Compartir

Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar

Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar

Los desarrollos tecnológicos en el área de la medicina han abierto nuevas técnicas y tratamientos. La magnetoterapia, a través de la aplicación de campos magnéticos, ayuda a mitigar los síntomas de afecciones, principalmente, óseas y musculares. A continuación, en ONsalus, te hablamos sobre la magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar. Descubre los mejores equipos, cómo se aplica y sus efectos beneficiosos.

También te puede interesar: Artrosis: tipos, síntomas y tratamiento

Qué es la magnetoterapia

La magnetoterapia es un tratamiento que se basa en la aplicación de campos electromagnéticos continuos que estimulan las células de nuestro cuerpo. Se ha convertido en un buen aliado de fisioterapeutas y centros de rehabilitación, dado que restablece el potencial eléctrico correcto, tanto intracelular como extracelular, que se ha podido perder a causa de una lesión, un trauma o una enfermedad.

Sus principales aplicaciones son el tratamiento de dolor, inflamación, lesiones musculares o descalcificación de huesos y, entre las enfermedades más tratadas a través de magnetoterapia, destacan la artrosis (de rodilla, de espalda o cervical) y el dolor lumbar, debido a que una de las grandes ventajas de este tratamiento es su efecto antiinflamatorio, analgésico y regenerador de tejidos.

La magnetoterapia se considera una medicina alternativa que da grandes resultados, por lo que el uso de este tratamiento basado en imanes y campos magnéticos se ha generalizado en terapias dirigidas a problemas óseos (artrosis, citalgia, descalcificación, osteoporosis, osteonecrosis, fracturas…) y musculares (lumbalgia, tendinitis, contusiones, contracturas, lesiones cartilaginosas, epitrocleitis, epicondilitis o codo de tenista…), así como en procesos de cicatrización de tejidos.

Tipos de magnetoterapia

Los tratamientos de magnetoterapia se distinguen entre ellos dependiendo de la frecuencia que se utilice para realizarlo. Así, distinguimos:

  • Magnetoterapia de baja frecuencia: se utiliza para tratar enfermedades o patologías que afectan a tejidos duros o inflamados. La frecuencia máxima es de 150 Hz.
  • Magnetoterapia de alta frecuencia: se utilizan ondas de alta frecuencia, pero de baja intensidad y es un tratamiento adecuado para enfermedades o patologías de tejidos blandos. Su frecuencia se sitúa entre los 18 y los 900 Hz.

Actualmente, los fisioterapeutas recurren al uso habitual de los campos magnéticos de alta y baja frecuencia dado que son una metodología útil para poder tratar diversas patologías. Asimismo, se trata de una técnica fácil de aplicar, precisa y muy eficaz, por lo que la relación de la fisioterapia y la magnetoterapia es muy estrecha.

Aparatos de magnetoterapia

Para poder realizar un buen tratamiento a través de la magnetoterapia, tanto fisioterapeutas como centros de rehabilitación, necesitan contar con aparatos de magnetoterapia. No obstante, actualmente, puedes encontrar equipos portátiles de la marca I-Tech con la última tecnología, que permiten que cualquier persona pueda disfrutar de sesiones de magnetoterapia en casa. Para aplicar un buen tratamiento de magnetoterapia, es importante asegurarse de que el dispositivo en cuestión cuente con distintos programas de frecuencia ajustable, a fin de que respeten las indicaciones del especialista para poder realizar sesiones adecuadas a cada lesión.

Actualmente, el mercado ofrece una amplia gama de dispositivos para la realización de tratamientos de magnetoterapia. Lo fundamental es cerciorarse de que se trata de un equipo médico con el certificado CE. Algunos de los aparatos de magnetoterapia más recomendados son LaMagneto para sesiones a nivel particular y LaMagneto Pro para los profesionales, ambos modelos son equipos de última generación.

El catálogo de productos de I-Tech es variado con productos que se adaptan a cada tipo de tratamiento. Asimismo, para completar el kit, te recomendamos adquirir los accesorios perfectos para los aparatos de magnetoterapia, como la almohadilla terapéutica, la faja de solenoides o los solenoides profesionales para terapias de alta intensidad.

Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar - Aparatos de magnetoterapia

Tratamiento de magnetoterapia

Dar un buen uso a los aparatos de magnetoterapia es fundamental para poder recibir un buen tratamiento y calmar la inflamación y el dolor que provocan tanto la lumbalgia como la artrosis, entre otras patologías.

Para conseguir un resultado óptimo, se recomienda realizar sesiones de magnetoterapia a diario durante mínimo dos horas. Sus efectos podrán notarse en un tiempo promedio de 45 a 60 días de tratamiento, aunque puede ser que sea necesario proseguir con el ciclo de sesiones más veces al año, sobre todo, en casos de artritis, dolor lumbar, artrosis, osteoporosis o el dolor articular.

Efectos de la magnetoterapia

Llevar a cabo sesiones de estimulación electromagnética te permitirá mejorar, tratar y reducir el dolor óseo y muscular. Entre los efectos positivos y beneficios de la magnetoterapia, se debe destacar:

  • Efecto analgésico.
  • Efecto antiinflamatorio.
  • Relajación sobre músculos.
  • Estimulación celular.
  • Aumento de la oxigenación.
  • Retraso en la degeneración del cartílago.
  • Reconstrucción ósea.
  • Aumenta la calcificación de los huesos.
  • Mejora el sistema inmunológico.

Magnetoterapia para la artrosis

La artrosis es una enfermedad que degenera de manera progresiva el cartílago, por lo que no existe un tratamiento que pueda erradicarla. No obstante, la magnetoterapia contribuye a reducir sus síntomas y frenar su avance, gracias a su efecto analgésico y antiinflamatorio.

Esta técnica no invasiva e indolora, reducirá el dolor gracias a la aplicación de campos magnéticos en la zona afectada. Se aconseja su aplicación diaria durante ciclos de sesiones de entre 45 y 60 días, que deberán repetirse a lo largo del año para mitigar los síntomas de la artrosis.

Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar - Magnetoterapia para la artrosis

Magnetoterapia para el dolor lumbar

Para tratar la lumbalgia crónica o aguda, se utiliza la magnetoterapia de baja frecuencia, dado que es una técnica eficaz para cualquier proceso doloroso e inflamatorio. Para obtener un resultado óptimo y que el método sea eficaz, se requieren una aplicación diaria de por lo menos de 20 sesiones, de unos 45 minutos de duración.

La pulsión del equipo sobre la zona afectada aumentará el riego sanguíneo y también la temperatura local, lo cual favorecerá al efecto antiinflamatorio. El dolor disminuirá considerablemente una vez baje la inflamación baje y la presión ceda. Los efectos relajantes de la magnetoterapia para calmar la zona lumbar están 100% demostrados.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.

Escribir comentario sobre Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Lara
no sabia de este tratamiento, que interesante, muchas gracias por compartirlo

Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar
1 de 3
Magnetoterapia para el tratamiento de la artrosis y el dolor lumbar

Volver arriba