Compartir

Mareos cervicales: causas y tratamiento natural

Por Manuel Alejandro Patiño, Psicólogo Clínico y psiconeuroinmunólogo. Actualizado: 11 abril 2018
Mareos cervicales: causas y tratamiento natural

Casi todas las personas han experimentado alguna vez en su vida los incómodos mareos, sensación molesta en la cual pierdes el sentido de orientación y equilibrio y tienes náuseas, confusión visual, entre otros síntomas que confunden lo suficiente como para interrumpir nuestra actividad y necesitar al menos unos segundos de reposo para estabilizarnos.

En este artículo de ONsalus explicamos cuáles son las causas de los mareos cervicales y su tratamiento natural para que puedas atenderlos desde tu propio hogar o donde sea que te encuentres.

También te puede interesar: Consejos para prevenir los mareos

Tipos de mareos cervicales

Seguramente de niño, alguna vez llegaste a sentirte mareado después de probar dar algunas vueltas jugando o viste a alguien a quien le sucediera. A pesar de que estemos de pie y estables, ante un mareo o vértigo, nuestros sentidos siguen percibiendo como si el alrededor se siguiera moviendo o estuviéramos a punto de caernos, ocasionando en la mayoría de tales ocasiones que dicha caída suceda o al menos demos unos pasos, así como posibles náuseas.

A este tipo de mareo se le denomina mareo periférico u otológico. Es un mareo que surge debido al movimiento del líquido endolinfático (endolinfa) dentro de nuestro oído, que se encarga de estimular las señales que le indican a nuestro cerebro si estamos estabilizados, torcidos o cayéndonos. En tal situación, dicha endolinfa sigue moviéndose cual agua que espera regresar gradualmente a su reposo.

Existe otro tipo de mareo que es el de origen central, producido cuando los segmentos del cerebro, que se encargan de comandar estas funciones del equilibrio y orientación, no reciben los suministros adecuados de oxígeno y nutrientes, impidiendo, así, que se desempeñen de forma inadecuada e insuficiente en circunstancias normales o donde no existen caídas o inestabilidad. Obviamente, en situaciones donde normalmente todos nos marearíamos, la resistencia del sujeto que tiene estos bloqueos será aún peor y así mismo la agudeza de sus síntomas.

Cuando hablamos de mareo cervical, nos referimos principalmente al segundo tipo de mareo que mencionamos, aunque puede influir en una aparición más fácil del mareo periférico. Un mareo cervical se diferencia en que la aparición del mismo se ve favorecido por irregularidades en el área cervical del torso (espalda alta y cuello).

Causas de los mareos cervicales

Un mareo cervical se diferencia de los demás por síntomas como tensión y dolor en el cuello y espalda alta, que acompañan a los mareos durante la aparición de los mismos o incluso en cualquier otro momento del día de forma recurrente.

Estas perturbaciones en el área cervical permiten que surjan dichos mareos, ya que contribuyen a la reducción del paso de sangre y nutrientes entre la cabeza y el torso, afectando así al cerebro y a los sistemas respiratorios y circulatorios.

Entre las enfermedades y condiciones específicas que pueden ser causas de mareos cervicales, encontramos:

  • Tendinitis en músculos del cuello y de la espalda alta cercanos a la cervical, que produzcan en ella compresión, obstaculizando así el correcto flujo sanguíneo hacia y desde el cerebro. Originadas por lesiones, accidentes o estrés.
  • Artrosis e inflamación de los discos intervertebrales cervicales, provocando compresión neurovascular.
  • Tumores.
  • Inflamación de la articulación temporo-mandibular: se encuentra a los lados de la cara y puede inflamarse al usarse demasiado (morder con fuerza) o por estrés crónico, específicamente la acumulación de tensión ("ganas de morder"), que suelen somatizarse en esta articulación y la mandíbula en general.

Los mareos cervicales pueden permanecer latentes durante gran parte del día, siendo sus principales desencadenantes el estrés crónico o agudo, la ansiedad y los movimientos bruscos o cambios repentinos de altura, como levantarse de la cama o saltar y los viajes a sitios de gran altura (montañismo y alpinismo).

Mareos cervicales: causas y tratamiento natural - Causas de los mareos cervicales

Masajes contra los mareos cervicales

Una buena sesión de masajes realizada por un fisioterapeuta, un conocido que sepa hacerlos o, en su defecto, por ti mismo/a en la zona cervical y de la espalda, será beneficioso y agradable, si el origen del problema está en la inflamación muscular en el área y el estrés acumulado del día.

Pueden realizarse los masajes a los lados del cuello hasta la base de las mandíbulas e incluso alcanzando la articulación temporo-mandibular, que puede encontrarse igualmente tensa. Los masajes en la espalda alta y media también pueden beneficiar, pues algunas tensiones empiezan abajo.

Remedios caseros para los mareos cervicales

Para el tratamiento natural de los mareos cervicales, puede recurrirse a los siguientes remedios:

Jengibre

El jengibre es un aliado comprobado científicamente para atenuar o eliminar los síntomas del mareo cervical, indicándose principalmente una infusión de rodajas o ralladura del mismo o, en su defecto o como tratamiento natural, puede optarse por extractos del mismo en dosis de 500 a 2000 mg antes de las comidas o antes de situaciones que puedan favorecer la aparición de los mareos, como es el caso de los viajes a sitios de altura o en vías con muchas curvas.

Gingko biloba

Las hojas de esta planta única son extremadamente eficientes para mejorar la circulación periférica y la salud de nuestro sistema nervioso. Al igual que el jengibre, se ingiere en infusión, extractos o pastillas, tanto para preparación a viajes o como recurso terapéutico natural, aunque en ambos casos es importante recordar que debe ahondarse en las causas de los mareos cervicales, pues su efecto es sintomático (difícilmente curen el problema por sí solos).

Compresas frías y paños calientes

La aplicación de frío es sugerida cuando lo que origina el mareo cervical es una inflamación reciente a nivel articular y/o muscular, cubriendo el área con una compresa fría o con hielos cubiertos con un paño (la piel no debería entrar en contacto directo con los hielos, pues la temperatura de congelamiento es contraproducente).

Los paños calientes serían una opción utilizada con mayor frecuencia, pues atiende las inflamaciones crónicas que estén favoreciendo la compresión del área cervical. El agua caliente en el que se remoja el paño puede mezclarse con cúrcuma para un mayor efecto antiinflamatorio.

Mareos cervicales: causas y tratamiento natural - Remedios caseros para los mareos cervicales

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mareos cervicales: causas y tratamiento natural, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cerebro y nervios.

Escribir comentario sobre Mareos cervicales: causas y tratamiento natural

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Luis
Hola ONsalus, mi nombres es luis tengo 14 años, y estoy aca porque ultimamente me siento mal, pues algunos dias me dan dolores y un poco de mareos en el area de la nuca, pero yo pienso que es por la mal postura que hago todos los dias, cuando uso la computadora cabe mencionar de que yo paro mas de 10 horas en la computadora, y solo me la paso hay y pues nose si es algo normal, que tenga esos dolores o es algo un poco grave gracias por su atencion......
Marta Vicente (Editor/a de ONsalus)
Hola Luis, si pasas tantas horas delante de un ordenador, es normal que aparezcan molestias en la zona cervical. Puedes leer el siguiente artículo y si los dolores no desaparecen, es importante que consultes con un médico:
https://www.onsalus.com/remedios-caseros-para-el-dolor-de-cervicales-18072.html

Saludos

Mareos cervicales: causas y tratamiento natural
1 de 3
Mareos cervicales: causas y tratamiento natural

Volver arriba