implantación duele?

El proceso de implantación y la característica del dolor que se pudiese presentar va a variar de mujer a mujer, si bien es cierto que cuando ocurre este proceso puede que en algunas mujeres pase desapercibido debido a la probable ausencia del sangrado, muchas otras mujeres pueden manifestar dolor leve durante la implantación.

Los cólicos leves son mucho más ligeros que los que provoca la menstruación y suelen estar relacionados a la acomodación del útero para la adhesión correcta del embrión. Esta ligera molestia no suele durar mucho tiempo, solo entre 1 o 2 días. De no ser correcta la adhesión embrionaria, pueden estar asociadas otras condiciones que deben ser evaluadas por el especialista.

Así mismo, pueden aparecer otras molestias dolorosas en el área abdominal baja y senos en el día de la implantación o tan solo unos días después, acercándose al tiempo en en el que debería ocurrir la menstruación normal. Este proceso de implantación es bastante complejo, si fracasa no hay gestación.

Vale la pena conocer todas las características del sangrado de implantación, no te alarmes si presentas dolor leve durante un corto tiempo, esto también suele ser una característica normal, sin embargo, apenas haya los primeros indicios de un embarazo acude a tu médico o ginecólogo.

¿El sangrado de implantación duele? - ¿El sangrado de implantación duele?

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿El sangrado de implantación duele?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre ¿El sangrado de implantación duele?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿El sangrado de implantación duele?
1 de 3
¿El sangrado de implantación duele?

Volver arriba