La carne procesada aumenta riesgo de cancer

La carne procesada aumenta riesgo de cancer

El consumo de carne procesada va en incremento en la dieta mundial, sin embargo la Agencia de Investigación contra el Cáncer, que forma parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha catalogado a la carne procesada como un alimento cancerígeno, declarando que las posibilidades de desarrollar un tumor colorrectal dependerán directamente de la cantidad y frecuencia con la que se ingieran este tipo de productos. En ONsalus te explicamos con detalle por qué la carne procesada aumenta el riesgo de cáncer y qué tipo de productos debes evitar en tu dieta.

¿Qué se considera carne procesada?

Lo primero que resulta importante tener claro es cuáles son los alimentos que se consideran carne procesada para moderar su ingesta o, de ser posible, eliminarlos por completo de nuestra dieta.

Se considera como carne procesada todos aquellos productos que en su preparación son ahumados, curados, salados, fermentados, secados o que se han mezclado con otras carnes y subproductos cárnicos en su elaboración.

Algunos ejemplos de carnes procesadas son:

  • Las salchichas
  • El beicon o tocineta
  • La carne enlatada
  • El jamón
  • El paté
  • Las morcilla, la chistorra o la butifarra
  • Embutidos como el chorizo o el salchichón
  • La cecina
  • Las hamburguesas o la carne picada preparada o congelada
  • Salsas o productos a base de carne

¿Por qué la carne procesada aumenta el riesgo de cáncer?

La Agencia de Investigación Contra el Cáncer ha llevado a cabo un estudio con un equipo conformado por 22 expertos donde se llego a la conclusión, tras el análisis de 800 investigaciones diferentes de distintos tipos de cáncer de colon y recto, que la ingesta de una cantidad de 50 gramos de carne procesada a diario incrementa en 18% el riesgo de una persona de sufrir de cáncer colorrectal, riesgo que aumentará en proporción a la cantidad de productos cárnicos procesados que se ingieran a diario.

A nivel individual puede que este porcentaje sea pequeño, sin embrago la carne procesada forma parte esencial de la dieta de muchas personas, que a diario consumen mucho más de 50 gramos de este tipo de productos. Este hábito puede tener un impacto importante a nivel mundial en la incidencia de este tipo de cáncer, incrementándola notablemente.

Por todo esto los especialistas alertan que estos alimentos han pasado a formar parte de la lista del grupo 1 de la OMS, en la que se incluyen agentes clasificados como cancerígenos para el ser humano como es el caso del tabaco, los rayos UV o la radiación ionizante.

Otros efectos de la carne procesada sobre la salud

Pero estos no son los únicos riesgos de consumir carne procesada en la dieta diaria, además la ingesta frecuente de estos productos está vinculada a la aparición de diversas condiciones como:

  • Presión arterial alta
  • Elevación en los niveles de ácido úrico
  • Gota
  • Colesterol y triglicéridos elevados
  • Sobrepeso y obesidad

Disminuir su presencia en nuestra dieta favorecerá notablemente nuestra salud, previniendo la aparición de estas condiciones y reduciendo el riesgo de sufrir de cáncer colorrectal.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a La carne procesada aumenta riesgo de cancer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.