Compartir

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones

Por Melanie Re. Actualizado: 11 abril 2018
Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones

Se le conoce como embarazo múltiple o gestación múltiple al desarrollo simultaneo de dos o más fetos dentro del útero. Esta condición puede ser el resultado de la fecundación de un óvulo que se divide, dando origen a gemelos idénticos o monocigótico, o por la fecundación de dos o más óvulos, formando gemelos bicigóticos o fraternos, que pueden ser distintos en apariencia o sexo.

Este evento es poco frecuente, representa el 1 a 1.2% de los nacimientos. No obstante, estos casos han ido en aumento en los últimos años, provocado principalmente por los tratamientos de fertilidad, pero también puede ser a causa de la predisposición genética de la persona, la edad avanzada de la madre y por embarazos previos. El embarazo múltiple es considerado de alto riesgo, la presencia de más embriones incrementa la posibilidad de aborto y la ocurrencia de complicaciones, tanto en la madre como en los fetos. Es por eso que en este artículo de ONsalus te explicamos con detalle todo sobre el embarazo múltiple: riesgos y complicaciones.

Recuerda acudir con tu médico, quien llevará el control de la gestación, te dará recomendaciones de cuidado y de ser necesario te prescribirá un tratamiento. Los riesgos y complicaciones en un embarazo múltiple que aquí te mencionamos pueden controlarse si se detectan a tiempo.

Preeclampsia o hipertensión arterial

Este tipo de gestaciones producen mayores posibilidades de presentar hipertensión arterial durante la gestación, por lo que el riesgo de desarrollar preeclampsia en un embarazo múltiple es mayor que en un embarazo único, aumenta casi 3 veces el riesgo en embarazos gemelares y hasta 9 veces en embarazos triples.

Al suponer un esfuerzo mayor por cada feto extra en la gestación, los efectos de la preeclampsia tienden a ser más severos, ocasionando más complicaciones tanto en la madre como en los fetos, por ejemplo, el síndrome de HELLP o el retraso de crecimiento intrauterino. En nuestro artículo preeclampsia: síntomas, causas y tratamiento te facilitamos la información que necesitas acerca de esta condición.

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones - Preeclampsia o hipertensión arterial

Anemia primaria

La probabilidad de tener esta condición durante la gestación múltiple es de 2 a 3 veces mayor que en un embarazo con un feto y ocurre en el 35 a 40% de los embarazos múltiples. La presencia de más de un feto en el embarazo incrementa la demanda de hierro y folatos, por lo que hay una falta de este mineral en la madre, quien también presenta un cansancio extremo.

Además, durante un embarazo múltiple el volumen total de sangre y el volumen plasmático de la madre aumentan hasta un 50% aproximadamente, provocando que el nivel de los glóbulos rojos y de la hemoglobina disminuya. Esto ocasiona que la cantidad de oxigeno que llega a los fetos sea menor, incrementando el riesgo de que uno o ambos entren en shock aunque la madre no lo esté, lo que conduce a un parto prematuro.

Es importante que acudas con el médico para llevar un control sanguíneo y te indique el mejor tratamiento para tu condición.

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones - Anemia primaria

Hemorragia

Otro de los riesgos y complicaciones de un embarazo múltiple es la hemorragia tras el parto. Esto se da cuando al expulsar los fetos y la placenta la contracción uterina, que es la encargada de cerrar los vasos sanguíneos del útero desgarrados por el parto, no se presenta. Ante este cuadro el útero queda sobredistendido y se desencadena la hemorragia, pudiendo presentar moretones en los labios superiores y un fuerte dolor con posible acumulación de coágulos internos.

Ante este cuadro existen fármacos que controlan la hemorragia y en casos graves se recurre a una cirugía, por ello es primordial la asistencia médica para evaluar la condición y aplicar el mejor tratamiento, de lo contrario podría ser fatal para la madre.

