Los mejores antibióticos naturales

Los mejores antibióticos naturales

Los antibióticos son un componente químico que se encargan de eliminar o impedir el crecimiento de microorganismos que producen enfermedades, generalmente utilizados para el tratamiento de infecciones por bacterias, es por esto que un antibiótico no tendrá efecto sobre las enfermedades víricas, como la gripe. Los efectos que los antibióticos pueden tener en nuestro organismo afectan sobre todo la flora bacteriana, si deseas evitar esta consecuencia, la naturaleza te proporciona múltiples opciones que podrán cumplir la misma función. En ONsalus te explicamos cuáles son los mejores antibióticos naturales. Hay que destacar que debes visitar a un médico en caso de que la infección no ceda después de tres días.

Para qué sirven los antibióticos naturales

Los antibióticos naturales te ayudarán a reforzar tu sistema inmunológico, además de evitar los efectos secundarios que los antibióticos sintéticos pueden provocar, como irritaciones de la flora intestinal ya que elimina todos los microorganismos de nuestro cuerpo, incluso los que le benefician. También podría desarrollarse una resistencia a este fármaco e incluso favorecer el desarrollo de hongos, la aparición de alergias y afectar considerablemente el hígado. Tomar antibióticos naturales

Es necesario resaltar que dependiendo de la causa de la infección será más favorable eliminarla con un fármaco, sin embargo es tu médico quien debe recetar dicho medicamento. Los antibióticos naturales no tienen efectos secundarios sobre nuestro organismo, además son más accesibles que los sintéticos.

El ajo

Es un alimento utilizado mayormente para sazonar la comida, pero también tiene la propiedad de ser un antibiótico natural gracias a su principio activo llamado alicina que se manifiesta en el momento en el que el ajo es machacado o cortado, proporcionando un efecto antiinflamatorio y antibacteriano. También puede utilizarse de forma tópica para curar heridas y evitar infecciones, las ventajas del ajo es que favorecerán a tu organismo en otros ámbitos, no solo como antibiótico, en una sola toma.

Forma de uso

  • Como tópico: debes machacar el ajo y colocarlo como emplasto sobre el área afectada.
  • Para las infecciones: incluye el ajo en la preparación de tus comidas, ayudará a tu cuerpo a recuperarse de la infección y fortalecerá tu sistema inmunológico.

La cebolla

Es muy beneficiosa a la hora de combatir infecciones del aparato respiratorio permitiendo que los bronquios se relajen, está compuesta por aceites esenciales y otros componentes como la quercetina, un flavonoide que contiene la mayor parte de sus propiedades medicinales. La cebolla es efectiva para tratar infecciones como la cistitis y para combatir parásitos intestinales.

Forma de uso

  • Para enfermedades respiratorias: inclúyela en tus comidas preparando una sopa de cebolla o haciendo vahos colocando 1 cebolla a hervir y luego inhala el vapor que esta desprende.
  • Para las infecciones: cocina 2 cebollas sin piel en 1 litro de agua por 1 hora, el líquido que resulte de esta decocción 2 cucharadas de miel y remueve, agrega limón si lo deseas y bebe 3 veces al día.

El jengibre

El jengibre es muy utilizada en la medicina tradicional sobre todo para tratar infecciones en el aparato digestivo como la gastritis, eliminar los gases y las flatulencias. Esta planta incrementa la producción de enzimas gástricas para favorecer la digestión y su efecto antibacterial cuida la flora intestinal para que esta no sea alterada por las bacterias. Otra de las virtudes del jengibre es su efecto sobre las enfermedades respiratorias como la congestión nasal y el dolor de garganta.

Contraindicaciones del jengibre

  • No es recomendable si tienes la tensión arterial elevada.
  • Si tienes cálculos biliares.
  • Si estás medicado por diabetes, hipertensión o mala circulación.
  • Si tienes alguna enfermedad gástrica severa como la enfermedad de Crohn, úlceras, colitis o síndrome del intestino irritable.

Forma de uso

  • Para el dolor y la congestión: pela un trozo de raíz de jengibre y córtalo en rodajas, pon agua al fuego y antes de que empiece a hervir agrega el jengibre y apágalo. Tapa y deja reposar por 8 minutos. Bebe 2 veces al día y agrega miel y limón para potenciar su efecto.
  • Para la digestión: usa la misma infusión y bébela después de las comidas principales, este remedio debe ir acompañado de buenos hábitos alimenticios en caso de gastritis es importante llevar una dieta para la gastritis.

El tomillo

Su gran riqueza en un componente llamado timo, el cual es desinfectante y fungicida, le aporta la característica de antibiótico natural. El tomillo reduce los síntomas de las infecciones respiratorias actuando como expectorante y disminuyendo los dolores de garganta. Además protege el sistema digestivo como cólicos, gases y combate los parásitos intestinales. Como tópico puede utilizarse para trata heridas y evitar que las mismas se infecten.

Contraindicaciones del tomillo

  • Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia.
  • Personas que sufran de estreñimiento.
  • Si tienes úlceras de estómago o colon irritable.
  • Si tiene hipersensibilidad.

Forma de uso

  • Para problemas respiratorios: toma 3 tazas al día de una infusión de tomillo, preparada con 1 taza de agua y 1 cucharadita de flores secas, combínalo con miel y limón para un mejor efecto. También puedes realizar vahos con la misma preparación.
  • Para tratar heridas: prepara la misma infusión, espera que se enfríe añade el líquido con una gasa sobre la herida.
  • Para problemas digestivos: la misma infusión o la mezcla de tomillo y manzanilla tendrán u buen efecto en tu estómago. Bébelo después de las comidas.

La equinácea

La equinácea es una alternativa ante los antibióticos sintéticos, ya que su mayor virtud son las propiedades antimicrobianas, estimula el sistema inmunológico equilibrando tus defensas, lo que puede funcionar como un tratamiento preventivo. Esta planta te permitirá combatir la aparición de herpes labial o genital, infecciones vaginales y del aparato urinario, así como problemas respiratorios como la sinusitis o la bronquitis.

Contraindicaciones de la equinácea

  • Evita mezclar la equinácea con bebidas como el café o el té.
  • Si tienes una enfermedad autoinmune.
  • Si tomas medicamentos inmunosupresores.

Forma de uso

  • La mayoría de las veces la equinácea se encuentra en cápsulas que se debe tomar hasta 1000 mg al día en 5 tomas.
  • Otra forma es en tintura, un proceso en el cual se deja la planta en una concentración de alcohol etílico a 95 º. Se deja entre 10 y 40 días y se va removiendo, luego se filtrar y se coloca en otro recipiente. Este preparado se utiliza tanto interna como externamente, en esta última deben diluirse algunas gotas de la preparación en un zumo, agua o infusión.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Los mejores antibióticos naturales, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .