Falta de deseo sexual durante el embarazo

Falta de deseo sexual durante el embarazo

Durante el embarazo puedes experimentar una gran cantidad de cambios tantos a nivel físico como emocional y estos pueden variar en cada mujer. Estas alteraciones pueden afectar de diferentes modos a tu pareja y la relación con ella, ya que es posible que sufras de una gran falta de deseo sexual durante el embarazo. Aunque esto se trate de una situación temporal por la que puedes pasar, podría llegar a generar ciertas discusiones con tu pareja, puesto que, si bien puede disminuir en gran medida tus ganas de tener relaciones sexuales, también pueden desaparecer completamente.

Es muy probable que esta falta de deseo sexual durante tu embarazo se deba al gran cambio hormonal que experimentas y por los primeros síntomas como el cansancio y las náuseas. Esto genera que no tengas ánimos para tener relaciones, como ocurre en gran parte de las mujeres, y, esta situación, puede acentuarse en el tercer trimestre, cerca de la fecha del parto. Si bien es algo normal, en ONsalus queremos que conozcas más sobre la falta de deseo sexual durante el embarazo.

¿Es totalmente normal perder el deseo sexual?

Todas las mujeres son diferentes y transcurren el embarazo de diversas formas. Sin embargo, casi todas las que se encuentran esperando un bebé, experimentan varias etapas, las cuales suelen estar asociadas al crecimiento del feto y las numerosas alteraciones hormonales.

Que sufras de falta de deseo sexual durante el embarazo es muy común y totalmente normal, principalmente durante el primer trimestre en el cual las náuseas y el cansancio predominan. Sin embargo, es posible que incremente tu deseo sexual a partir del tercer mes en el cual esos síntomas suelen desaparecer.

En este artículo puedes consultar los primeros síntomas del embarazo.

¿El hombre también puede experimentar la falta de deseo sexual?

Durante tu embarazo y frente a los numerosos cambios que experimentas, tu pareja también se ve afectada por los mismos, aunque quizás no de la misma forma. Generalmente, existen dos perspectivas diferentes con respecto al embarazo: para ti podría ser un momento sublime y celestial, mientras que en tu pareja comienzan a aparecer los sentimientos de responsabilidad y planificación de la familia.

Estos cambios que suele experimentar tu pareja también pueden generar una falta de deseo sexual durante el embarazo. Aunque quizás pienses que es por tu cambio físico, los hombres suelen perder las ganas de hacer el amor principalmente por miedo y, como comienzan a tener más sentido de la responsabilidad, evitan poner en riesgo a la mujer y al niño.

Sin embargo, para que tanto tu pareja y como tú evitéis estas ausencias de tener relaciones sexuales, es importante que mantengáis siempre una buena comunicación y os informéis en todos los aspectos.

El sexo durante el embarazo

Primero de todo es necesario que sepas que mantener relaciones sexuales durante el embarazo no provoca ningún tipo de daño al bebé. Esto se debe a que el feto se encuentra protegido por una pared muscular de tu útero y por la bolsa de líquido amniótico, además de que el tapón mucoso se encarga de cerrar la entrada al cuello del útero para impedir que el semen llegue hasta ese lugar.

Por otra parte, es importante que tengas conocimiento de que los orgasmos no te pueden adelantar el parto, como muchas personas piensan. Las contracciones que se dan en el útero son suaves y muy diferentes a las que la mujer experimenta cuando da a luz. Sin embargo, esto te podría facilitar el parto cuando llegue el momento, por este motivo, está totalmente permitido que tengas relaciones sexuales hasta el final del embarazo.

Al tener sexo durante el embarazo, tal vez podrías pensar que no es necesario utilizar preservativo, sin embargo, existen varios factores que hacen que seguir usando condón sea lo más apropiado, ya que, en caso de que exista una enfermedad de transmisión sexual, no solamente se pone en riesgo tu salud, sino también la del niño.

Si bien, generalmente, no existe ningún tipo de inconveniente de seguir teniendo relaciones sexuales durante el embarazo, es importante que un médico te lo autorice y que tu embarazo se encuentre siempre controlado correctamente. Seguir teniendo sexo cuando estás esperando un hijo puede significar que tengas que recurrir a posturas diferentes a las habituales para que tu pareja y tú os encontréismás cómodos. De todas maneras, esto es algo que debes hablar con tu pareja y que busquéis la mejor solución para los dos.

Los principales cambios durante el embarazo

  • Durante la primera parte del embarazo es posible que te comiencen a aparecer los miedos y las inseguridades, al igual que a tu pareja. Es en el momento en el cual empiezas a sentir síntomas molestos como mucho cansancio y náuseas y con los cambios en el cuerpo que experimentas puedes llegar a sangrar un poco luego de tener relaciones sexuales, aunque no implica ningún riesgo para el feto.
  • En el segundo trimestre, normalmente, empiezan a desaparecer tus temores y los malestares que podrías sufrir, lo que hace que resurja tu deseo sexual. Es entonces cuando tu pareja y tú tienen que irse acostumbrando a los cambios corporales a la hora de hacer el amor, y es común que sientas contracciones durante el orgasmo.
  • La última etapa del embarazo suele traer en tu pareja y en ti una mezcla de numerosos sentimientos como ansiedad, nervios y felicidad, lo que les puede tanto favorecer en las ganas de encuentros amorosos como que exista una gran falta de deseo sexual. Sin embargo, durante el tercer trimestre, el semen y los orgasmos pueden ayudarte significativamente en el inicio del parto.

Te recomendamos este artículo acerca de los 10 mitos sobre el embarazo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Falta de deseo sexual durante el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.