Compartir

Limpieza facial profunda casera paso a paso

Limpieza facial profunda casera paso a paso

Una limpieza facial profunda casera te ayudará a tener un rostro luminoso. Esta rutina diaria con ayuda de un cepillo de limpieza facial como el LUNA mini 2 de FOREO te permitirá eliminar impurezas y dejarte una piel suave y tersa. Tu cara se mostrará fresca y con síntomas de buena salud. Lo mejor de todo es que puedes hacerlo en tu casa, sin necesidad de acudir a un centro de estética.

Si quieres desenvolverte como un profesional y eliminar las células muertas y toda la suciedad acumulada del día a día, sigue leyendo este artículo de ONsalus y te pondremos al día sobre los trucos de belleza más útiles para realizarte una limpieza facial profunda casera incluyendo un simple cepillo para lavar la cara y obtener, así, un cutis perfecto.

Por qué es necesaria una buena limpieza facial

Cada día, nuestro rostro está expuesto a la contaminación del exterior. La polución, la grasa, el humo e incluso ciertos hábitos como el tabaco, el alcohol, el café o las comidas fuertes hacen que nuestra piel pierda vida y luminosidad.

A la hora de recuperar la salud de la piel y quitarte unos años de encima, una buena limpieza de cutis puede ser la solución perfecta. La frecuencia normal sería una vez al mes; pero los fumadores, por ejemplo, deben aumentar el número de limpiezas. Y es que la nicotina concede un color triste y apagado a la piel, mientras que el humo cierra y obstruye los poros.

No obstante, tanto seas fumador como si no, debes saber que ya solo por el hecho de estar expuesto a la contaminación del día a día, especialmente si vives en una ciudad, es necesario que te hagas limpiezas de cutis frecuentes, ya no solo por higiene, sino también por salud.

Limpieza facial profunda casera paso a paso - Por qué es necesaria una buena limpieza facial

Qué se necesita a parte de un cepillo facial para una limpieza fácil en casa

Antes de empezar a realizar nuestra limpieza de cutis, puede sernos útil saber qué necesitaremos, con tal de conseguir unos resultados óptimos. Todo dependerá de tu tipo de piel: piel grasa, mixta o seca. Sin embargo, los siguientes artículos y productos resultan perfectos para cualquier tipo de piel:

  • Cepillo limpiador facial: el cepillo facial es muy fácil de usar y es perfecto si necesitamos hacer una limpieza de cutis casera para piel grasa, ya que junto a la ayuda del exfoliante, conseguiremos eliminar toda la suciedad y la grasa acumulada en el rostro. Uno de los excelentes cepillos exfoliantes para la cara del mercado es, sin duda, el LUNA mini 2 de FOREO.
  • Exfoliante: este producto no puede faltar en ningún tipo de limpieza facial. De hecho, es recomendable usarlo al menos 2 veces a la semana, un poco más si nuestra piel es mixta o grasa.
  • Tónico facial: los tónicos faciales son ideales para reequilibrar el pH de la piel, cerrar los poros, refrescar la piel y para eliminar los restos de suciedad que hayan podido quedar (muy útil utilizarlo después del maquillaje). Como veremos en el siguiente apartado, los tónicos faciales suelen usarse al final de la limpieza de cutis.

Pese a que estos son los tres productos principales que debes tener si quieres hacerte una limpieza de cutis casera profunda, también puedes utilizar otros productos como jabones especiales para el rostro, leches limpiadoras o té verde para cerrar los poros.

También puede que te interese este otro artículo sobre Remedios caseros para la piel grasa y con granos.

Cómo hacer una limpieza de cutis casera - paso a paso

Como ya hemos mencionado, se puede hacer una buena limpieza de cutis casera como si fueras un profesional de la estética. Con unas manos expertas, los resultados serán aún mejores, pero eso no significa que no puedas hacer un buen trabajo y acudir a un centro profesional con menor regularidad. A continuación, te mostramos cómo hacer una limpieza facial profunda casera paso a paso:

  1. Limpia tu rostro. Es decir, elimina la suciedad que permanece adherida a la superficie. Aquí puedes utilizar una leche limpiadora, o bien simplemente jabón especial para el rostro y agua. Si utilizas maquillaje, antes debes eliminar todo resto de los cosméticos.
  2. Utiliza baños de vapor para abrir los poros. Hierve agua en un recipiente hasta que salga vapor y haz que penetre en el cutis para hacer una limpieza más efectiva. Puedes añadir aceites esenciales al agua. De esa manera, conseguirás que tu rostro se relaje.
  3. Aplica un exfoliante. Adquiere un producto exfoliante de calidad y aplícalo en el rostro mediante un masaje circular. No hace falta que presiones, bastará con mojar un algodón, masajear e incidir algo más en ciertas zonas (nariz, frente y barbilla).
  4. Utiliza el cepillo limpiador facial LUNA mini 2. Para aprovechar aún más el uso del exfoliante, en este punto podemos utilizar un cepillo facial. De este modo, conseguiremos eliminar mucha más capa de suciedad y de células muertas que si lo hiciésemos a mano.
  5. Extrae los puntos negros. Tras el baño de vapor, los poros han quedado abiertos, así que es el momento para hacerlo. Asegúrate de lavarte bien las manos antes de empezar y utiliza algodones limpios. Ahora, presiona sobre los puntos negros que estén más visibles pero no utilices las uñas y, sobre todo, no te hagas sangre, sino correrías el riesgo de contraer infecciones. Cuando termines, aclara el rostro varias veces con agua templada.
  6. Utiliza una mascarilla. En este paso, tienes la opción de utilizar una mascarilla facial que sea bactericida, antiinflamatoria y calmante, aunque también puedes optar por mascarillas caseras. Sea como sea, sigue las instrucciones para utilizarlas convenientemente y retira el producto con un pañuelo o, mejor aún, con un algodón empapado en una infusión fría de manzanilla. Después de esto, vuelve a aclarar tu rostro con agua templada.
  7. Cierra los poros con tónico facial. Como los poros se han quedado abiertos, debes cerrarlos con ayuda de un tónico para que no vuelvan a llenarse de suciedad. Si no dispones de tónico facial, también puedes utilizar té verde, que es natural y tiene efectos astringentes.
  8. Hidrata el rostro. Por último, escoge una buena crema hidratante adecuada a tu tipo de piel. Cerciórate de que la piel está seca y extiéndela en la cara con suavidad. No hace falta que eches mucha cantidad, ten en cuenta que la piel debe absorberla para que penetre bien.

Para obtener una buena limpieza facial casera, hay que tener en cuenta el tipo de piel y nuestra situación. Es posible que en algunos momentos aparezca acné como consecuencia de ciertos cambios hormonales o que necesites productos específicos según tu edad.

Ahora que ya sabes cómo hacer una limpieza facial profunda casera, puede que también te interese este otro artículo de ONsalus sobre Limpieza de cutis en casa con productos naturales.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Limpieza facial profunda casera paso a paso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Tratamientos estéticos .

Escribir comentario sobre Limpieza facial profunda casera paso a paso

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
marta
Muy buena información. Hay mucha polución en el ambiente que se va a nuestra piel y la daña, ensucia y vuelve fea. Hay que hacerse limpiezas CADA DÍA, porque cada dia se nos ensucia de nuevo. ¡Gracias!

Limpieza facial profunda casera paso a paso
1 de 2
Limpieza facial profunda casera paso a paso

Volver arriba