Compartir

Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. Actualizado: 21 marzo 2019
Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros

Muchas personas sufren habitualmente de labios resecos y agrietados, especialmente, cuando se enfrentan a muy altas o bajas temperaturas, y este es un síntoma que aunque puede ser leve, también es posible que genere dolor intenso y sangrado si existen heridas o fisuras. Además, los labios evidencian una gran falta de hidratación y lucen muy secos, ásperos y escamosos, llenos de fisuras y pellejitos. Es importante prestar atención al cuidado de los labios de igual forma que lo hacemos con otras partes del cuerpo, pues en muchas ocasiones los daños que sufren podrían evitarse mediante sencillos cuidados y hábitos personales.

En ONsalus, explicamos cuáles son las causas de los labios resecos y agrietados y qué remedios caseros son los más eficaces para tratarlos e hidratarlos.

También te puede interesar: Cómo quitar un grano blanco en el labio

Labios resecos: causas

Los labios resecos y agrietados son en la mayoría de ocasiones un síntoma leve que está ocasionado por factores ambientales o ciertos hábitos personales y de cuidado, aunque también pueden estar asociados a algunas afecciones o enfermedades subyacentes.

A continuación, detallamos cuáles son las principales causas de los labios resecos y agrietados:

  1. Bajas temperaturas: el frío y el viento de la época invernal es una de las principales causas de los labios agrietados, y es que a diferencia de otras zonas, la piel de estos no posee aceites naturales que le permitan protegerse de estas condiciones meteorológicas. Ante estas bajas temperaturas, la piel de los labios pierde agua y, en consecuencia, se debilita.
  2. Sol: los rayos UV del gran astro también afectan negativamente a la piel de los labios, ya que estos contienen muy poco melanina y no tienen la capacidad de engrosamiento. Los rayos UV pueden generar la aparición de grietas, quemaduras, heridas, etc., en los labios si te expones al sol sin la protección adecuada.
  3. Exposición excesiva a aires acondicionados.
  4. Factores ambientales, como la contaminación o el humo del cigarrillo, pues generan una serie de sustancias tóxicas y radicales libres perjudiciales para la piel, incluida la de los labios.
  5. Reacciones alérgicas a determinados productos como bálsamos labiales, cacaos, barras de labios, etc.
  6. Deshidratación: cuando el organismo no cuenta con el agua suficiente para mantenerse bien hidratado, es común que la piel vaya perdiendo elasticidad y los labios también se muestren resecos y con grietas.
  7. Tener el hábito de morder o lamerse los labios con frecuencia.
  8. Falta de vitaminas, especialmente las vitaminas A, B, C y E, imprescindibles para mantener la piel en perfectas condiciones, incluida la de los labios.
  9. El tabaco y el alcohol.
  10. El consumo de ciertos medicamentos que pueden provocar sequedad en la piel.
  11. Enfermedades subyacentes, como patologías autoinmunes, diabetes, etc. Cuando los labios agrietados no están ocasionados por alguno de los factores anteriores, es importante consultar con el médico para determinar cuál es la causa exacta e iniciar el tratamiento adecuado en caso de que se diagnostique una patología de mayor gravedad.

Cómo curar los labios resecos y agrietados

Para curar los labios secos y agrietados y poder conservar la humedad de la piel de los mismos, es importante, en primer lugar, hidratarlos correctamente con los productos adecuados. Estos productos, de venta en farmacias, son bálsamos labiales reparadores que crean en los labios una barrera física y biológica gracias a ceras naturales o lípidos que protegen la piel de los labios y los aíslan sin impedir que las células respiren adecuadamente. Son muy efectivos los que contienen sustancias ultra reparadoras como pantenol, aceites, biolípidos, ceramidas, glicerina y mantecas vegetales.

Además del uso de estos productos para hidratar los labios secos, se deben seguir medidas como las siguientes para evitar que la piel de esta zona se vuelva a dañar:

  • La deshidratación es, como hemos apuntado, una de las principales causas de los labios resecos y de que estos se agrieten en exceso. Es por este motivo por el cual es tan importante aumentar el consumo de agua y procurar mantener bien hidratado el organismo, bebiendo al menos entre 1,5 y 2 litros al día. Además, esto puedes complementarlo con la toma de otros líquidos saludables, como los jugos naturales y las infusiones; todo ello, evitará que la piel pierda su elasticidad y los labios salgan dañados presentando irritación, grietas, heridas..., u otras condiciones que afecten a su salud y apariencia.
  • Protege tus labios con humectantes labiales que tengan un factor de protección solar 15 o superior siempre que vayas a salir al exterior y exponerte a los rayos solares.
  • Exfolia tus labios una vez a la semana como mínimo para eliminar las células muertas acumuladas y mantenerlos suaves. Hazlo con suavidad y con los productos adecuados como los que mostramos en el artículo Exfoliante para labios casero.
  • Sigue una dieta diaria equilibrada en la que no falten, sobre todo, alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E.
  • Evita morder o lamer tus labios con frecuencia, ya que la saliva contiene enzimas digestivas que pueden dañar y resecar los labios aún más.
  • Evita el uso de labiales de mala calidad o los permanentes que tienen una gran duración, pues estos favorecen la aparición de grietas en los labios. Lo mejor es elegir cosméticos de buena calidad y aplicar previamente un bálsamo o cacao.
  • Procura mantener húmedo el aire de tu hogar utilizando un humidificador para evitar que los labios se resequen.
Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros - Cómo curar los labios resecos y agrietados

Remedios caseros para los labios resecos y agrietados

También hay muchos remedios caseros para los labios secos y agrietados que pueden ayudarte a regenerar la piel y recuperar la suavidad en los labios más rápidamente. Entre los que van a proporcionarte mejores resultados, encontramos los siguientes:

  • Miel y vaselina
  • Aloe vera
  • Aceite de oliva
  • Aceite de almendras
  • Aceite de coco
  • Manteca de karité

Descubre a continuación cómo debes aplicar cada uno de estos remedios naturales.

