Jugo de arándanos para la infección urinaria

Jugo de arándanos para la infección urinaria

A pesar de que las infecciones urinarias precisan de un tratamiento médico específico, hay remedios naturales que son eficaces para favorecer su curación y, sobre todo, para prevenir su padecimiento recurrente. No obstante, entre todos ellos, destaca el jugo de arándanos rojos, de hecho son varios los estudios que han demostrado que estos pequeños frutos son capaces de impedir la proliferación de las bacterias que suelen causas las infecciones en el tracto urinario. Así que además de acudir al médico e iniciar el tratamiento adecuado, el jugo de arándanos puede ser un buen aliado diario para evitar el padecimiento de afecciones como la cistitis, la uretritis o la pielonefritis.

Sigue leyendo este artículo de ONsalus para saber cuáles son los beneficios del jugo de arándanos para la infección urinaria y de qué forma debes consumirlo.

Causas y síntomas de la infección de orina

Las infecciones urinarias pueden desarrollarse en diferentes zonas del tracto urinario, entre las cuales se encuentran la vejiga (cistitis o infección vesical), los uréteres, la uretra (uretritis) o los riñones (pielonefritis o infección renal). Por lo general, la mayoría están causadas por la entrada de bacterias a la uretra que luego acceden a la vejiga y desde este punto pueden ascender también hasta los riñones.

Este tipo de infecciones son más comunes entre mujeres debido a que estas tienen una uretra más corta que la de los hombres y, por ende, las bacterias de la zona rectal pueden ingresar con mayor facilidad. No obstante, hay varios factores y condiciones que pueden contribuir al padecimiento de una infección urinaria, los más frecuentes son:

  • Embarazo.
  • Mantener relaciones sexuales.
  • Diabetes.
  • Tener una edad avanzada.
  • Problemas para vaciar la vejiga correctamente.
  • Aguantar las ganas de orinar durante mucho tiempo.
  • Cálculos renales.
  • Condiciones que bloqueen el flujo de orina, como prostatitis o uretra estrecha.
  • Tener una sonda vesical.
  • Haber sido intervenido quirúrgicamente en las vías urinarias.
  • Incontinencia intestinal.
  • Factores genéticos.

Por lo general, los síntomas de la infección de orina más comunes son: necesidad urgente e intensa de orinar con frecuencia, orina turbia, oscura o incluso con presencia de sangre, dolores y ardores al miccionar, fiebre en algunos casos, molestias o presión en la zona inferior del abdomen o la parte baja de la espalda. En aquellos casos en los que la infección llega a alcanzar los riñones, además se pueden presentar escalofríos, temblores, sudores por la noche, fiebre alta, dolores abdominales, en la espalda o en la ingle, piel enrojecida y caliente, naúseas, vómitos y debilidad generalizada.

Beneficios del jugo de arándanos para la infección urinaria

Se han realizado varios estudios que demuestran la eficacia de los arándanos rojos para prevenir y tratar las infecciones urinarias, por lo que consumir el jugo elaborado con estos frutos es un buen tratamiento natural para esta condición.

Este poder curativo de los arándanos sobre la infección de orina es gracias a su significativo contenido en proantocianidinas (PAC), los cuales son unos polifenoles que tienen la capacidad de evitar o impedir que la bacteria Escherichia Ecoli, la principal causante de las infecciones urinarias, se adhiera a las paredes del tracto urinario y fabrique unas biocapas que facilitan que dicha bacteria prolifere y se multiplique en el organismo. De hecho, los estudios realizados demostraron que el jugo de arándanos prevenía esa adhesión bacteriana y actuaba eficazmente tan solo 8 horas después de haberlo consumido. Por otro lado, los arándanos rojos son diuréticos y, por ello, favorecen la limpieza de los órganos mediante la expulsión de orina y, por ende, de aquellas bacterias que puedan ocasionar una infección.

Por todo lo anterior, podemos decir que el jugo de arándanos sí es beneficioso para la cistitis y demás infecciones urinarias, especialmente es eficaz para aquellas personas que sufren de esta condición con frecuencia o de forma recurrente.

No obstante, tal y como señalan los especialistas, es importante que su consumo sea un complemento natural al tratamiento médico y no un sustituto. Debemos tener en cuenta que las infecciones de orina solo pueden curarse mediante fármacos antibióticos y que si no se tratan rápidamente, pueden progresar y dar lugar a enfermedades de mayor gravedad.

Cómo preparar el jugo de arándanos

Para poder aprovechar todos los beneficios del jugo de arándanos para curar la infección de orina, tendrás que consumir un zumo que sea puro, descartando por completo los zumos de sucedáneos de arándanos o los que llevan azúcar. Lo mejor es que acudas a una herboristería o tiendas especializada en la venta de productos naturales para comprarlo. Otra opción es adquirir directamente los arándanos en una frutería y preparar el jugo de arándanos en casa siguiendo la receta que te mostramos a continuación.

Ingredientes:

  • 2 tazas de arándanos
  • 1 taza de agua fría
  • jugo de 1/2 limón
  • un poco de azúcar

Preparación: lava muy bien los arándanos e introdúcelos en el bote de la licuadora junto al agua fría y el zumo de medio limón recién exprimido. Procesa a una potencia medida hasta que todo se triture y obtengas el jugo. Vierte el jugo en un vaso, añade la cantidad de azúcar que quieras y cuela si quieres que esté más suave. Puedes tomarlo a temperatura ambiente o guardarlo en el frigorífico durante un rato para que se enfríe.

Cómo tomar el jugo de arándanos para las infecciones urinarias

Es importante tomar el jugo de arándanos de forma correcta para que pueda hacer efecto y actuar contra las infecciones de orina. Se recomienda beber un vaso de zumo puro 2 veces al día, como mínimo, una por la mañana y otra por la tarde-noche. En el caso de adquieras un jugo de arándano concentrado, entonces puedes tomar 1 cucharada 3 veces al día.

Por otro lado, debes saber que en las herboristerías también puedes encontrar cápsulas o comprimidos de arándano rojo concentrado, las cuales son otra buena opción para prevenir y tratar la cistitis. En este caso, se recomienda tomar 1 comprimido al día por la noche con un poco de agua.

Además de esto, a modo de prevención, es esencial que bebas mucha agua durante el día, al menos unos 2 litros, para que la orina se diluya y expulsar las bacterias del organismo. También debes evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco y esforzarte en llevar una dieta saludable y equilibrada.

Descubre otros tratamientos para esta condición consultando el artículo Remedios naturales para la infección de orina.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Jugo de arándanos para la infección urinaria, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.