Compartir

Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 11 abril 2018
Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento

Macrosomía es el término utilizado para referir un tamaño corporal muy grande. Cuando el feto tiene un considerable exceso de tamaño se considera que tiene macrosomía fetal, condición que suele ser común entre un 6% y 10% de los embarazos y que representa una serie de riesgos para la salud del neonato, porque resulta que esa creencia de que mientras más grande sea el bebé más sano es, no es tan cierta.

Afortunadamente es posible conocer y evaluar el peso del bebé antes de su nacimiento, por lo que se puede conocer de la macrosomía fetal antes de tiempo y ofrecer al feto los cuidados y la supervisión necesaria que para que todo salga bien el día del nacimiento y evitar repercusiones futuras. En este artículo de ONsalus podrás conocer más sobre la macrosomía fetal: causas, consecuencias y tratamiento.

También te puede interesar: Consejos para prevenir la macrosomía fetal

¿Cuándo se considera que un feto tiene macrosomía fetal?

La macrosomía fetal es el tamaño excesivo del feto. Durante el período de gestación los fetos suelen tener una talla y peso promedio que es muy similar en todos los embarazos. Sin embargo, ambos factores pueden aumentar o disminuir causando una variación. En el caso de la macrosomía fetal existen valores que permiten determinar cuándo se considera que el crecimiento del feto es excesivo:

  • Peso de nacimiento de 4500 gramos, o superior a 4000 gramos, es decir, entre 4,5 kg y 4 kg.
  • El peso del feto al momento del nacimiento es mayor al percentil 90. Los percentiles se refieren a diferentes aspectos del crecimiento de los niños, como la talla, el peso, el perímetro craneal y la grasa corporal, teniendo en cuenta la edad, el sexo y la media. Los niños con un percentil por debajo del 3 o por encima del 97 deberán de eser examinados por el médico.
Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento - ¿Cuándo se considera que un feto tiene macrosomía fetal?

Causas de la macrosomía fetal

Son muchas las causas que pueden intervenir en un embarazo para que un feto sea macrosómico. Aunque no siempre se puede hallar la razón originaria, algunas de las causas de la macrosomía fetal son:

  • Por genética. Cuando ambos padres del neonato son muy grandes de tamaño, es mayor el riesgo de que el feto nazca con macrosomía fetal. Este factor genético además aumenta la posibilidad de mayor número de fetos macrosómicos en una familia, inclusive, aumenta las probabilidades de que una madre que ha dado a luz a un bebé macrosómico, tenga futuros embarazos donde el feto presente macrosomía fetal.
  • Diabetes materna. Quizás es una de las causas de macrosomía fetal más frecuentes. ¿Por qué? Porque los niveles de glucosa elevados que se presentan en las personas diabéticas también pasan al feto y se produce un incremento en la insulina fetal. El problema está en que la insulina juega un papel fundamental en el crecimiento de los fetos, por lo que cuando aumenta la insulina el feto también aumenta su ritmo de crecimiendo, pudiendo ocasionar macrosomía fetal. Esta causa es válida en casos de diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional.
  • Retraso del parto. Un embarazo debe durar entre 37 y 40 semanas. Cuando existe un retraso en el término del embarazo el feto continúa creciendo y aumentando de peso más de lo normal, pudiendo nacer con macrosomía fetal. Un embarazo está bastante retardado si en la semana 42 no hay síntomas de parto. Afortunadamente, en la actualidad, cuando el embarazo ha llegado a la semana 40 y no se presentan contracciones ni rompimiento de fuente, los especialistas estimulan el nacimiento del bebé, evitando el crecimiento excesivo y otras complicaciones.
  • Obesidad. La macrosomía fetal está muy relacionada con la obesidad de la madre, y es que, aunque no se conoce la causa a ciencia cierta, está comprobado que las mujeres embarazadas que presentan obesidad tienen mayor riesgo de tener un feto macrosómico. Por los momentos se cree que la resistencia a la insulina y los desórdenes hormonales típicos de la obesidad pueden influir en el crecimiento excesivo del feto.
  • Aumento de peso excesivo de la madre durante el embarazo. Cuando la mujer queda embarazada ocurren en su cuerpo una serie de cambios metabólicos, hormonales y sanguíneos que sugieren el aumento de peso y son necesarios para un correcto proceso de gestación. Sin embargo, se trata de un aumento de peso progresivo, de mes a mes, y nunca excesivo o repentino. Aunque se desconoce la razón, se ha demostrado que aquellas madres que subieron de peso repentinamente durante el embarazo tienen más riesgo de desarrollar un feto macrosómico.
Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento - Causas de la macrosomía fetal