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones - Hemorragia

Parto prematuro

El parto prematuro es un riesgo que aumenta en la gestación múltiple, presentándose en un 50% de los casos. Lo ideal es que el parto suceda aproximadamente en la semana 38 desde la fecundación del óvulo, pero en el embarazo múltiple llega a presentarse antes, la anticipación dependerá de la cantidad de fetos que se están desarrollando.

En promedio los gemelos nacen a las 36 semanas y media, en la gestación de tres fetos puede ocurrir a las 33 semanas, en cuádruples se ha observado el nacimiento a las 30 semanas, mientras que los quíntuples sólo alcanzan las 26 semanas y media.

Los bebés que resultan de un parto prematuro pueden no tener completamente desarrollados sus órganos y aumentar los riesgos de padecer problemas de salud o infecciones. Aun si supera esta etapa hasta la madurez de su organismo, hay posibilidad de que más adelante desarrollen complicaciones, por lo que es básico el monitoreo médico para determinar el estado de salud de los pequeños.

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones - Parto prematuro

Muerte fetal intrauterina

La muerte fetal en el útero durante la gestación múltiple puede ser provocada por diversas causas, principalmente por el desprendimiento de la placenta o la retención de un feto muerto. Uno de los riesgos que puede presentarse en un embarazo múltiple es la muerte de alguno de los fetos y se ha observado en el 6.2% de los casos.

Este riesgo llega a ser hasta tres veces mayor en un embarazo donde los fetos comparten la placenta en comparación con un embarazo en el que cada feto tiene su placenta. Al fallecer uno de los fetos la probabilidad de muerte del otro aumenta, si están en diferentes placentas la mortandad del otro es de 14% y si los fetos comparten la placenta la muerte puede ocurrir en el 26% de los casos.

Esto puede darse debido a que desde el feto muerto se liberan elementos que obstruyen los vasos sanguíneos arteriales del otro, ocasionando que el flujo de sangre disminuya afectando sus tejidos, principalmente los riñones y la corteza cerebral. También es posible que al perderse la resistencia vascular, que regula el flujo de sangre, en el feto sin vida, ocasiona la pérdida total o gran parte del volumen sanguíneo del gemelo vivo, produciéndole anemia severa o daños en los órganos.

Placenta previa

De los embarazos en los que se ha presentado placenta previa, 80% corresponde a embarazos múltiples. Se le llama placenta previa a la condición en la que la placenta se establece y desarrolla en la parte inferior del útero, por lo que al haber varias placentas o una placenta más grande en una gestación múltiple, la misma cubre total o parcialmente el orificio del cuello uterino.

Debido a esto puede haber sangrado genital hasta llegar a hemorragias graves antes o durante el parto, también aumenta el riesgo de provocar un parto prematuro. En estos casos el médico suele recomendar reposo absoluto durante algunos días o semanas dependiendo del caso, lo que basta para garantizar el término de la gestación.

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones - Placenta previa

Desprendimiento prematuro de la placenta

Durante la gestación puede haber desprendimiento prematuro parcial o total de la placenta, disminuyendo la aportación de oxígeno y nutrientes al feto. Se llega a presentar hasta en 3.5% de los embarazos y aumenta el riesgo en fetos múltiples.

El desprendimiento de la placenta en un embarazo múltiple puede ocurrir después de que el primer bebé ha salido del útero o por la pérdida rápida del líquido amniótico. Es necesario extraer el siguiente bebé de inmediato para evitar problemas fetales, como hipoxia, anemia o malformaciones congénitas. Esta complicación también puede traer problemas graves para la madre, por lo que la atención médica inmediata ante las primeras contracciones o cuando se rompe aguas en este tipo de embarazos es básica.

Insuficiencia placentaria

El desarrollo fetal en un embarazo múltiple, además de demandar mayor cantidad de nutrientes de la madre, también requiere que la placenta sea de mayor tamaño que en un embarazo único.

Cuando la placenta no se agranda lo suficiente o está formada anormalmente, hay una insuficiencia en la cantidad de oxígeno, hormonas y nutrientes que pasan a los fetos. Se puede provocar la muerte de algún feto por hipoxia o comprometer el desarrollo y crecimiento de los bebés.

