Compartir

Histeroscopia: qué es y cómo prepararse

 
Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. Actualizado: 26 septiembre 2017
Histeroscopia: qué es y cómo prepararse

La consulta con el ginecólogo algo que las mujeres deben hacer con cierta regularidad debido a lo delicado y complejo que es el aparato reproductor femenino y por lo tanto es vital para mantener una buena salud. En la mayoría de los casos las consultas resultan muy sencillas, con las mismas inspecciones de rutina, pero bajo ciertas circunstancias se pueden requerir revisiones mas exhaustivas para determinar el origen de ciertas condiciones y así poder darle la solución más apropiada. Entre los procedimientos que su ginecólogo le puede recomendar está la histeroscopia, bien sea como un método de diagnóstico o de tratamiento. En este artículo de ONsalus te daremos toda la información que necesitas saber sobre la histeroscopia: qué es y cómo prepararse.

Qué es una histeroscopia ginecológica

La histeroscopia es un procedimiento que se lleva cabo en la consulta ginecológica el cual consiste en la implementación de un endoscopio, un tubo cuyo extremo tiene una luz y un componente óptico por lo general conectado a un monitor, para la visualización del interior del útero.

Se trata de un procedimiento bastante sencillo de realizar, que incluso puede formar parte de la consulta de rutina con el ginecólogo.

Histeroscopia: qué es y cómo prepararse - Qué es una histeroscopia ginecológica

Histeroscopía quirúrgica e histeroscopia diagnóstica

Dependiendo de lo que se busque lograr con la histeroscopia, esta se puede clasificar en dos tipos distintos:

Histeroscopia diagnóstica

La histeroscopia diagnóstica se realiza cuando el único propósito es la exploración de la cavidad para verificar al integridad y morfología de los tejidos, y así poder realizar un diagnóstico. Por lo general, la histeroscopia diagnóstica procura dar con la causa de:

  • Infertilidad
  • Periodos menstruales irregulares
  • Hemorragias
  • Aborto espontáneo
  • Estudiar malformaciones o formación de pólipos, hiperplasia, etc.

Histeroscopia quirúrgica

La histeroscopia quirúrgica es un procedimiento en el cual al endoscopio se le han agregado componentes como pinzas, tijeras o electrobisturí y tiene como propósito eliminar tejidos que puedan producir alteraciones, tomar muestras de tejido para hacer un diagnostico, o ambas. Los casos por los cuales más frecuentemente se indica una histeroscopia quirúrgica son:

  • Fibromas o pólipos
  • Eliminar dispositivos intrauterinos
  • Adherencias intrauterinas
  • Ablación del endometrio

Cómo se realiza la histeroscopia

La histeroscopia es un procedimiento muy sencillo, si embargo, es necesaria cierta preparación antes de llevarlo a acabo. En primer lugar, se puede precisar de anestesia en mayor o menor medida dependiendo de si se trata de una histeroscopia diagnostica o quirúrgica.

La histeroscopia diagnostica puede llevar se a cabo sin la necesidad de colocar anestesia o con pequeñas cantidades de anestesia local, mientras que la histeroscopia quirúrgica requiere siempre de la administración de anestesia local y en ocasiones puede requerir anestesia epidural.

Debido a que el interior del útero es un espacio que por lo general está colapsado a menos que exista algún elemento ocupando su espacio, se hace necesaria la distensión del mismo con la administración de gases o de líquidos especializados para así facilitar la visión del interior.

La paciente debe estar colocada en posición ginecológica y el doctor abrirá la vagina con espéculos. Se procederá entonces a la introducción del endoscopio para la realización de la inspección, y en los casos en los que lo amerite, la resección de tejidos.

Histeroscopia: qué es y cómo prepararse - Cómo se realiza la histeroscopia

Qué debo hacer antes de una histeroscopia

Debido a que la histeroscopia diagnostica es un procedimiento bastante sencillo de realizar, la preparación del paciente suele ser mínima. Previo al estudio, tu doctor te llenará una historia clínica donde deberás brindarle toda la información que se te solicite sobre medicamentos que consumas, condiciones de salud que sufras, si estás embarazada o no, y los signos y síntomas que te llevan a tener que realizarte este estudio. Muchas veces se te pueden solicitar otros estudios como exámenes de sangre para complementar los resultados.

Se recomienda no consumir grandes cantidades de alimento desde 12 horas antes del procedimiento. Muchas veces la inspección se planifica con fecha, ya que se recomienda que se realice durante la primera fase del ciclo menstrual, es decir, antes de la ovulación, ya que esto facilita la inspección.

Para una histeroscopia quirúrgica, por otro lado, puede ser necesaria la preparación del endometrio para evitar sangrados excesivos por la resección de miomas o tabiques, lo cual se logra mediante la suspensión del ciclo menstrual por 2 a 4 meses, aunque no siempre es necesario esto y dependerá del procedimiento que se llevara a cabo

En todo caso, debes recordar que éste es un procedimiento quirúrgico, y que puede requerir de ciertos cuidados posteriores como, por ejemplo:

  • Evitar el esfuerzo físico
  • No conducir
  • Abstenerte de consumir irritantes como el cigarro o alcohol para así favorecer la recuperación.

En muy pocas ocasiones puede ser requerida internarla en el servicio médico por un tiempo mínimo que no suele pasar de 24 horas y rara vez alcanza las 48 horas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Histeroscopia: qué es y cómo prepararse, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Histeroscopia: qué es y cómo prepararse

¿Qué te ha parecido el artículo?

Histeroscopia: qué es y cómo prepararse
1 de 3
Histeroscopia: qué es y cómo prepararse

Volver arriba