Compartir

¿Las embarazadas pueden comer paté?

Por Melanie Re. Actualizado: 11 abril 2018
¿Las embarazadas pueden comer paté?

El paté ha ganado reconocimiento por todo el mundo pero es más frecuente su consumo en Europa, ya sea que lo incluyan como un bocadillo, un aperitivo o como el acompañante del plato principal. Sin embargo, al ser rico en ciertos componentes puede ser dañino en exceso, provocándote el desarrollo de ciertas afecciones.

Estos efectos pueden presentarse en cualquier persona sin importar su sexo ni edad, aunque algunas tienen mayor predisposición que otras, por lo que quizás te preguntes "¿Las embarazadas pueden comer paté?". En este artículo de ONsalus te daremos algunos detalles sobre el tema y por qué es mejor que evites comer paté durante el embarazo.

También te puede interesar: ¿Las embarazadas pueden comer queso?

¿De qué está hecho el paté y por qué debo tener cuidado al comerlo?

El paté es un alimento preparado a base de hígado, principalmente, u otras vísceras del animal, que suele ser de cerdo, pollo, pato, res, conejo o pescado. Esta carne ya picada se mezcla con leche, harina, algunas verduras, hierbas, especias y vino, aunque estos ingredientes pueden variar, dando como resultado una pasta que puedes comer en rodajas o untarla sobre galletas o pan tostado. Por otro lado, ya existe una versión vegetariana, en la cual el paté puedes prepararlo usando la combinación de vegetales que más te gusten.

Es muy habitual su consumo en ciertas regiones del mundo, sobre todo por sus numerosas maneras de ingerirlo y que posee un sabor que a muchos encanta. Si lo integras ocasionalmente a tu dieta no te genera un problema; sin embargo, su consumo excesivo puede ocasionarte efectos negativos ya que tiene un alto valor energético, aproximadamente 300 calorías por 100 gramos de paté de hígado, por lo que tendrías que buscar la manera de gastarlas o puedes desarrollar obesidad. Asimismo, debes tener en cuenta que un alto consumo de este alimento te aporta grandes cantidades de sodio, colesterol y vitamina A, D y E, con la posibilidad de que haya un desequilibrio de su concentración en tu organismo.

Además, también existe la posibilidad de que sea portador de agentes dañinos para tu organismo, por lo que no es muy recomendable que comas paté que no ha pasado por un proceso de pasteurización, no se expuesto a muy altas temperaturas o que no ha sido cocinado. Si bien generalmente la afección suele ser leve, un grupo de la población es más vulnerable, en el que las embarazadas pueden comer paté en pequeñas porciones, con poca frecuencia y que provenga de enlatados o esterilizados, pero de preferencia deben evitarlo.

¿Las embarazadas pueden comer paté? - ¿De qué está hecho el paté y por qué debo tener cuidado al comerlo?

Mayor probabilidad de contraer listeriosis

La listeriosis es una infección ocasionada por la bacteria Listeria monocytogenes que logra entrar a tu cuerpo si ingieres alimentos contaminados, como vegetales o carnes que han estado en contacto con agua o suelos que tienen esta bacteria.

El paté, sin importar que sea de carne o de verduras, representa un mayor riesgo de contraer esta bacteria en altas cantidades en comparación con otros alimentos que también pueden contenerla. Esto se debe a que en muchos de los casos, frecuentemente en paté artesanal o casero, el paté no es sometido al proceso de pasteurización o tratamientos similares en los que se expone a temperaturas extremas, por lo que no es eliminada la bacteria aunque el alimento sea refrigerado o muy bien cocido, ya que tiene la capacidad de soportar estas condiciones y sobrevivir.

Que la bacteria Listeria te afecte más si estás embarazada es porque tu sistema inmune suele estar más bajo de lo normal y no dispones de las defensas necesarias para combatirla. Por lo que ante tu duda de si las embarazadas pueden comer paté la respuesta es que preferiblemente NO.

El efecto de la infección en tu cuerpo no suele ser grave pero sí molesto, muchas veces puede ser confundido con síntomas de gripe. Por el contrario, la acción en el feto tiende a traer complicaciones serias, ya que la bacteria tiene la capacidad de atravesar la placenta, entrar en contacto con el líquido amniótico infectándolo y a su vez al feto, provocando un aborto espontáneo. Cuando la infección se da en las últimas semanas de la gestación es posible que el feto muera dentro del útero y nazca sin vida, o que nazca vivo pero muy enfermo y que muera en las siguientes horas.

Aunque es una condición delicada, no es muy común y llega a afectar a 1 de cada 30 mil mujeres que se encuentren embarazadas. Sin embargo, es fundamental que lleves un control de tu gestación y que acudas con el médico si notas síntomas que no corresponden a tu estado.

En este otro artículo de ONsalus te descubrimos cada cuánto debes comer estando embarazada.

¿Las embarazadas pueden comer paté? - Mayor probabilidad de contraer listeriosis

Exceso de vitamina A afecta durante la gestación

Como el principal ingrediente del paté tradicional es el hígado, este contiene una elevada cantidad de vitamina A en forma de retinol por lo que, si llegas a consumirlo en grandes porciones, puede ser dañino para ti y en mayor medida para el feto ya que la vitamina tiende a acumularse y este exceso no se elimina a través de la orina, siendo un motivo del por qué las embarazadas no pueden comer paté.

La vitamina A excesiva en tu organismo puede ocasionar en el feto malformaciones congénitas, incluyendo un mal desarrollo de las extremidades, alteraciones en el sistema nervioso central, malformaciones en el tracto genitourinario o en el paladar, anomalías cardíacas, afectaciones físicas o funcionales del timo, entre otros.

Si bien la posibilidad de que desarrolles hipervitaminosis no es tan potencial a menos que realmente ingieras grandes cantidades de paté y constantemente, es importante que tomes tus precauciones y acudas al médico para el control y revisión pertinente. También puedes optar por comer paté que no esté hecho a base de hígado.

¿Las embarazadas pueden comer paté? - Exceso de vitamina A afecta durante la gestación

Posibles síntomas de complicaciones por comer paté durante el embarazo

Si has comido paté mientras estás gestando no significa necesariamente que tendrás alguna complicación, puesto que suele suceder cuando ingieres más de 10 veces la cantidad recomendada; sin embargo, siempre debes tener cuidado y hacerle saber al médico lo que comes.

En cambio, si llega a afectarte es posible que observes cierta sintomatología en ti misma, aunque no es raro que sea asintomático y te percates hasta que sea tarde. Algunos de los síntomas que podrías presentar son:

  • Dolores de cabeza.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Vómito.
  • Diarrea y malestar estomacal.
  • Visión doble.
  • Sequedad de las mucosas.
  • Dolores musculares.
  • Rigidez del cuello.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Convulsiones.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Las embarazadas pueden comer paté?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre ¿Las embarazadas pueden comer paté?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Las embarazadas pueden comer paté?
1 de 4
¿Las embarazadas pueden comer paté?

Volver arriba