Miel y vaselina para labios agrietados

La naturaleza nos brinda uno de los mejores ingredientes de los que podemos disponer para hidratar la piel en profundidad, incluida la de los labios, y este es la miel. En su composición, se encuentran múltiples vitaminas y minerales esenciales que permiten recomponer los tejidos dañados de la dermis y recuperar la hidratación y la elasticidad perdida en los labios. A esto, además, tenemos que sumarle los efectos de sus propiedades antisépticas, que son excelentes para mantener los labios protegidos frente a agentes externos que puedan comprometer su salud.

En este caso, te recomendamos un tratamiento que combina la miel con la vaselina, un producto clásico para mejorar los labios secos y agrietados.

Tratamiento

  1. Aplica una cantidad generosa de miel sobre los labios secos.
  2. Seguidamente, coloca una buena capa de vaselina.
  3. Deja actuar la mezcla durante unos 15 o 20 minutos.
  4. Repite el procedimiento durante una semana entera y verás como notas la diferencia al instante.
Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros - Miel y vaselina para labios agrietados

Aloe vera para labios secos y partidos

Cuando los labios necesitan más humedad y un extra de hidratación que les permita recuperarse de una sequedad extrema, el aloe vera o sábila puede ser, sin duda, tu mejor aliado. Esta planta ofrece muchísimas propiedades beneficiosas para la piel de los labios, permite regenerar por completo los tejidos dañados y favorece la cicatrización de heridas, en caso de que las haya. Sus efectos antibacterianos son también excelentes para proteger a los labios de posibles infecciones. En definitiva, es un producto natural con el que podrás volver a lucir una boca saludable y más bonita en muy poco tiempo.

Tratamiento

  1. Si dispones de una planta de aloe vera en casa, corta una hoja de sábila.
  2. Aplica el líquido que hay en su interior sobre los labios directamente.
  3. Si la opción anterior no está a tu alcance, también puedes comprar un gel de aloe vera que sea lo más puro posible y colocar un poco sobre los labios unas dos veces al día.

Aceites naturales para los labios muy secos

La resequedad y la deshidratación en los labios también se puede combatir eficazmente mediante la aplicación de algunos aceites naturales, como el de oliva, de almendras o el de coco. Tan solo tendrás que aplicar unas gotas de uno de ellos sobre los labios para proporcionarle a los tejidos la humectación que necesitan. A continuación, te mostramos por qué son buenos remedios caseros para los labios resecos y agrietados:

  • Aceite de oliva: contiene ácidos grasos esenciales que reparan la piel dañada, aporta hidratación y muchas vitaminas. Además, las vitaminas E y K que posee son magníficas para evitar el envejecimiento de la zona a tratar.
  • Aceite de almendras: hidrata, desinflama y combate los daños en los labios provocados por el frío o el sol. El resultado son unos labios mucho más nutridos y suaves.
  • Aceite de coco: es un gran humectante natural que contiene altas cantidades de vitamina E y K y es perfecto para aliviar las grietas que se forman en los labios.

Otra opción es agregar unas gotas de algunos de estos aceites en tu bálsamo labial para, así, enriquecer su fórmula aún más y multiplicar su efectividad.

Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros - Aceites naturales para los labios muy secos

Bálsamo labial con manteca de karité

Proveniente del fruto de un árbol de la sabana africana, encontramos la manteca de karité, un ingrediente que se ha erigido como uno de los mejores productos para cuidar la piel de forma natural. Destaca por sus increíbles propiedades reparadoras, nutritivas e hidratantes, y al aplicarla sobre los labios, crea una especie de barrera protectora que impide que se dañen en exceso ante las agresiones externas o las altas y bajas temperaturas. También favorece la curación de las pequeñas heridas y grietas que se hayan formado.

Tratamiento

  1. Aplica un poco de manteca de karité comprada sobre los labios agrietados.
  2. También puedes preparar un bálsamo labial a base de este ingrediente, solo tienes que fundir 15 g de manteca de karité al baño María y cuando esté derretida, agregar 1 cucharada de aceite de oliva y mezclar para que ambos ingredientes se integren. Deja enfriar y, luego, ya podrás hidratar los labios con esta preparación casera.

Mascarilla de miel y aceite de oliva para los labios resecos

Para finalizar este listado de remedios caseros para labios resecos, te recomendamos una mascarilla que combina la miel con el aceite de oliva, dos de los ingredientes más humectantes e hidratantes que existen. Además de hidratarlos y suavizarlos, les darás un brillo muy atractivo.

Tratamiento

  1. Mezcla un poco de miel con unas gotas de aceite de oliva.
  2. Aplica la mezcla sobre los labios.
  3. Deja que actúe durante toda la noche.
  4. A la mañana siguiente, enjuaga los labios con agua tibia.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Clara
Muy buenos consejos! Puse en práctica tus remedios y el que mejor funcionó fue el aloe vera, lo recomiendo! Gracias por la información, mis labios siempre se agrietan con la llegada del frío.
Marta Vicente (Editor/a de ONsalus)
Muchas gracias Clara, nos alegramos de que te hayan resultado útiles los tratamientos. Saludos

Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros
1 de 4
Labios resecos y agrietados: causas y remedios caseros

Volver arriba