Repercusiones de la macrosomía fetal en el feto

  • Desarrollo intelectual del feto. Ciertos estudios han intentado relacionar la macrosomía fetal con un mayor o menor desarrollo intelectual del feto. Si bien hay especialistas que dicen que sí incide en la capacidad intelectual, aún nada ha sido comprobado. De igual modo, como veremos a continuación, los riesgos son más importantes durante y después del embarazo.
  • Aborto o pérdida del bienestar fetal. Las probabilidades de tener un aborto aumentan si el feto es macrosómico. Pero además, este factor de riesgo es más común cuando la madre es diabética, debido a que su condición puede ocasionar un daño a la placenta impidiendo que esta proporcione las cantidades de oxígeno y nutrientes que el feto necesita, lo cual se conoce como pérdida del bienestar fetal. Además, mientras más grande es el feto, más oxígeno y nutrientes necesita.
  • Compresión del cordón umbilical. Durante el embarazo, al mismo ritmo que va creciendo el feto, va aumentando de tamaño el útero de la madre. En el caso de la macrosomía fetal, puede ocurrir que al término del embarazo el útero ya haya alcanzado su estiramiento máximo y el feto aún siga creciendo, dejando menor espacio entre el feto y el útero o ocasionando la comprensión del cordón umbilical. Este hecho puede ocasionar que el feto deje de recibir los nutrientes y oxígeno necesarios.

Consecuencias de la macrosomía fetal en el recién nacido

  • Hipoglucemia. Cuando el feto es macrosómico por causa de la diabetes materna sus niveles de glucosa e insulina son más elevados de lo normal. En el momento del nacimiento, cuando se corta el cordón umbilical y se interrumpe el suministro de glucosa materna, los niveles de insulina del neonato continúan elevados y disminuyen la concentración de glucosa en sangre. Este proceso genera una repentina baja de azúcar o hipoglicemia que puede afectar al corazón, los riñones y hasta el cerebro del recién nacido.
  • Policitemia. Es común que un 50% de neonatos con macrosomía fetal nazcan con un alto nivel de glóbulos rojos en sangre, lo cual convierte a la sangre en más viscosa y puede alterar el sistema nervioso central y aumentando los niveles de bilirrubina.
  • Hiperbilirrubinemia. Como mencionamos anteriormente la macrosomía fetal aumenta el riesgo de que el recién nacido tenga altos niveles de bilirrubina debido a la destrucción de los glóbulos rojos que se encuentran en exceso en el flujo sanguíneo. Esto debe controlarse inmediatamente porque la bilirrubina puede atravesar la barrera celular del cerebro y el sistema nervioso, llegando a las neuronas y destruyéndolas.
  • Insuficiencia respiratoria. Cuando el feto es macrosómico la maduración de los pulmones es más lenta, razón por la que el recién nacido puede venir al mundo con una deficiencia respiratoria.
Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento - Consecuencias de la macrosomía fetal en el recién nacido

Repercusiones de la macrosomía fetal en el parto

  • Traumatismos. Si el parto es de por sí un proceso complicado, un parto de un feto con tamaño excesivo lo es aún más. Como los canales maternos no están preparados para dar a luz a un feto tan grande, el bebé puede sufrir traumas en su estructura musculoesquelética, hematomas en la cabeza o fractura de clavícula accidental o estimulada por el médico para ayudar a sacar al feto de forma natural.
  • Distocias. Se refiere a todas aquellas situaciones que impiden que el parto se lleve a cabo por vía vaginal, por ejemplo, cuando los hombros impiden la salida del feto de la vagina. En estos casos puede plantearse la realización de una cesárea o la fractura de clavícula del feto para agilizar su salida.
  • Desgarro perineal. Cuando la madre da a luz a un feto de tamaño excesivo puede sufrir heridas o traumatismos en la vulva, que pueden generar desgarros en el periné. A largo plazo, después del parto de un feto macrosómico, la madre puede sufrir incontinencia urinaria.
Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento - Repercusiones de la macrosomía fetal en el parto

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento
1 de 5
Macrosomía fetal: causas, repercusiones y tratamiento

Volver arriba