Compartir

Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal?

Por Irene Juste. Actualizado: 11 abril 2018
Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal?

Ser madre es una de las cosas que muchas mujeres buscan en algún momento de su vida y es un momento que cambia la vida y que nunca es igual, pudiendo cambiar mucho no solo de una mujer a otra, sino también de un embarazo a otro en la misma mujer. Es normal preocuparse por la salud, tanto del bebé como de la futura madre, y estar atentos a cualquier signo de que algo cambia o de que algo puede estar yendo mal en la gestación. Por ello, es necesario comentar todas las dudas e inquietudes con el ginecólogo.

Por ejemplo, son muchas las mujeres que estando embarazadas se dan cuenta de que tienen ganas de orinar muy frecuentes y se preocupan. Esta preocupación es comprensible teniendo en cuenta que esta sensación puede ser un síntoma de problemas en el sistema urinario, como la infección de orina, en cualquier persona. Por esto, en este artículo de ONsalus respondemos a todos los detalles entorno a la duda sobre las ganas de orinar constantes en el embarazo, como dudas sobre si es normal o no, si es un síntoma de que algo va mal y muchas preguntas más.

También te puede interesar: Escalofríos en el embarazo, ¿es normal?

¿Es normal tener ganas de orinar constantemente estando embarazada?

Ante esta duda la respuesta es clara: SÍ, las ganas de orinar constantes en el embarazo son algo normal. De hecho, es considerado uno de los primeros síntomas de embarazo que se pueden notar con facilidad. Así que, si de repente en los últimos días sientes ganas de orinar frecuentes puede que estés dentro de las 6 primeras semanas de embarazo, por lo que es recomendable que te hagas un test de embarazo y acudas al médico. Los motivos por los que hay sensación de ganas de orinar constantes en el embarazo son, principalmente, tres y están muy relacionadas entre ellas:

  • Cambios hormonales: al quedarte embarazada tu cuerpo empieza a tener cambios en las hormonas que produce, reduciendo o eliminando algunas y empezando a producir otras. Estos cambios hormonales provocan que haya un mayor flujo sanguíneo, haciendo que los riñones tengan que filtrar más cantidad de sangre en el mismo tiempo, lo que aumenta el volumen de la producción de orina.
  • Aumento del volumen de sangre: el incremento del flujo sanguíneo no solo viene producido por las hormonas, sino que además el cuerpo lo aumenta para poder desarrollar el embrión y llevar el embarazo a término. Este incremento es necesario para nutrir las células del bebé, tanto para hacer llegar nutrientes como oxígeno, y eliminar a la vez el dióxido de carbono y los residuos. Así, los riñones deben filtrar más sangre y producir más orina.
  • El útero crece: conforme el embrión se desarrolla, aumenta de tamaño y el útero debe hacer lo mismo. Al hacerlo, hay órganos de la madre que se recolocan, dejando espacio, y es normal sentir pesadez o presión en zonas como el estómago o la vejiga. Esto hace que la vejiga tenga menos espacio para llenarse, produciendo la necesidad de vaciarla con más frecuencia. Cuanto más avanzado está el embarazo, menos espacio le queda a la vejiga.
Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal? - ¿Es normal tener ganas de orinar constantemente estando embarazada?

Cada cuánto tiempo orina una embarazada

Una de las preguntas más comunes respecto a este aspecto de la gestación es cada cuánto orina una embarazada o cuántas veces orina una mujer embarazada, ya que son muchas las futuras mamás que quieren tener una referencia de este tipo para saber hasta qué punto es normal o bien, en su caso es demasiado frecuente o demasiado poco y así acudir al médico. Sin embargo, no es algo matemático, cada cuerpo es diferente y también según la fase del embarazo puede cambiar.

Es común que al principio se necesite ir al baño cada dos horas o incluso cada hora. Sin embargo, a veces, esto durante los primeros meses disminuye un poco y luego, en cuanto el bebé empieza a tener cierto tamaño, hacia la mitad de la gestación, vuelven a aumentar las ganas de hacer pis constantes, ya que la vejiga se ve más presionada. Cuando la gestación está bastante avanzada es común tener que ir al baño cada pocos minutos, por ejemplo cada cuarto de hora o cada media hora.

Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal? - Cada cuánto tiempo orina una embarazada

Qué hacer para orinar menos en el embarazo

Aunque, para la mayoría de las embarazadas, tener que ir al baño a orinar continuamente a lo largo del día es algo muy difícil de solucionar, sí que hay algunas cosas que se pueden hacer para orinar menos durante el embarazo:

  • Vaciar la vejiga del todo: hay que asegurarse que cada vez que se va al baño se vacía por completo la vejiga. La mejor forma de asegurarse es inclinarse hacia adelante ejerciendo una leve presión en el vientre y la vejiga.
  • No aguantarse las ganas de orinar: otro aspecto muy importante es que no hay que retener el pis, sino que hay que procurar ir al servicio en cuanto se empieza a notar la sensación de ganas de hacer pis. Esto es así porque el hecho de aguantar las ganas de hacer pis, hace que se acumule más orina y se dilate la vejiga, lo que terminará por también debilitar los músculos del suelo pélvico.
  • Evitar algunas bebidas: hay bebidas que pueden ser más diuréticas que el agua, como el té, el café, algunas infusiones, como la cola de caballo, la cerveza (aunque sea sin alcohol), etcétera, aunque algunas de estas bebidas no se deben tomar durante la gestación. De todos modos, es recomendable tomar infusiones diuréticas, por ejemplo, si se necesita aliviar la retención de líquidos, pero hay que tener presente que entonces se orinará más.
  • Hacer gimnasia: mantener una buena forma durante el embarazo es vital para la salud del bebé y de la madre, pero se debe hacer gimnasia para embarazadas o ejercicios aptos y preferiblemente guiados, asistiendo a clases. Algunos de los ejercicios más recomendados que te ayudarán con el problema de la vejiga y te ayudarán a evitar la incontinencia, son los específicos para el suelo pélvico.

Es muy importante tener presente que no se puede dejar de beber para orinar menos, la hidratación es necesaria para todo el mundo, pero es algo vital para el desarrollo del feto. Tan solo ten en cuenta los tipos de bebidas que tomas y las cantidades diarias. En estos casos, es muy recomendable comentar cada caso particular con el médico especialista, quién aconsejará lo mejor.

¿Orinar con frecuencia en el embarazo puede ser síntoma de problemas?

También hay quienes no solo necesitan vaciar la vejiga con frecuencia, sino que también se dan cuenta de que orinan poca cantidad, algo que concuerda con los síntomas de algunos problemas urinarios que puede padecer cualquier persona, estando gestante o no. Por ello, es en estos casos en los que más preocupación hay.

Así, hay que saber que hay momentos en que es normal orinar poco en el embarazo, concretamente cuando el bebé ocupa ya tanto espacio que la vejiga queda presionada constantemente, necesitando vaciarse cada pocos minutos. Por ello, orinar frecuente y poco en el embarazo puede ser normal aunque también muy molesto e incluso doloroso. Es por este motivo que los especialistas recomiendan beber líquidos con mucha frecuencia para asegurar que cuando se tiene la necesidad de ir al baño seguro que sale suficiente orina como para evitar que duela.

En cambio, en algunas ocasiones puede tratarse de un problema urinario debido, por ejemplo, a una infección o a piedras en el riñón, entre otras afecciones. Por esto es necesario acudir al ginecólogo tanto para revisiones como si se siente que pueda haber algún problema. Concretamente, es necesario acudir si se tienen otros síntomas como escozor y dolor, tanto en la zona genital como en la espalda, los cuales aumentan al orinar, si hay sangre, mal olor en la orina y dolor en la parte baja del vientre.

Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal? - ¿Orinar con frecuencia en el embarazo puede ser síntoma de problemas?

¿Cuándo se reducen las ganas de orinar constantes en el embarazo?

Como se ha comentado antes, puede que tras las primeras semanas de gestación la necesidad de hacer pis cada poco tiempo se reduzca, pero enseguida volverá y cada vez será más frecuente. Si te preguntas cuándo se va a reducir o cuándo va a desaparecer esta necesidad de ir y venir al servicio estando embarazada, te interesará conocer que sucederá una vez haya nacido el bebé.

Concretamente, justo los primeros días tras el parto, el volumen de orina aumentará, por lo que tendrás más ganas y expulsarás más volumen. Esto es debido a que el organismo necesita eliminar el exceso de líquidos que ha retenido para la gestación. Después de estos días, verás como la necesidad de hacer pis volverá al ritmo normal que tenías antes de quedarte embarazada.

Es posible que tras la gestación y el parto haya incontinencia urinaria, la cual también puede darse a lo largo del embarazo, sobre todo en mujeres de edad avanzada, con baja forma física o que ya han gestado y parido antes.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal?

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal?
1 de 4
Ganas de orinar constantes en el embarazo, ¿es normal?

Volver arriba