Compartir

Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo

Por Natalia Ferrer, Periodista especializada en salud. Actualizado: 11 abril 2018
Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo

El ácido fólico o vitamina B9 es un nutriente básico durante la gestación, pues su consumo favorece la formación de los tejidos del embrión y ayuda a prevenir importantes malformaciones en el feto. Sin embargo una reciente investigación ha revelado el lado oscuro de excederse en la ingesta de este nutriente, apuntando que las mujeres que ingieren ácido fólico en abundancia durante la gestación presentan el doble de posibilidades de tener un bebé con autismo que quienes cuentan con niveles adecuados de este nutriente.

Algo similar se encontró con la vitamina B12, apuntando que las madres con exceso de este nutriente triplican la posibilidad de que su bebé padezca un trastorno del espectro autista. Descubre todos los detalles de esta interesante investigación en este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Cómo calmar a un bebé con ansiedad

Las distintas causas del autismo

En las últimas décadas el creciente número de casos de niños con trastornos del espectro autista o TEA por sus siglas, ha impulsado a estudiar los factores que determinan esta condición. Aunque los especialistas siguen sin poder decir de forma clara cuáles son las causas del autismo, sabemos que se trata de una condición multifactorial en la que intervienen:

  • Factores genéticos, como la inhibición del gen de la neuroliginina NL1. Se cree que hay otros genes involucrados por lo que la investigación continúa.
  • Alteraciones neurológicas especialmente en las zonas implicadas con el aprendizaje y la conducta.
  • Alteraciones en neurotransmisores como la serotonina y el triptofano, así como la exposición a determinadas sustancias durante la gestación que podrían crear problemas en el desarrollo neuronal del feto.

Se sabe que las alteraciones en el desarrollo del feto durante el embarazo pueden ser un detonante importante en la aparición de esta condición, e incluso algo tan inocente como el consumo excesivo de vitaminas podría incrementar la posibilidad de la aparición de trastornos del espectro autista.

Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo - Las distintas causas del autismo

El estudio publicado por la Universidad John Hopkins

La Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad John Hopkins, ubicada en Baltimore, Estados Unidos, publicó recientemente una investigación en la que se sugiere que el consumo excesivo de ácido fólico durante el embarazo duplica el riesgo de que el bebé padezca autismo. También descubrieron que cuando se cuenta con un exceso de vitamina B12 el riesgo se triplica, mientras que si la madre tiene altos ambos nutrientes entonces cuenta con 17,6 veces más posibilidades de que su hijo padezca TEA.

Para esta investigación se estudiaron los datos de 1.391 mujeres y niños nacidos en la ciudad de Boston entre 1998 y 2013. De esta muestra 140 embarazadas presentaban un nivel elevado de ácido fólico con 4 veces más cantidad de la recomendada por la OMS, y 83 una alta presencia de vitamina B12. Con el seguimiento a través de los años 107 de los niños de estas mujeres desarrollaron trastornos del espectro autista, lo que alertó a los investigadores acerca de la relación entre el exceso de estas vitaminas y sus posibles efectos sobre el feto.

La Organización Mundial de la Salud establece que la cantidad de ácido fólico durante el primer trimestre de embarazo debe ser de entre 13,5 y 45,3 nanomoles por litro, mientras que en el caso de la vitamina B12 no hay límites fijados aún.

La investigación sirve para alertar que el exceso de ácido fólico puede ser tan perjudicial para el bebé como la carencia de este nutriente, pudiendo afectar el desarrollo neuronal del feto y conducir a TEA. De este modo se debe vigilar su consumo para mantenerlo en los niveles adecuados durante la gestación.

Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo - El estudio publicado por la Universidad John Hopkins

¿Por qué se presenta este exceso de ácido fólico y vitamina B12?

Una de las interrogantes que abre este estudio es por qué estas mujeres presentaron niveles tan elevados de ácido fólico y vitamina B12 durante el embarazo. Algunas de las teorías a las que se apuntan son:

  • Consumo de suplementos de ácido fólico en combinación con multivitamínicos con vitamina B12 durante todo el embarazo. A esto se suma la ingesta de alimentos fortificados con ambos nutrientes, lo que podría explicar el exceso en el organismo.
  • Una mayor capacidad del organismo para absorber estos nutrientes, lo que explica por qué los niveles son tan altos en algunas mujeres y en otras no a pesar de consumir suplementos y llevar una dieta similar.
  • La combinación de ambos factores.

Este estudio apunta a la necesidad de investigar más acerca de los factores que producen esta acumulación excesiva de vitaminas en el organismo.

¿Tengo que dejar de consumir ácido fólico en el embarazo?

¡NO! El ácido fólico es un suplemento básico en el embarazo, su ingesta previene entre 50 y 70% las malformaciones en el tubo neural y es muy importante para el correcto desarrollo del feto. Los ginecólogos recomiendan la ingesta de suplementos de ácido fólico a mujeres que buscan quedar embarazadas y también durante el primer trimestre de embarazo, por lo que no debemos pasar por alto esta recomendación.

Sin embargo esta investigación nos alerta acerca de los peligros de ingerir vitaminas en exceso y sin supervisión médica, como suele ocurrir en muchos casos durante la gestación. Por eso es importante:

  • Seguir la recomendación de tu médico en cuanto a las cantidades de ácido fólico que debes consumir al día. No te excedas ni tomes una dosis mayor.
  • Normalmente el ácido fólico se toma antes de quedar embarazada, cuando estamos planeando la gestación y durante el primer trimestre del embarazo. No prolongues su consumo a menos que tu médico te lo indique.
  • No excedas la dosis diaria de 1.000 mg de ácido fólico a menos que tu médico te lo indique. Además de los suplementos, los alimentos que ingerimos también cuentan con vitamina B9 y no es conveniente consumirla de más.
  • No tomes suplementos vitamínicos a menos que tu médico te lo indique. Si los mismos contienen ácido fólico, consulta a tu ginecólogo acerca de las cantidades que estás consumiendo de este nutriente para asegurarte de que no son excesivas.
  • Habla con tu ginecólogo acerca de cualquier duda que te surja referente a tu nutrición durante el embarazo o el consumo de suplementos. Nadie mejor que un especialista para aclarar tus preocupaciones.
Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo - ¿Tengo que dejar de consumir ácido fólico en el embarazo?

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo
1 de 4
Exceso de ácido fólico aumenta el riesgo de que tu bebé tenga autismo

Volver arriba