Compartir

Mamas tuberosas: grados, operación y postoperatorio

 
Por Ivonne Nieves Blanco, Médico Cirujano. 25 diciembre 2019
Mamas tuberosas: grados, operación y postoperatorio

Algunas mujeres notan que sus mamas no son como las de las las demás mujeres, pues sospechan que estas tienen una forma diferente a las de las demás y las consideran feas, algo que puede afectar desde el punto de vista emocional, desencadenando complejos e inseguridad que terminan por afectar a su autoestima.

Las mamas tuberosas son una alteración benigna que afecta a la estética de la mama, la cual a simple vista no se observa completamente desarrollada, sino alargada y tubular. Si quieres conocer más acerca de las mamas tuberosas: grados, cómo es la operación y el postoperatorio, te invitamos a que continúes leyendo este artículo de ONsalus.

También te puede interesar: Por qué se agranda la areola del pezón

¿Qué son las mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas se conocen como mamas tubulares, cónicas o constreñidas y se deben a una malformación congénita que impide a la mama desarrollarse de manera normal.

Esto se produce mediante la formación de un tejido fibrótico en la base de la mama, es así como se crea un anillo constrictor, haciendo que la mama adopte una forma tuberosa y limitada.

A medida que la mama va creciendo, el tejido que cubre la glándula mamaria se vuelve rígido y no permite que se expanda completamente. Esto hace que la mama se sienta presa dentro de la piel, que no crezca y que el tejido salga por el sitio de menor resistencia, como es la areola y el pezón.

Mamas tuberosas: grados, operación y postoperatorio - ¿Qué son las mamas tuberosas?

Mamas tuberosas: grados

Las mamas tuberosas se dividen en tres grados:

  • Grado I: en este grado, el anillo que limita el desarrollo de la mama es parcial y la evolución de la mama es menor en el polo inferior central y en la parte interna. Las areolas de estas mamas tienden a mirar hacia abajo y hacia el centro, estas se desarrollan normalmente e incluso se pueden hipertrofiar.
  • Grado II: el anillo es mucho más marcado, impide el desarrollo del polo inferior de la mama tanto el interno como el externo. En este grado, el surco mamario se encuentra más elevado y la areola es grande, puede llegar a ser gigante alcanzando hasta los 10 cm.
  • Grado III: el anillo en este grado restringe totalmente y afecta a la integridad de la mama, lo que impide su desarrollo, por lo que son mamas muy pequeñas.

¿Cómo saber si tengo mamas tuberosas?

Durante la pubertad, cuando se inicia el desarrollo de la mama, se hace evidente esta alteración. Su forma es similar a la de una pera o cono.

Cuando se tiene una mama tuberosa, su aspecto es el de unas mamas muy separadas y su forma es tubular o mejor dicho como un cono. Se ve caída y la areola con un diámetro mayor se abomba por la presión que ejerce la glándula mamaria.

Cuando tengas estas dudas con respecto a tus mamas, lo ideal es acudir a consulta con un médico especialista mastólogo o cirujano plástico. El diagnóstico se hace a través de la clínica que presente la paciente previa evaluación mediante el examen físico.

Operación de mamas tuberosas

La operación de las mamas tuberosas es el único tratamiento existente en la actualidad para corregir esta alteración. Consiste en la liberación del anillo abriéndolo y descomprimiendo el tejido fibroso que constriñe la mama, esto se realiza con una cirugía estética, donde se procede a abrir la mama, luego, la apertura del anillo.

El éxito de esta intervención va a depender del grado de la mama tuberosa y de la forma que posea la mama.

En la operación de mamas tuberosas, se realizan dos procedimientos: la resección del anillo mamario y la colocación de implantes.

Si se trata de una mama grande o ptósica, el procedimiento a realizar es subir la mama o disminuir su tamaño. En el caso de que sea pequeña, se procede a aumentar su tamaño, lo cual se logra a través de la colocación de prótesis mamarias, de acuerdo al grado, la forma y del tamaño que presente.

Siempre se debe rellenar el polo inferior, es allí donde existe la falta de tejido, por eso, en ocasiones, dentro de la misma mama, se realiza una especie de colgajo o una técnica especial.

Postoperatorio de las mamas tuberosas

Debes tener en cuenta que este tipo de cirugía es más compleja que el aumento de pecho, en esta, se toman en cuenta muchos más aspectos además de corregir las malformaciones existentes.

La primera noche la debes pasar en el centro hospitalario, dependiendo de la intervención, tendrás un vendaje en los pechos, luego se cambiará por un sujetador.

La paciente puede sentir molestias como: inflamación de las mamas y edema, estos son síntomas frecuentes en este tipo de intervención. La sensibilidad de la mama se encuentra alterada durante algunas semanas.

La cicatriz la debes cuidar para disminuir el edema en la areola y mejorar la cicatrización. Durante esta etapa, es importante seguir las indicaciones del médico especialista, de esta manera, será mucho más rápido el periodo de recuperación.

Si este es tu caso y estás sufriendo de mamas tuberosas, debes acudir a un especialista, quien te indicará el procedimiento a aplicar en tu caso particular.

 

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mamas tuberosas: grados, operación y postoperatorio, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Mamas tuberosas: grados, operación y postoperatorio
1 de 2
Mamas tuberosas: grados, operación y postoperatorio

Volver arriba