Compartir

Esquizofrenia infantil: síntomas y causas

Por Melanie Re. 24 febrero 2017
Esquizofrenia infantil: síntomas y causas

Generalmente los síntomas de esquizofrenia se hacen evidentes después de la adolescencia, por lo que este trastorno en niños es bastante raro, aunque es de las enfermedades mentales más frecuentes en la infancia y al igual que en los casos en adultos, se caracteriza por la distorsión de la realidad, pensamientos confusos y emociones cambiantes, impactando en una etapa temprana de edad su conducta y desarrollo.

Si bien es un trastorno que puede presentarse sin importar el sexo, en niños suele ser más evidente a una edad más temprana que en niñas, con una diferencia de 5 años aproximadamente; sin embargo, el desarrollo de esquizofrenia depende también de la predisposición del paciente.

Es importante que la situación sea analizada por un especialista y no confundir conductas normales de la infancia, como creer en amigos imaginarios o pensamientos mágicos, ya que este trastorno mental no es curable y debe ser tratado por el resto de la vida. Si necesitas más información respecto a la esquizofrenia infantil: síntomas y causas, en este artículo de ONsalus te la proporcionamos.

También te puede interesar: Tipos de esquizofrenia y sus características

Síntomas de esquizofrenia infantil

Cuando la esquizofrenia se presenta a una edad muy temprana es difícil poder distinguir los primeros indicios de dicha enfermedad, ya que puede abarcar retrasos en el habla, al caminar y cambios de conducta, síntomas que son muy similares a los provocados por otros trastornos entre los que encontramos la depresión, el autismo y la bipolaridad. Por otro lado, también puede que sea una fase del desarrollo del niño. Es con el paso del tiempo que la sintomatología se hace más evidente, puesto que es una enfermedad progresiva, y los principales síntomas de esquizofrenia que aparecen son:

  • Alucinaciones, incluye oír o ver cosas o personas que nadie más puede, no existen.
  • Delirios, es decir, hay una distorsión de la realidad con argumentos ilógicos, por ejemplo puede asegurar que está siendo perseguido, vigilado o que todos hablan de él.
  • Se vuelve retraído, aislándose de los demás.
  • Exageración de las emociones o comportamiento, pudiendo incluso resultar violento o deprimirse fácilmente.
  • Ansiedad y miedo constante.
  • Pensamientos confusos, comúnmente para separar los sueños de la realidad.
  • Problemas para comunicarse, puede haber confusión de las palabras o las repite o las ideas las expresa fragmentadas.
  • Reducción de la capacidad para cuidar de sí mismo, empezando por los hábitos de higiene personal.
  • Disminución del rendimiento escolar.
  • Catalepsia, consiste en la parálisis corporal repentina y muchas veces no se perciben los signos vitales. Sin embargo, es más propio de cuadros graves de la enfermedad.
Esquizofrenia infantil: síntomas y causas - Síntomas de esquizofrenia infantil

Causas de esquizofrenia en niños

Porqué se produce la esquizofrenia aún se desconoce, aún menos los casos en los que se da en la infancia, algo que no es nada común y que ocurra durante la infancia no es común. No obstante, aunque no se sepa por qué en algunos casos aparece a una edad más temprana que otros, sí que existen algunos factores que pueden estar relacionados con el origen de esta alteración en el cerebro, entre ellos:

  • Historia familiar: La mayoría de los pacientes con esquizofrenia tienen algún antecedente familiar con esta enfermedad mental, por lo que se considera que existe la probabilidad de heredar las mutaciones de los genes involucrados con el trastorno. No obstante, este factor solo aumenta la posibilidad de padecer esquizofrenia, pero no significa que se desarrolle en todos los casos, incluso pueden pasar varias generaciones sin expresarse, ya que también depende del resto de la carga genética y de la relación sanguínea que se tenga con el familiar con esta enfermedad mental. En el siguiente artículo de ONsalus respondemos a la pregunta de si la esquizofrenia es hereditaria.
  • Variaciones genéticas: Las mutaciones espontaneas en ciertos genes involucrados con la función cerebral es el segundo factor más importante en la producción de esquizofrenia infantil. Estas alteraciones pueden no estar relacionadas con situaciones específicas, puesto que de embarazos saludables y sin antecedentes de la enfermedad puede resultar un niño que desarrolle este trastorno.
  • Problemas durante la gestación: Un mal desarrollo del cerebro y sus funciones en el feto a causa infecciones o alguna otra situación durante el embarazo, e incluso por complicaciones en el parto, es otro de los factores de riesgo de esquizofrenia en niños.
  • Alteraciones bioquímicas en el cerebro: Especialmente en los neurotransmisores, que tienen la función de conectar los distintos estímulos entre las neuronas, entre ellos lo que se siente y se visualiza, y al no haber una correcta comunicación la información que se transmite se distorsiona de lo que realmente es, produciendo los síntomas característicos de la esquizofrenia.
Esquizofrenia infantil: síntomas y causas - Causas de esquizofrenia en niños

Tratamiento y medicación de la esquizofrenia infantil

Determinar correctamente casos de esquizofrenia en niños es difícil, incluso algunos especialistas prefieren reservar su diagnóstico un tiempo hasta que los síntomas se hagan más evidentes, que puede ser varios años después. Al no existir una prueba definitiva, se sigue una serie de criterios psicológicos y médicos para diagnosticar esquizofrenia, que está integrado por el análisis de los síntomas, el tiempo desde que se hicieron presentes y que tan persistentes son en un determinado periodo, frecuentemente se vigila por 6 meses. Por otro lado, se hacen pruebas como tomografías y análisis de sangre para descartar otras enfermedades generales y mentales o la alteración por alguna sustancia nociva.

Al ser una enfermedad que no tiene cura, el tratamiento consiste en mantener controlados los síntomas y que el niño pueda tener una buena calidad de vida. En general se siguen las mismas medidas que en casos de esquizofrenia en adultos, debido a la falta de información en infantes, pero por presentarse a una edad muy temprana es frecuente que se necesite el apoyo de varios especialistas además del pediatra para vigilar problemas de lenguaje o de integración social, por ejemplo.

El tratamiento base para la esquizofrenia infantil es la medicación con antipsicóticos para equilibrar las funciones químicas cerebrales y suele utilizarse los mismos que en adultos; sin embargo, la mayoría de estos no son específicos para niños y debe tomarse en cuenta las ventajas y desventajas de su uso. Por este motivo, la automedicación está prohibida y se debe seguir la dosis y tipo de antipsicótico que el profesional indique para el infante con esquizofrenia.

Por otro lado, el tratamiento con psicoterapia es fundamental para que el niño entienda y aprenda a manejar los síntomas de la mejor manera, además del estrés que le puede causar la enfermedad y para ayudarle a relacionarse con las personas que lo rodean, lo que le favorece en el ámbito escolar y familiar. Existen varios tipos de terapia que pueden beneficiarle para disminuir los síntomas y será el especialista el único que puede guiarlo en estas, ya sea de manera individual o en terapia familiar.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Esquizofrenia infantil: síntomas y causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales.

Escribir comentario sobre Esquizofrenia infantil: síntomas y causas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Esquizofrenia infantil: síntomas y causas
1 de 3
Esquizofrenia infantil: síntomas y causas

Volver arriba