Compartir

¿La neumonía es contagiosa?

Valoración: 5.0 | 7 votos
¿La neumonía es contagiosa?

Se conoce como neumonía o pulmonía a una enfermedad respiratoria que se caracteriza por la inflamación en el tejido pulmonar debido a un agente infeccioso que se encuentra presente en el organismo, afectando a los pulmones y las vías respiratorias. Además, este trastorno causa que los alvéolos pulmonares se llenen de pus, provocando que exista una dificultad para respirar con total normalidad, lo que puede llegar a ser muy molesto. Se trata de una patología provocada por un virus, aunque a veces también la puede causar una bacteria. Es por eso que es indispensable que consultes a un médico ante cualquier alteración que aparezca en tu cuerpo, para que pueda identificar la causa correcta y ofrecerte el tratamiento más indicado para tu caso.

Si tienes a alguien cercano con esta inflamación en los pulmones y te cuestionas ¿la neumonía es contagiosa? En ONsalus te ofrecemos abundante información para responder a esta y otras preguntas sobre la enfermedad.

    Índice
  1. El contagio de la neumonía
  2. Síntomas de la neumonía
  3. Tratamiento para curar la neumonía
  4. Prevención de la neumonía
  • El contagio de la neumonía

    La neumonía es generada principalmente por virus y en menor proporción por bacterias, mientras que raros casos se deben a hongos o parásitos, lo que significa que la causa principal de la misma es haber entrado en contacto con el germen infeccioso, afectando de esta manera a todo el tejido pulmonar del organismo. Este agente patógeno puede llegar a recorrer todo el cuerpo hasta alcanzar los pulmones, lo cual puede suceder a través de las vías respiratorias, como la nariz o la faringe, o por medio de la sangre.

    Los microorganismos que favorecen esta patología se diseminan de manera muy rápida en el aire y pueden hacerse presentes en el ambiente con un simple estornudo, por la tos y la mucosidad de un paciente con pulmonía. Además, muchas veces sucede que la enfermedad no se encuentra totalmente curada o no ha sido correctamente atendida, aunque los síntomas ya no estén presentes tan fuertemente, lo que hace que el agente patógeno siga estando en las personas y se transmita a otras, principalmente a aquellas que se encuentran atravesando diferentes trastornos del aparato respiratorio.

    Por este motivo, es común que muchas personas se pregunten: ¿la neumonía es contagiosa? Aunque la vía de transmisión haría que la neumonía fuese altamente contagiosa, para que una persona desarrolle la enfermedad debió adquirir un microorganismo muy agresivo o contar con un sistema inmunológico debilitado, más no necesariamente por entrar en contacto con una persona infectada, pues si se tienen los cuidados necesarios de higiene no representa un problema.

  • Síntomas de la neumonía

    La sintomatología más habitual cuando está presente la neumonía es que el cuerpo tenga alta temperatura, es decir, la presencia de fiebre, escalofríos con temblores, malestar general, problemas para respirar con normalidad y tos, la cual puede estar acompañada de expectoraciones con mucosidad e incluso con la presencia de sangre.

    Otros síntomas de la neumonía, aunque menos comunes que los anteriores, son el dolor de cabeza fuerte, fatiga, piel pegajosa, sudoración excesiva y confusión, aunque esta última es más frecuente en las personas mayores. Es indispensable que si tú o alguien cercano a ti tiene uno o más de estos síntomas de la neumonía realicen una consulta con un especialista, ya que las infecciones pulmonares pueden ser muy graves y provocar la muerte en niños y personas de edad avanzada.

    Síntomas de la neumonía
  • Tratamiento para curar la neumonía

    El tratamiento de la neumonía varía según el agente infeccioso que lo esté provocando y la gravedad de los síntomas, ya que si se trata de algo grave es posible que el médico recomiende hospitalización por unos días hasta mejorar el cuadro general. Aunque esto es más probable que suceda con las personas mayores a 65 años de edad.

    Generalmente, el tratamiento está limitado a que el médico recete antibióticos por un determinado tiempo cuando la enfermedad es causa de una bacteria. Estos fármacos se encargarán de destruir los gérmenes que provocan la infección pulmonar, por lo que es importante que inicies el tratamiento de forma temprana para evitar complicaciones.

    Por otro lado, si la neumonía fue causada por un trastorno severo en las vías respiratorias, como una gripe severa, es probable que el médico te recomiende un antiviral acompañado de otros medicamentos para disminuir los síntomas que se presenten, por ejemplo un antipirético, además de otros cuidados necesarios mientras cursa la enfermedad.

  • Prevención de la neumonía

    Existen ciertas medidas que pueden ayudarte a prevenir el contagio de la neumonía, por ejemplo:

    • Lavarse las manos de manera frecuente.
    • Vacunarse contra la gripe, principalmente aquellas personas que superan los 60 años.
    • Ponerse la vacuna contra el neumococo, ya que ayuda a reducir significativamente la probabilidad de sufrir pulmonía.
    • Evitar el contacto con el tabaco, ya que esto incrementa el riesgo de contagiarse de neumonía. En el siguiente artículo puedes ver Qué sucede en tu cuerpo cuando dejas de fumar.
    Prevención de la neumonía
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a ¿La neumonía es contagiosa?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Pulmón y vías respiratorias.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre ¿la neumonía es contagiosa?