Retraso de crecimiento intrauterino

La restricción del crecimiento intrauterino llega a ocurrir en el 12% de los embarazos múltiples monocoriales.

En el embarazo de fetos idénticos o monocoriales, cada uno tiene su propia porción de la placenta, pero en algunos casos estas proporciones no son iguales, lo que ocasiona que el crecimiento uterino de alguno de ellos se vea restringido.

El crecimiento restringido del feto se debe a que la parte de su placenta es más pequeña y no recibe suficientes nutrientes y oxígeno. Esta condición puede ser muy severa, ocasionando incluso la muerte del feto, que a su vez podría comprometer la salud del otro con secuelas neurológicas o incrementar el riesgo de mortandad. En el caso de que los fetos sigan con vida, se ha observado que existe la posibilidad de que desarrollen daño cerebral.

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones - Retraso de crecimiento intrauterino

Problemas con el cordón umbilical

Una de las complicaciones que puede haber durante el embarazo múltiple implica al cordón umbilical, ya sea por malformación de este o porque, debido a la mala posición de algún feto, el mismo podría comprometerse.

La anomalía más frecuente en el cordón umbilical es la llamada arteria umbilical única, que consiste en presentar dos de los tres vasos sanguíneos que normalmente tiene, una arteria y una vena. La incidencia de esta condición es de 5% en fetos múltiples y puede ocasionar parto prematuro, malformaciones renales o cardíacas, o alteraciones en el crecimiento del bebé.

Otra de las complicaciones es el prolapso del cordón umbilical, durante el parto de una gestación múltiple es posible que el cordón umbilical del primer bebé se adelante a la presentación del segundo, por lo que el cordón puede quedar atrapado y ser comprimido por el cuerpo del bebé. Esto ocasionará que el infante no reciba suficiente oxígeno, pudiendo producir daño cerebral si no se actúa rápido. Lo más recomendable en estos casos es practicar la cesárea.

Por otro lado, en embarazos monocoriales o idénticos que comparten el saco de líquido amniótico, es posible que sus cordones umbilicales se enreden. Si estos cordones se ajustan o hacen nudos fuertes impedirá el flujo de sangre hacia el feto, provocando la muerte de un feto o los fetos involucrados si no se detecta a tiempo.

Síndrome de transfusión gemelo-gemelo

Uno de los riesgos más conocidos en un embarazo monocorial o de gemelos idénticos, es el síndrome de transfusión gemelo-gemelo o feto-fetal. Se ha observado en el 10 a 15% de estos embarazos, si se deja su curso natural hay una mortandad para ambos fetos de 80 al 100% y los que sobreviven tienen un 30% de probabilidad de presentar problemas neurológicos.

Este síndrome consiste en la desviación de la sangre de un feto al otro por medio de los vasos sanguíneos que se conectan en la placenta. El feto que está recibiendo el exceso de sangre presenta una sobrecarga en su sistema cardiovascular y hay un aumento en el líquido amniótico, mientras que en el feto donante se restringe su crecimiento, no recibe suficiente sangre y la cantidad de líquido amniótico disminuye, en ocasiones puede provocar su muerte.

Si hay muerte prematura, el feto puede reabsorberse completamente sin dejar evidencia de su existencia, lo que se conoce como gemelo evanescente, o convertirse en una masa comprimida que se adhiere al feto vivo, llamado feto compreso.

La importancia de un adecuado control prenatal

Como se menciona al inicio de este artículo, la mayor parte de los riesgos y complicaciones de un embarazo múltiple pueden prevenirse con el adecuado control prenatal, atendiendo las recomendaciones médicas y llevando a cabo las revisiones indicadas por el especialista.

Recuerda que este tipo de gestaciones son más complejas, por lo tanto debes mantenerte en contacto estrecho con tu médico ante cualquier síntoma o novedad.

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones - La importancia de un adecuado control prenatal

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones
1 de 8
Embarazo múltiple: riesgos y complicaciones

Volver arriba