Compartir

Granos en las axilas: causas, tratamiento y remedios caseros

 
Granos en las axilas: causas, tratamiento y remedios caseros

La piel nos muestra tal cual somos, debajo del maquillaje y la ropa la piel habla y nos cuenta cómo está nuestro interior. No basta con tratamientos superficiales, muchas veces, un problema en la piel nos avisa de un desequilibrio más profundo. Los granos en las axilas pueden producirse por distintas razones: alergias, humedad, facilidad de sufrir infecciones y enfermedades más complicadas, como el pénfigo o la psoriasis.

Si quieres saber por qué salen granos en las axilas, cómo tratarlos médicamente y qué remedios caseros pueden ser útiles y efectivos para eliminarlos, entonces, te interesará el siguiente artículo de ONsalus.

Por qué salen granos en las axilas: causas

Existen distintas lesiones que pueden aparecer en las axilas: granitos como en el acné, ampollas, erupciones... Es importante diferenciarlas porque cada una de ellas pueden corresponder a causas diferentes y, por lo tanto, el tratamiento también será distinto en cada caso.

Entre las causas de los granos en las axilas, se encuentran:

Pústulas por infecciones

Bacterias u hongos pueden causar lesiones inflamatorias como las que se presentan en el acné (tumefacciones dolorosas que aún no tienen pus), pueden ser sobreinfecciones de lesiones previas como, por ejemplo, durante el rasurado.

Forúnculo

Cuando la pústula se convierte en absceso, se habla de la presencia de un forúnculo. En este caso, ya hay colección de pus debido a la inflamación e infección bacteriana. Aparece una protuberancia dolorosa que fluctúa por la presencia de líquido infeccioso en su interior.

No debes intentar exprimirlo tu solo, ya que puedes empeorar la situación convirtiéndolo en una infección más grave. Tu médico/a puede intentar drenar el absceso si lo considera oportuno, y te indicará antibióticos por vía oral. Puedes informarte con más detalle en el artículo Forúnculos: causas, síntomas y tratamiento.

Adenopatía axilar

Se trata de la inflamación de un ganglio en la zona de la axila, lo cual es frecuente ante infecciones no necesariamente de la axila, puede que exista alguna lesión infectada u otro tipo de proceso inflamatorio en el brazo de ese lado, con lo cual los ganglios de esa zona responderán intentando controlar la situación. Dependiendo de la causa de la adenopatía, será el tratamiento: si hay infección, se debe resolver la misma; si hay ganglios en otras zonas, se debe estudiar qué puede estar sucediendo. Puedes ver más detalles en el artículo Ganglios inflamados en la axila: causas y tratamiento.

Acné

Lesiones similares a las que aparecen en cara y espalda pueden aparecer en las axilas, ya que también hay glándulas sebáceas, las cuales producen más sebo del normal y hacen que se produzcan lesiones inflamatorias.

Dermatitis alérgica

Puede que alguna sustancia que para otra persona es inocua desencadene en ti una reacción en la piel. Desodorantes, cosméticos y hasta la ropa interior pueden generar alergia en esta zona. En este caso, la piel aparecerá enrojecida, puede haber granitos y la zona puede picar.

Dermatitis de contacto

En este caso, una sustancia irrita la piel de tal manera que provoca lesiones en la misma. No tiene que ver con alergia, sino más bien con que la sustancia es demasiado fuerte o contribuye a mantener humedad, con lo cual la piel se pone roja, arde, pica y pueden aparecer lesiones.

Granos por intertrigo

El intertrigo es una infección en la piel dada por la maceración de la misma. Se produce cuando hay excesiva humedad en zonas de pliegues (axilas, debajo de las mamas, ingle, etc.), y ante esta situación, se produce una proliferación bacteriana o micótica (por hongos) que hacen que aparezcan lesiones muy importantes donde hay enrojecimiento, granitos, pústulas.

Tiña

Se trata de una infección por hongos. La piel puede lastimarse y pueden aparecer pequeños granitos.

Psoriasis inversa

Es una variedad de la conocida psoriasis, pero lo que sucede es que las lesiones (enrojecimiento con escamas blanquecinas, granitos) aparecen en zonas de pliegues como debajo de las mamas o en las axilas.

Hidrosadenitis supurativa

Se trata de la presencia de lesiones de tipo crónico en zonas donde la piel está expuesta al roce como: axilas, senos, muslos, ingle. Aparecen comedones, granitos, un bulto doloroso en la axila debajo de la piel que persisten durante mucho tiempo, se conectan entre sí. Esto se perpetúa con el rasurado, ya que se produce por obstrucción e inflamación de los folículos pilosos.

Suele comenzar después de la adolescencia y está relacionado con dietas poco saludables, tabaquismo, obesidad y síndrome metabólico. Puedes informarte con más detalle en el artículo Golondrino en la axila: qué es, síntomas y tratamiento.

Pénfigo familiar benigno crónico

La enfermedad de Hailey Hailey es un problema genético de la piel, en el cual aparecen distintas lesiones como fisuras o ampollas en las zonas de pliegues (axilas, surco mamario, vulva, periné, escroto, ingle) que pueden sobreinfectarse con hongos o bacterias. En esos momentos, genera mucho dolor. Suele comenzar en la adolescencia o, más frecuentemente, entre los 20 y los 40 años.

