Compartir

Fibrilación auricular: causas y tratamiento

Fibrilación auricular: causas y tratamiento

La fibrilación auricular es un trastorno cardíaco muy común que se encuentra categorizado en la sección de arritmias, es decir, que se caracteriza por provocar que los latidos del corazón se encuentren desorganizados y descoordinados, lo que significa que el ritmo cardíaco es irregular y rápido.

Esta alteración de la conductividad normal del corazón sucede cuando las aurículas no se contraen de manera adecuada y los ventrículos lo hacen de forma irregular y con una velocidad acelerada, haciendo que este órgano no funcione de manera correcta y, generalmente, es asociado a una patología de la válvula mitral. Dicha alteración puede generar complicaciones cardiovasculares importantes, por lo que es indispensable visitar a un especialista si se sabe o sospecha que se está atravesando por una arritmia.

Si no conoces mucho sobre esta alteración, en ONsalus te brindamos toda la información sobre fibrilación auricular: causas y tratamiento.

También te puede interesar: Taquicardia: síntomas, causas y tratamiento

Fibrilación auricular: causas

Cuando el músculo cardíaco funciona correctamente, las cuatro cámaras que contiene se contraen de manera regular. En este proceso, unas señales eléctricas conocidas como nódulo sinusal o sinoauricular le marcan al corazón la cantidad de sangre adecuada que debe bombear según las necesidades del cuerpo.

En las personas que sufren fibrilación auricular, el impulso eléctrico existente en el corazón es irregular debido a que el nódulo sinoauricular no se encarga de controlar el ritmo cardíaco. Además, las diversas partes que forman el músculo cardíaco no pueden contraerse con un patrón coordinado, lo que causa que el corazón no pueda bombear la cantidad de sangre que el cuerpo necesita.

Si bien este trastorno puede afectar a cualquier persona, incluso en quienes tienen buenos hábitos y con una condición de salud adecuada, se vuelve más común con la edad, y entre las causas más frecuentes de la fibrilación auricular se destacan las siguientes:

  • Hipertensión.
  • Consumo de ciertos fármacos.
  • Hipertiroidismo.
  • Diabetes.
  • El alcoholismo.
  • Quienes hayan sufrido de trastornos tales como insuficiencia cardíaca, ataques al corazón, arteriopatía coronaria, pericarditis o síndrome de seno enfermo.

Principales síntomas de fibrilación auricular

Es muy probable que el paciente no sea consciente de que el corazón le está funcionando con un patrón de latidos anormales, debido a que puede cursar de forma asintomática. Es por este motivo que es indispensable prestar atención a cualquier alteración que pueda tener el organismo y consultar con un especialista si aparece algún síntoma, los cuales pueden comenzar o parar de manera repentina, debido a que la fibrilación auricular también puede empezar o detenerse espontáneamente.

Entre los síntomas de la fibrilación auricular más comunes se encuentran:

  • Fatiga.
  • Desmayos.
  • Vértigo.
  • Mareo.
  • Dificultad para respirar con normalidad.
  • Pérdida de la capacidad para realizar ejercicio.
  • Palpitaciones, lo que puede hacer que se sientan los latidos de manera táctil y un pulso acelerado, irregular, lento o rápido que puede causar agitación.
Fibrilación auricular: causas y tratamiento - Principales síntomas de fibrilación auricular

Fibrilación auricular: tratamiento

El tratamiento de la fibrilación auricular tiene como fin único hacer que el corazón vuelva a su ritmo normal lo antes posible. Para ello, existen dos formas: los electrochoques al corazón y la utilización de medicamentos que se administran de forma intravenosa.

Ambos tratamientos pueden realizarse frente a urgencias o se puede planear con anticipación si el paciente se encuentra consumiendo fármacos por vía oral de manera diaria. Estos últimos son indispensables para disminuir los latidos cardíacos irregulares, por lo que se pueden incluir digoxina, bloqueadores de los canales de calcio y betabloqueadores.

También, la medicación habitual es importante para impedir una reaparición de una fibrilación auricular; sin embargo, aunque suelen ser muy efectivos en la mayoría de las personas, en algunos casos pueden presentarse efectos secundarios importantes o es posible que, de igual forma, reaparezca la fibrilación auricular.

El profesional también podría recetar anticoagulantes para disminuir el riesgo de que se formen coágulos y empeoren el cuadro clínico, además de antiplaquetarios u optar por un procedimiento conocido como ablación por radiofrecuencia, el cual se encarga de evitar que las señales eléctricas anormales que provocan la fibrilación auricular se trasladen a través del corazón.

Posibles complicaciones de la fibrilación auricular

Aunque en general la fibrilación auricular no representa una condición de gravedad, sobre todo si se sigue un control con el especialista, existen algunas complicaciones que podrían surgir por un mal tratamiento o si no se presentaron síntomas hasta ese momento.

La complicación por fibrilación auricular más frecuente es el infarto cerebral, debido a que la contracción irregular de la aurícula puede provocar la formación de coágulos sanguíneos, los cuales podrían desprenderse y viajar a través del torrente sanguíneo hacia diferentes partes del organismo, especialmente el cerebro por la cercanía de los vasos sanguíneos en esa dirección, por lo que puede bloquear el flujo de sangre a este órgano. Es una condición de emergencia médica por las secuelas neurológicas permanentes que puede dejar, por lo que debe ser atendida de inmediatamente.

Por otra parte, cuando este trastorno de ritmo cardíaco irregular y rápido se prolonga por un largo tiempo, puede forzar el funcionamiento del músculo cardíaco y debilitarlo, causando una cardiomiopatía. Esto produce un daño en la elasticidad de las paredes del corazón, dando como resultado que el bombeo de sangre disminuya y que avance a una insuficiencia cardíaca.

Fibrilación auricular: causas y tratamiento - Posibles complicaciones de la fibrilación auricular

Cuidados en caso de fibrilación auricular

Si bien la mejor manera para controlar la fibrilación auricular es bajo estricto tratamiento médico, se pueden seguir algunos cuidados para disminuir los riesgos de complicaciones y favorecer la condición, entre ellos:

  • Sigue una dieta adecuada, que se base en reducir o evitar todos los alimentos con colesterol, grasas saturadas, grasas trans.
  • Evita el consumo de bebidas alcohólicas y energizantes.
  • Reduce o evita fumar, ya que algunos de sus componentes funcionan como estimulantes y aceleran el ritmo cardiaco ya anormal.
  • Realiza ejercicio moderado, lo mejor es que un especialista recomiende la rutina más adecuada a tu condición.
  • Permanece en tu peso ideal.
  • Mantén bajo control otras enfermedades que padezcas, por ejemplo, hipertensión arterial, diabetes o colesterol y triglicéridos altos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Fibrilación auricular: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sangre, corazón y circulación.

Escribir comentario sobre Fibrilación auricular: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Fibrilación auricular: causas y tratamiento
1 de 3
Fibrilación auricular: causas y tratamiento

Volver arriba