Compartir

Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento

Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento

El mal o enfermedad de Chagas, conocida también como tripanosomiasis, es una enfermedad tropical que puede llegar a tener consecuencias bastante importantes y que si no se atiende, puede poner en riesgo la vida de los afectados debido a los importantes efectos a largo plazo que tiene en distintos órganos vitales. Los países que suelen estar afectados por esta enfermedad la han vinculado con problemas sociales y económicos debido a sus importantes repercusiones. Conocer de la existencia de esta enfermedad y de cómo evitarla o atenderla de forma oportuna es importante para las personas que habitan en los países donde se considera una enfermedad endémica, así como para las personas que viajan a estos países por motivos de turismo o cualquier otro motivo. En este artículo de ONsalus te explicaremos todo sobre el mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento.

Causas del mal de Chagas

El mal de Chagas es causado por un parásito llamado Trypanosoma cruzi, el cual habita en las heces de un grupo de insectos llamados coloquialmente chinches, chipos, vinchucas y de muchas otras formas según el país del que se trate, y que básicamente agrupa pequeños insectos parecidos a escarabajos que se alimentan de sangre de mamíferos. Cuando el insecto muerde a su víctima, puede defecar liberando así a las bacterias que en ocasiones entra al torrente sanguíneo a través de la herida de la picada, causando así la enfermedad.

El mal de Chagas es una enfermedad que afecta principalmente a los países del Centro y Sur de América, aunque también se ha encontrado en la región sur de Estados Unidos. Se desarrolla sobre todo en las regiones más pobres de los países endémicos debido a las precarias condiciones sanitarias. Esta patología también puede afectar a las personas que viajan por distintos motivos a las regiones donde habita el parásito.

Transmisión del mal de Chagas

Existen varios mecanismos a través de los cuales el parásito causante del mal de Chagas puede entrar al organismo y causar los síntomas de esta enfermedad:

Normalmente, se relaciona con la picadura del insecto portador, pero el parásito se encuentra no en su saliva sino en las heces, puesto que si el insecto defeca inmediatamente después de morder a su victima y esta se rasca la herida, puede provocar la entrada del parásito al torrente sanguíneo. Existe también la posibilidad de contagio a través de las mucosas, como por ejemplo la del ojo.

La transmisión de una madre embarazada contaminada con el parásito hacia su bebé es una posibilidad. Si bien no afecta al desarrollo del bebé ni a la lactancia, el niño afectado puede manifestar los síntomas de la enfermedad, por lo que es importante realizar un estudio para descartar la presencia del virus en los bebés cuando las madres han sido afectadas.

La posibilidad de transmisión directa del parásito a través de una transfusión de sangre ha hecho que entre los estudios realizados a los donantes de sangre o la sangre como tal, incluyan el descarte del parásito que provoca el mal de Chagas.

En los países donde el mal de Chagas es considerada una enfermedad endémica, la transmisión del parásito por vía oral es un riesgo, en especial al consumir jugos de frutas que han sido lavadas de forma inadecuada.

Una vía de transmisión poco frecuente es la transmisión a través de un corte o pinchazo del personal de salud que trabaja manipulando los insectos portadores o parásitos.

Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento - Transmisión del mal de Chagas

Síntomas del mal de Chagas

El mal de Chagas se caracteriza por tener dos fases principales:

Fase aguda

Durante la etapa aguda, el afectado suele presentar síntomas poco específicos como por ejemplo:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza, muscular o articular.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Malestar general.
  • Inflamación de ganglios.
  • Puede haber un agrandamiento del hígado o páncreas y edema de las extremidades.
  • La región donde ocurrió la entrada del parásito puede presentar un endurecimiento indoloro llamado chagoma.

Fase crónica

Durante la fase crónica, los problemas principales son cardiopatías como daño en el músculo cardíaco, insuficiencia cardíaca congestiva, arritmias, aneurismas, producción de embolias pulmonares y accidentes cerebrovasculares, los cuales pueden producir la muerte del afectado.

Los problemas cardíacos suelen causar otros problemas como por ejemplo hepatomegalia, congestión pulmonar, dificultad respiratoria y megaesófago o megacolon, acompañado de problemas gastrointestinales como dolor al tragar, reflujo, constipación y dolor abdominal.

Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento -  Síntomas del mal de Chagas

Enfermedad de Chagas: tratamiento

El primer paso para aplicar un tratamiento cuando se cree que una persona es afectada por el mal de Chagas es realizar un correcto diagnóstico, para lo cual es necesario hacer un examen de sangre para detectar la presencia del parásito bajo el microscopio, o bien intentar aislar y cultivar a la bacteria en un medio de cultivo.

Una vez se ha detectado al parásito, es necesaria la implementación de medicamentos antiparasitarios para controlar el avance de la enfermedad y así evitar los graves problemas crónicos causados por el parásito. Sin embargo, este tratamiento tiene mayor efecto cuando la enfermedad se encuentra en su etapa de desarrollo y pierde eficacia cuando se han establecido los problemas crónicos.

En la etapa crónica, los tratamientos suelen ser orientados principalmente al alivio de los problemas en otros órganos, principalmente los cardíacos, los cuales serán tratados de manera similar a las cardiopatías originadas por otros motivos, en los casos más graves se puede incluso necesitar un trasplante de corazón.

Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento - Enfermedad de Chagas: tratamiento

Prevención del mal de Chagas

Los insectos portadores del parásito se han adaptado sumamente bien incluso a las regiones civilizadas de los países donde el mal de Chagas es considerada una enfermedad endémica, por lo cual las medidas de prevención son de suma importancia para los habitantes y los visitantes de otros países.

Estos insectos se caracterizan por alimentarse de noche, por lo que es importante considerar no salir de la casa si se está en una región campestre. Las casas deben tener pisos, paredes y techos sin grietas, ya que en estos espacios suelen esconderse los insectos, y la aplicación regular de insecticidas ayuda mucho a disminuir la cantidad de insectos en los hogares.

Se recomienda utilizar ropa que cubra las extremidades todo lo que sea posible para las personas que están en riesgo de infección, así como también dormir con aires acondicionados y utilizar cobijas.

Saber reconocer al insecto puede permitir a una persona que ha sido mordida por este a tomar acciones inmediatamente, acudiendo al médico para que realice los estudios necesarios y aplique el tratamiento lo más pronto posible para así favorecer el diagnostico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema inmunitario.

Escribir comentario sobre Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
nestor nava
ESTOS INSECTOS SE ENCUENTRAN EN LOS ANDES VENEZOLANOS, ESPECIFICAMENTE EN EL ESTADO MERIDA.
Su valoración:
GUILLERMO LEON MORALES GALLEGO
Cordialmente;
Este insecto se encuentra colombia ?
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Sí, se calcula que aproximadamente el 20% de la población Colombiana puede estar en riesgo de contagio.
Su valoración:
aida francisca diana pizango
la persona se cura , o sigue toda su vida con la infeccion en la sangre.' la enfermedad acorta la vida de quien la paddece. se contagia por transmicion sexual
Marisol martinez
Es cierto q inflama el corazon el mal de chagas y en etapa avaanzada se podra tratar.
Aleix Cardona (Editor/a de ONsalus)
Efectivamente el mal de Chagas puede causar cardiopatías.

Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento
1 de 4
Mal de Chagas: síntomas, contagio y tratamiento

Volver arriba