Compartir

Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. 29 marzo 2016
Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento

Estreptococo es el nombre que identifica a un grupo de bacterias entre las cuales se encuentran el neumococo, responsable de la neumonía, y los enterococos, que están presentes de forma natural en el tubo digestivo. Los estreptococos son los responsables de diversas enfermedades que amenazan la salud del organismo, tales como la amigdalitis, la meningitis y la escarlatina.

La escarlatina, o fiebre escarlatina, es una infección causada por las bacterias del grupo A de estreptococos, dichas bacterias también son responsables de un tipo de faringitis y amigdalitis. Anteriormente se consideraba que la escarlatina era una enfermedad muy grave si se llegaba a contraer durante la niñez, hoy en día es una patología muy fácil de curar y no representa un riesgo mayor para la salud si se atiende a tiempo y con el tratamiento adecuado. En este artículo de ONsalus podrás conocer todo sobre la escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento.

Causas y contagio de la escarlatina

La principal causa de la escarlatina es el contacto con bacterias estreptocócicas, pues estas tienen la capacidad de diseminarse a través del contacto directo con personas infectadas y a través de cualquier flujo, como saliva o moco, exhalado por alguien que esté contaminado.

También hay estudios que comprueban que hay más riesgo de padecer escarlatina si una persona previamente ha sido diagnosticado con faringitis estreptocócica. Por lo tanto, cualquier persona cercana con escarlatina o con faringitis resulta una amenaza potencial para contraer la enfermedad.

Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento - Causas y contagio de la escarlatina

Síntomas de la escarlatina

La escarlatina presenta síntomas a los dos días de haberse producido la infección, por lo que reconocer el malestar se hace muy fácil para la persona y para los especialistas en medicina. El síntoma más característico de la escarlatina es la presencia en la piel de una erupción rojiza, que suele aparecer al principio en el cuello y el tórax hasta extenderse por el resto del cuerpo. La erupción de la escarlatina puede durar una semana yhace que la piel se sienta áspera y seca e incluso puede ocasionar desprendimiento de la dermis en las puntas de los dedos de manos y pies.

Síntomas de la escarlatina

  • La enfermedad comienza a manifestarse con fiebre y dolor de garganta.
  • La erupción escarlatina comienza a aparecer dos días después de tener la enfermedad en forma de parches rojos a lo largo de toda la piel, pero especialmente su color es más agudo en la ingle y las axilas.
  • Malestar general.
  • Escalofríos.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor muscular.
  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos.
  • Enrojecimiento e inflamación de la lengua.
  • El escamado de la piel puede durar hasta más de siete días y también puede presentarse en la ingle.
Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento - Síntomas de la escarlatina

Tratamiento de la escarlatina

Por ser una infección bacteriológica, la escarlatina debe tratarse con antibióticos. El tratamiento de la escarlatina con antibióticos permite eliminar las bacterias del cuerpo que causan la enfermedad y además son indispensables para prevenir complicaciones como fiebre reumática o faringitis estreptocócica. Por lo general, a los dos días de tratamiento la persona ya se siente mucho mejor, sin embargo, la erupción de la escarlatina puede permanecer en la piel hasta tres semanas después.

Antes de recetar el antibiótico correcto para tratar la escarlatina el médico deberá realizar un examen físico para comprobar los síntomas y realizar el diagnóstico. Entre las pruebas para diagnosticar la escarlatina, además de detectar la presencia de la erupción, se encuentran:

  • Cultivo de garganta. El especialista tomará una muestra de la saliva de la garganta con un hisopo para examinarla y detectar la presencia de bacterias de estreptococos tipo A.
  • Exudado faríngeo. Para detectar de manera rápida el antídoto. Consiste en introducir un hisopo para tomar una muestra de la parte más profunda de la garganta y examinar la presencia de bacterias.
Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento - Tratamiento de la escarlatina

Complicaciones de la escarlatina

La escarlatina, si no es atendida a tiempo y tratada con los medicamentos correctos, puede llegar a producir complicaciones a la salud de la persona. Algunos de los riesgos de la escarlatina son:

  • Fiebre reumática, condición inflamatoria que puede llegar a afectar el corazón, las articulaciones, el cerebro la piel.
  • Inflamación de los riñones.
  • Otitis media.
  • Infección de la piel.
  • Artritis.
  • Neumonía.
  • Abscesos en la garganta.
  • Problemas óseos.
  • Daño hepático.
  • Infección sinusal.
  • Meningitis.
  • Inflamación de ganglios linfáticos.
Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento - Complicaciones de la escarlatina

Cómo prevenir la escarlatina

La mejor manera de prevenir la escarlatina y cualquier otra enfermedad infecciosa es a través de una higiene adecuada. La recomendación más importante es lavarse las manos constantemente para evitar la proliferación de bacterias en las mismas. Las bacterias pueden ser fácilmente conducidas a través de las manos a cualquier otra parte del cuerpo como la nariz o la boca, entrando de esta manera al organismo. De igual modo es importante hacer caso a estos consejos para prevenir la escarlatina:

  • No comparta cubiertos con terceros.
  • No tome ningún líquido del vaso de otra persona.
  • Si alguien posiblemente contaminado tose o estornuda cerca de usted, lávese las manos inmediatamente.
  • No bese en la boca a una persona con escarlatina.
  • No comparta toallas, ropa de cama ni ninguna otra prenda con una persona infectada.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento
1 de 5
Escarlatina: contagio, síntomas y tratamiento

Volver arriba