Compartir

Ictus: causas, síntomas y consecuencias

Por Pablo Roca. 2 diciembre 2015
Ictus: causas, síntomas y consecuencias

Un ictus es un daño producido en una parte del cerebro como consecuencia de la interrupción sanguínea. Aparece de forma repentina y es difícilmente predecible, aunque existen algunas técnicas para saber si alguien va a sufrir un ictus inminentemente. Las personas mayores son más propensas a padecer un ictus, aunque también puede presentarse en gente más joven, con menos frecuencia. Podemos diferenciar entre dos tipos de ictus: los hemorrágicos y los isquémicos y sus consecuencias pueden ser desde la pérdida de movimiento de ciertas partes del cuerpo y trastornos visuales a alteraciones en la sensibilidad y el lenguaje. En ONsalus te explicaremos las causas, síntomas y consecuencias del ictus.

También te puede interesar: Consejos para prevenir un ictus

Causas del ictus

Los ictus pueden producirse principalmente por dos causas que nos permiten diferenciar el origen del mismo:

  • Ictus isquémico. Este tipo de ictus tiene lugar cuando una artera es obstruida, impidiendo el riego sanguíneo de una parte del cerebro. Si esta situación se prolonga, se produce lo que se conoce como infarto cerebral, y significa que el tejido del cerebro ya ha muerto. La obstrucción puede estar producida por trombosis, un coágulo que se desarrolla en el vaso sanguíneo cerebral o estar causado por una embolia, con la que el coágulo se forma en otra parte del cuerpo y es bombeado por el corazón hasta que bloquea un vaso sanguíneo.
  • Ictus hemorrágico. En este caso, un rotura de un vaso sanguíneo provoca una hemorragia en el cerebro que interrumpe la llegada de oxígeno suficiente al cerebro. Cuando la sangre entra en contacto con el cerebro, esta comprime el tejido cerebral. La rotura del vaso sanguíneo puede producirse dentro del cerebro o en su superficie. En caso de que se produzca dentro del cerebro, la causa suele ser la hipertensión de la arteria, la cual se rompe produciendo la hemorragia. Cuando la hemorragia tiene lugar en la superficie del cerebro, las causas pueden ser un aneurisma, que tiene lugar cuando hay una parte debilitada de un vaso sanguíneo que acaba por romperse o por un golpe o caída que produce un traumatismo craneal. Este tipo de ictus suele conllevar a problemas más graves.
Ictus: causas, síntomas y consecuencias - Causas del ictus

Los síntomas de un ictus

Normalmente, los síntomas del ictus son detectables momentos antes de que tenga lugar. Algunas formas de detectar un ictus es observando los siguientes síntomas:

  • Pérdida de fuerza de un brazo o de la pierna del mismo lado.
  • Trastornos del habla. Si existen problemas para comunicarse, como cambios de las sílabas en las palabras, dificultad para expresarse y para entender las cosas, etc.
  • Pérdida de la sensibilidad de un lado de la cara. Esto puede detectarse cuando se ríe, puesto que un lado de la cara permanece inmóvil.

Otros síntomas que pueden experimentarse en caso de sufrir un ictus pueden ser:

  • Pérdida de la visión o visión borrosa.
  • Pérdida de la memora.
  • Expresar un comportamiento ralentizado.
  • Comportamiento acelerado.

Es precisamente por los síntomas expresados anteriormente, que podemos conocer si un ictus va a producirse y deberemos actuar rápido pidiendo atención médica. La escala de Cincinnati consiste en 3 comprobaciones básicas:

  • Sonreír. Nos permitirá comprobar que no existe una parálisis facial.
  • Hablar. Preguntar cosas, como la descirpción de un objeto para evaluar la capacidad del habla y de expresarse.
  • Levantar brazos y piernas, con el fin de descartar una pérdida de la fuerza de alguna de estas extremidades.
Ictus: causas, síntomas y consecuencias - Los síntomas de un ictus

Consecuencias de sufrir un ictus

Cuando una persona tiene un ictus, puede sufrir diferente consecuencias en función de los daños que se hayan producido en el cerebro:

  • Cuando una persona sufre un ictus, es común que padezca de problemas de movimiento, que normalmente se traduce en pérdida de fuerza, falta de coordinación o la pérdida de control del mismo. Es por eso, que se recomienda fortalecer la musculatura y el equilibrio, puesto que esta pérdida de movimiento suele producir caídas.
  • Trastornos del lenguaje. La persona puede tener problemas como entender o hacer entender un mensaje, lo que se conoce como afasia. Cuando la dificultar radica en formular las palabras, nos referimos a disartria y si la persona es incapaz de formular una palabra es denominado como mutismo.
  • Trastornos de la visión. Puede darse una pérdida parcial de la visión, lo que se conoce como hemianopsia. Se debe realizar un entrenamiento específico con el fin de poder recuperar la visión.
  • Trastorno de la sensibilidad. Se pueden manifestar cambios en la sensibilidad, como por ejemplo hormigueo, falta de tacto, etc. Estas alteraciones se producen en un lugar del cuerpo y tienen a ir acompañadas de pérdida de movimiento.
  • Problemas cognitivos. El ictus puede dejar secuelas cognitivas, como pérdida de la memoria y de la concentración, así como de la capacidad de organización.
  • Problemas psicológicos. Es muy común que la depresión se presente en el período de recuperación, así como la ansiedad, apatía e irritabilidad y otros problemas que influyen en el estado de ánimo de la persona.

Existen algunos factores que pueden estar relacionados con sufrir un ictus. Es por eso, que en ONsalus te explicamos algunos consejos para prevenir un ictus.

Ictus: causas, síntomas y consecuencias - Consecuencias de sufrir un ictus

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ictus: causas, síntomas y consecuencias, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

Escribir comentario sobre Ictus: causas, síntomas y consecuencias

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ictus: causas, síntomas y consecuencias
1 de 4
Ictus: causas, síntomas y consecuencias

Volver arriba