Tratamiento médico de los granos en las axilas

El tratamiento médico dependerá fundamentalmente de la causa que, como hemos visto, pueden ser de lo más variadas:

  • Como primera medida, se debe intentar un diagnóstico certero, muchas veces, ese diagnóstico se retrasa, ya que se suele tratar como primera medida las enfermedades más comunes y, si los tratamientos no son efectivos, se toman muestras para intentar averiguar la causa, que puede ser de lo más rara en pocos casos.
  • Pueden aplicarse distintas medicaciones locales: cremas o ungüentos con antibióticos, corticoides, antimicóticos.
  • Es fundamental evitar la humedad, se debe dejar la zona afectada al aire, lo más posible.
  • Por otro lado, se debe evitar la aplicación de desodorantes o cualquier otro tipo de cosmético, ya que muchas veces esa es la razón original del problema y, sea cual fuere la causa, no contribuye a la sanación de la piel.
  • Hay veces que debe recurrirse a antibióticos por vía oral, cuando las lesiones son demasiado extensas o profundas y el tratamiento tópico no es suficiente.
  • Para el dolor pueden tomarse analgésicos, como paracetamol o ibuprofeno, pero siempre es bueno que estos sean indicados por un profesional, porque no están exentos de efectos secundarios.
  • Cuando el problema es crónico, puede llegar a recurrirse a tratamientos con láser o quirúrgicos, en el caso del pénfigo familiar o de la hidrosadenitis supurativa. Cada caso debe ser evaluado.

Remedios caseros para los granos en la axila

Existen distintas medidas y remedios caseros que puedes poner en práctica para mejorar la piel de tus axilas, ya sea para curar los granos o prevenir su aparición:

  • Bebe agua: una de las causas de que tu cuerpo presente lesiones de este tipo es porque la piel es un sistema depurador, intenta sacar todo lo que no te hace bien y a veces los granitos son la solución. Si bebes agua, ayudas a esa limpieza. Debes dejar de lado bebidas con azúcar, alcohol o edulcorantes.
  • Cambia tus hábitos alimenticios: una de las claves para mejorar este y muchos otros problemas de salud está en la comida. ¿Cómo pretendes que tu cuerpo funcione bien si lo alimentas con grasas, azúcar, harinas, carnes, lácteos? Todos estos productos y la gran cantidad de alimentos industrializados no son bien metabolizados y, lo que es peor, las toxinas que poseen o quedan después de su desintegración dentro de nuestro cuerpo se acumulan en hígado, tejidos grasos, ayudando a colapsar un cuerpo que por lo demás es muy sabio. Lo es si se lo facilitamos, si nuestra dieta se basa en frutas, verduras, germinados, semillas, fermentados, frutos secos, miel, productos integrales. No solo aportamos las vitaminas y minerales esenciales para su buen funcionamiento, sino que facilitamos su tarea de depuración.
  • No uses antitranspirantes/desodorantes, o más bien usa opciones naturales: no es una locura, y puedes llegar a hacerlo, sobre todo si cambias tu alimentación, ya que la piel es un órgano de limpieza corporal, y si no ingieres tantos tóxicos, tu cuerpo deberá eliminar menos también. El tema es que eso lleva tiempo, ya que al principio de los cambios dietéticos, el cuerpo estará en capacidad de eliminar todo aquello que has acumulado por años, por ende, los granitos pueden empeorar, para luego mejorar.
  • Toma sol: entre 5 y 10 minutos de sol, sin protector, entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde cada día es fundamental para mantener en niveles adecuados la vitamina D. La misma en fundamental para mantener no splo los huesos fuertes, sino que mantiene altas las defensas y, especialmente en tu caso, ayuda a la reparación de la piel, aparte de muchos otros beneficios.
  • Manzanilla: debes preparar una infusión con la misma. Puedes beberla y también aplicarla sobre la piel lastimada. Es antiinflamatoria, antipruriginosa y cicatrizante.
  • Caléndula: también debes hacer una infusión con su flor. Aplicada directamente sobre la piel ayuda a recuperar heridas, cicatrizar y mantener desinflamada la zona.
  • Salvia: puedes usar su infusión para lavar la piel.
  • Para limpiar la zona, también puedes usar agua y jabón neutro (si es natural, como el jabón de tierra mejor). Cuantos menos químicos apliques sobre la zona, más rápido resolverás los granitos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Granos en las axilas: causas, tratamiento y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Bibliografía
  • Zouboulis CC, Desai N, Emtestam L, et al. European S1 guideline for the treatment of hidradenitis suppurativa/acne inversa. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2015;29(4):619–644. doi:10.1111/jdv.12966
  • Kohorst JJ, Kimball AB, Davis MD. Systemic associations of hidradenitis suppurativa. J Am Acad Dermatol. 2015;73(5 Suppl 1):S27–S35. doi:10.1016/j.jaad.2015.07.055
  • White F, Shvartsbeyn M, Meehan SA, Urbanek RW. Benign familial pemphigus (Hailey-Hailey disease). Dermatol Online J. 2015;21(12):13030/qt6z35r538. Published 2015 Dec 16.
  • Kosel C., Guía de medicina natural. Barcelona, 1991.

Escribir comentario sobre Granos en las axilas: causas, tratamiento y remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?

Granos en las axilas: causas, tratamiento y remedios caseros
Granos en las axilas: causas, tratamiento y remedios caseros

Volver arriba