Compartir

Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento

Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. 27 abril 2017
Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento

La columna vertebral es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, debido a que ella se encarga de soportar todo el peso de nuestro tronco, brazos y piernas para ser llevado a las piernas. Además, protege la médula espinal, la cual es la proyección de nuestros nervios desde el cerebro hacia las extremidades y órganos distantes de la cabeza. Esto hace que las lesiones que se localizan en la columna se consideren como delicadas debido a la posibilidad de producir daños importantes en muchas partes del cuerpo. Entre estas lesiones, está la espondilosis cervical, una condición que afecta a una buena proporción de la población. En este artículo de ONsalus, te explicaremos los síntomas y el tratamiento de la espondilosis cervical para que tomes precaución de las situaciones que pueden producir esta afección y sepas identificar sus primeros síntomas.

Qué es la espondilosis cervical

Cada una de las vértebras de nuestra columna está separada de la siguiente por una estructura cartilaginosa llamada disco intervertebral, la cual le proporciona a la columna movilidad y amortiguación para el peso del cuerpo y acciones como caminar. El término espondilosis cervical se refiere a una degeneración progresiva de estos discos, por lo cual con el paso del tiempo, la columna empieza a perder su función correcta.

Causas de la espondilosis cervical

La espondilosis cervical puede ocurrir por dos mecanismos principales. El primero de ellos es la degeneración del disco intervertebral, lo cual se puede deber a alguno de los siguientes motivos:

  • Alteración de la composición del disco, producto del paso de los años con lo que ocurre una deshidratación y disminución de la vascularización en el disco.
  • Por una sobrecarga mecánica constante debido a pesos excesivos o posturas inadecuadas que se prolongan por un tiempo considerable, o por un traumatismo que produce un daño agudo en el disco. Puede estar vinculado a la profesión del afectado.
  • La predisposición genética juega un factor importante, siendo más probable en descendientes de quienes la padecen o quienes tiene malformaciones cervicales congénitas.

El segundo mecanismo es la formación de una hernia discal, lo cual es una proyección del núcleo blando del disco hacia la parte de atrás. Se debe a un desgarro en la parte externa del disco debido, por lo general, a la deshidratación del núcleo. Esto hace que con el paso del tiempo el disco se abra y el contenido del disco se proyecte hacia afuera.

Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento - Causas de la espondilosis cervical

Síntomas de la espondilosis cervical

Debido al carácter crónico de la espondilosis cervical, por lo general los síntomas son progresivos, apareciendo primero algunos que con el paso del tiempo van empeorando y producen otros síntomas. El más característico es el dolor en la región cervical, que puede empeorar después de hacer movimientos de levantarse o sentarse, al estornudar, mover el cuello o caminar.

Con el paso del tiempo, se puede producir rigidez en el cuello y debido a la compresión de la médula espinal, por la presencia de crecimientos óseos en la médula o a la mala posición de los discos, puede haber síntomas como dolor y pérdida de fuerza, sensibilidad y habilidad en los miembros superiores o inferiores y, por lo tanto, entorpecimiento de la marcha, pérdida del equilibrio y del control de esfínteres.

Diagnóstico de la espondilosis cervical

Cuando un médico nota los síntomas de dolor cervical que empeora al momento de hacer movimientos del cuello, así como la posible afección de los miembros superiores o inferiores, puede empezar a sospechar de una espondilosis cervical.

Por lo general, el diagnóstico se concluye con la ayuda de una radiografía cervical para verificar la degeneración de los discos, la mala posición de las vértebras, la presencia de hernias discales o la formación de excrecencias óseas en las vértebras. Estas lesiones son mucho más apreciables en tomografías computarizadas y resonancias magnéticas que en radiografías convencionales, siendo la resonancia el estudio que proporciona mayor cantidad de información.

Tratamiento de la espondilosis cervical

El tratamiento de la espondilosis cervical va a depender de la gravedad del caso. Los casos menos complicados pueden ser controlados con la corrección de la situación que produjo la condición, como por ejemplo corrección de postura. Es necesario corregir la posición de la columna cervical implementando un collarín cuando sea necesario y durmiendo con varias almohadas para alinear al columna. En el siguiente artículo mostramos algunos trucos de ayuda para mejorar la postura corporal.

La fisioterapia puede ser muy favorable, ya que le puede dar movilidad a la columna y fuerza a los músculos del cuello. La acupuntura, masajes y la manipulación de la columna ayudan a aliviar los síntomas. Cuando sea necesario, se pueden recetar analgésicos o relajantes musculares.

Cuando hay síntomas que hagan pensar en una compresión de la médula espinal, se debe valorar realizar un procedimiento quirúrgico para corregir la espondilosis cervical. Este procedimiento consiste en la extirpación del disco o de la porción ósea sobrecrecida, después de lo cual se fijan las dos vértebras, que estaban separadas por el disco eliminado, mediante hueso extraído de otra parte del cuerpo o placas de titanio, manteniendo el espacio que debe existir entre una vértebra y la otra.

Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento - Tratamiento de la espondilosis cervical

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento
1 de 3
Espondilosis cervical: síntomas y tratamiento

Volver arriba