Compartir

Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento

Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento

El esguince de muñeca es una de las lesiones que pueden tener lugar con más frecuencia, especialmente en personas que realizan algún deporte o en niños que pueden caerse jugando. Se trata de una afección de fácil diagnóstico en los ligamentos que se encuentran en la muñeca, la parte que une la mano con el antebrazo. A pesar de esto, existe el riesgo de que la persona que lo sufre no buque un tratamiento, puesto que los síntomas que manifiesta no son muy intensos, lo que puede derivar en un daño crónico. Con el fin de evitar esto, en ONsalus te explicamos cuáles son los síntomas del esguince de muñeca así como los tratamientos más habituales que suelen aplicarse ante esta lesión.

También te puede interesar: Muñeca abierta: síntomas y tratamiento

Síntomas del esguince de muñeca

El esguince de muñeca se caracteriza por tener unos síntomas claros que suelen aparece de forma rápida tras la lesión. No obstante, es probable que si estamos realizando alguna actividad, no detectemos la lesión hasta pasado un rato, cuanto la inflamación aumenta y el dolor se vuelve más intenso. A pesar de ello, por lo general un esguince de muñeca no supone síntomas muy severos y en ningún caso supone un riesgo para la salud de quien lo padece, siempre y cuando se identifique y se lleven a cabo las medidas necesarias. Algunos de los síntomas más habituales del esguince de muñeca son:

  • Dolor en la muñeca que puede variar.
  • Dolor en la mano.
  • Inflamación de la mano como consecuencia de la lesión en el ligamento.
  • Hematomas que aparecen como consecuencia del golpe.
  • Pérdida de movilidad por la inflamación y el dolor.
  • Sensación de calor en la articulación.
  • Entumecimiento en la mano y muñeca.

Tipos de esguince

Los esguinces pueden diferenciarse en función de la gravedad de los daños que se hayan producido en la lesión. Podemos dividir el esguince en tres grados:

  • Esguince de grado uno. Los ligamentos se ven distendidos pero no se produce una rotura, sino que solo se desgarran algunas fibras. Por ello, la persona puede realizar movimientos completos y no presenta un dolor intenso, sino más bien ligero, así como una ligera inflamación.
  • Esguince de grado dos. Se produce una rotura parcial del tejido de los ligamentos. El dolor es moderado y la inflamación puede apreciarse más fácilmente. La persona afectada experimenta movimientos más limitados y también puede ser visible un hematoma de la zona dañada.
  • Esguince de tercer grado. Los ligamentos se rompen por completo, y como consecuencia la persona experimenta un dolor intenso, con un fuerte hinchazón, deformidad y una imposibilidad para mover la mano.
Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento - Tipos de esguince

Causas del esguince de muñeca

Las causas por las que se puede producir un esguince de muñeca son variadas, pero por lo general, suele ser consecuencia de alguna caída, torceduras o contusiones que pueden llegar a desplazar la articulación de su posición normal. Como resultado, los ligamentos que mantienen la articulación de la muñeca pueden distenderse o romperse. Las causas del esguince de rodilla suelen ser:

  • Movimientos bruscos y excesivos. Es el más común cuando el esguince se produce realizando deporte o un ejercicio físico en el que la persona cae y apoya su mano ejerciendo más presión de la que puede soportar la articulación.
  • Contusiones en la articulación de la muñeca. Se produce un golpe directo sobre la muñeca que provoca los daños.

Diagnóstico del esguince de muñeca

El esguince de muñeca tiene fácil diagnóstico y este puede detectarse rápidamente acudiendo a un centro médico. El médico observará la muñeca con el fin de detectar problemas de movilidad, evaluar la intensidad del dolor y el grado de hinchazón que el paciente presenta. También se podrá realizar una radiografía de la zona si fuera necesario para descartar cualquier rotura ósea. Además, también puede realizarse una resonancia magnética en caso de sospechar que puede haberse dañado otras partes de la mano.

Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento - Diagnóstico del esguince de muñeca

Tratamiento del esguince de rodilla

El tratamiento se centrará en reducir el dolor y la inflamación durante los primeros días. En función del grado del esguince, el tratamiento variará, aunque por lo general se suelen llevar a cabo los mismos procedimientos:

  • Aplicación de hielo. Lo primero que podemos hacer cuando sufrimos una lesión como el esguince de muñeca es aplicar un poco de hielo e la zona dañada para reducir la hinchazón de la zona. El tratamiento fisioterapéutico mediante el uso de frío se conoce como crioterapia, y suele ser utilizado en estos casos.
  • Inmovilización de la zona. A pesar de que en los esguinces de grado 1 y 2 la movilización total de la zona afectada no es necesaria, en el tercer grado se suele inmovilizar hasta que se consigue rebajar un poco la inflamación.
  • Compresión. Ejercer presión controlada sobre la zona afectada con una venda elástica con el fin de estimular el flujo sanguíneo evitando que se produzca una inflamación mayor.
  • Compresas calientes. Aplicar calor una vez la inflamación ha disminuido también resulta eficaz
  • Fisioterapia. Es posible que, en algunos casos, el médico recomiende acudir a un fisioterapeuta para realizar unas cuantas sesiones. Este tratamiento está enfocado a fortalecer la muñeca mediante ejercicios que, además, también ayudan a aliviar el dolor.
  • Cirugía. En algunos casos será necesario la realización de cirugía para reparar desgarros o incluso reemplazar un ligamento dañado.
Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento - Tratamiento del esguince de rodilla

Cuándo acudir el médico

En la mayoría de los casos, el esguince de muñeca no supone un riesgo para la persona que lo sufre y no suelen haber complicaciones. Sin embargo, es importante que se visite al médico cuando se sospecha de que se ha producido daño en la zona. Además, es necesario acudir al médico si de detectan estos síntomas tras la lesión:

  • Fiebre.
  • Magulladuras, inflamación o dolor que no mejoran.
  • Sensación de frío en la muñeca o esta adquiere un color azul.
  • La piel de la muñeca está muy inflamada o tensa.
  • Dificultad para mover la mano, los dedos o la muñeca.
  • La zona dañada se entumece, adquiere un color rojo o se siente hormigueo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento
1 de 4
Esguince de muñeca: síntomas y tratamiento

Volver arriba