Compartir

Fiebre tifoidea: contagio, síntomas y tratamiento

Valoración: 5.0 | 5 votos
Fiebre tifoidea: contagio, síntomas y tratamiento

La fiebre tifoidea, también llamada fiebre entérica, es ocasionada por la bacteria Salmonella entérica del serotipo typhi y aunque existen otros tipos de cepas, esta es la más común y la que produce mayores complicaciones. A nivel mundial, cada año se registran cerca de 21 millones de afectados por fiebre tifoidea y, aunque se obtienen buenos resultados si se trata a tiempo, de 200 mil a 600 mil casos aproximadamente resultan fatales.

Debido a los mecanismos que utiliza esta bacteria para ingresar al cuerpo humano, la fiebre tifoidea es más común en lugares en vías de desarrollo, donde la condición ambiental, el saneamiento y las infraestructuras higiénicas no suelen ser eficientes y de calidad. Siendo los niños mayores de 5 años y los adultos jóvenes los más frecuentes en contraer esta patología.

La fiebre entérica se distingue por la alta temperatura corporal que presenta en el paciente y es importante acudir al médico para diagnosticarla adecuadamente y se otorgue el tratamiento correspondiente. Por ello, en este artículo de ONsalus queremos informarte de todo con respecto a la fiebre tifoidea: contagio, síntomas y tratamiento.

    Índice
  1. Maneras de contagio de fiebre tifoidea
  2. Principales síntomas al desarrollar fiebre tifoidea
  3. Tratamientos para combatir la fiebre tifoidea
  • Maneras de contagio de fiebre tifoidea

    El ser humano es el único organismo natural que puede albergar en su interior a la bacteria S. typhi y es utilizado para seguir dispersándola en el ambiente, por lo que este microorganismo se puede mantener inactivo por mucho tiempo en cuerpos de agua y en comidas como marisco congelado o huevos.

    Por otro lado, para que una persona desarrolle fiebre entérica tendría que ser necesario la ingesta de mil a un millón de Salmonella entérica tipo typhi para infectar al organismo, también es importante el nivel de virulencia de la bacteria y el estado de salud de la persona.

    El éxito de contagio de la fiebre tifoidea se debe a los mecanismos por los que pueden ingresar las bacterias al cuerpo, principalmente a través de:

    • Consumo de agua contaminada: el agua se contamina al entrar en contacto con las heces fecales o, en menor medida, con la orina de una persona infectada. Si esta agua no tiene un proceso de purificación adecuado antes de consumirla o su almacenaje y manejo no fue correcto, es probable que las personas que la utilicen presenten fiebre tifoidea.
    • Ingesta de alimentos contaminados: la mala desinfección o cocción de los alimentos contaminados por S. typhi propician el contagio de fiebre tifoidea. Las bacterias pueden sobrevivir eficazmente en productos expuestos a aguas residuales o manipulados por una persona afectada, como la leche, el queso, huevos, carnes, mariscos y vegetales.
    • Falta de higiene personal: suele ser por comer o preparar alimentos sin lavarse adecuadamente las manos después de haber estado en contacto con heces fecales u orina contaminadas con S. typhi. Cabe destacar que es posible que una persona que recientemente ha padecido fiebre tifoidea siga desechando estas bacterias por un tiempo, por lo que sigue siendo una fuente de contagio.
    Maneras de contagio de fiebre tifoidea
  • Principales síntomas al desarrollar fiebre tifoidea

    Una vez que las bacterias han ingresado e infectado al organismo pueden pasar de 6 a 14 días para empezar a presentar una sintomatología, que a su vez dependerá del grado de infección, la edad y salud del paciente o si se aplicó alguna vacuna contra la fiebre tifoidea previamente.

    En general, los indicios de la fiebre tifoidea suelen aparecer gradualmente, pero no es raro que en niños sea súbito. Los síntomas de fiebre tifoidea que se pueden observar son:

    • Fiebre, alcanzando hasta una temperatura corporal de 40° a 40.5°.
    • Dolores de cabeza.
    • Dolor muscular, frecuentemente en el abdomen.
    • Manchas rosas, generalmente en el pecho y abdomen. Al inicio suelen tener una coloración blanquecina.
    • Tos y constipación nasal, principalmente en niños.
    • Pérdida del apetito.
    • Puede haber diarrea al inicio de la enfermedad y estreñimiento en las últimas etapas.
    • Nauseas y vomitos.
    • Piel reseca.
    • Escalofríos.
    • Hemorragia nasal.
    • Letargo.
    • Disminución del ritmo cardíaco, no más de 60 latidos por minuto.
    • Enrojecimiento de los ojos.
    • Alucinaciones.
    • Incremento del tamaño del bazo o hígado.
    • Inflamación de los ganglios linfáticos.
    Principales síntomas al desarrollar fiebre tifoidea
  • Tratamientos para combatir la fiebre tifoidea

    Existen vacunas que pueden utilizarse preventivamente contra la fiebre tifoidea, se les suele recomendar a las personas que viajen a lugares donde esta patología es endémica.

    Por otro lado, si presentas fiebre alta o algún otro síntoma de fiebre entérica, es necesario que visites al médico, sobre todo si estás en un lugar donde hay casos frecuentes de esta enfermedad. Iniciar un tratamiento a tiempo disminuye las complicaciones, como hemorragia o perforación intestinal, y resultados fatales.

    El tratamiento para la fiebre tifoidea consiste en el uso de antibióticos, comúnmente ampicilina y cloranfenicol, bajo las indicaciones del médico, ya que puede haber resistencia por parte de las bacterias a ciertos medicamentos y es necesario cambiarlos. A su vez, debe contrarrestarse la perdida de líquidos y evitar la deshidratación provocada por la fiebre y la diarrea, que dependiendo del estado del paciente puede administrarse la reposición vía oral o intravenoso. También es importante una alimentación adecuada, si la persona no puede comer será necesario suministrar los nutrientes por vía intravenosa. Cuando la fiebre tifoidea ha llegado a complicaciones se resolverá en función de las consideraciones del médico. En el caso de hemorragia intestinal suelen ser necesarias transfusiones sanguíneas.

    Tratamientos para combatir la fiebre tifoidea
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Fiebre tifoidea: contagio, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre fiebre tifoidea: contagio, síntomas y tratamiento
1 Opinión de Fiebre tifoidea: contagio, síntomas y tratamiento
Ericka comentó:
Muy buena información
Responde 00
Melanie respondió:
Hola Ericka! Nos alegramos que te haya gustado el artículo. Saludos
00