Compartir

Mocos en los oídos y mareos: causas

Por Melanie Re. 20 agosto 2018
Mocos en los oídos y mareos: causas

Presentar mucosidad en los oídos suele ser una condición muy molesta para la persona que lo padece por no escuchar bien, percibir un sonido extraño o ir acompañado de dolor, irritación e incluso de mareos. A pesar de lo que se podría pensar, es una afección bastante común, especialmente en niños porque su desarrollo no se ha completado.

Esta acumulación de moco ocurre en el oído medio y puede deberse a diversas situaciones, mismas que están relacionadas con una mayor secreción de mucosidad o un bloqueo del conducto que comunica al oído con la faringe, llamado trompa de Eustaquio o tubo faringotimpánico y por el cual se drenan los fluidos que se producen en los oídos.

Aunque no suele ser una alteración de gravedad y que en muchos casos desaparece en un par de días, podría ser una condición producida por otra enfermedad y es recomendable acudir con un especialista para su tratamiento. Por este motivo, si quieres saber más sobre mocos en los oídos y mareos: causas, en el siguiente artículo de ONsalus te brindamos esa información.

También te puede interesar: Oídos tapados: causas y remedios

Infección con mocos en el oído

La infección en el oído medio es una enfermedad muy común, especialmente en niños porque su sistema inmunológico y la trompa de Eustaquio todavía están en desarrollo, por lo que son más vulnerables a ataques de agentes patógenos como virus o bacterias. Muchas veces este tipo de infección se puede dar poco tiempo después de padecer gripe, resfriado o nariz congestionada, aunque su duración no suele ser mayor a una semana.

Cuando se presenta esta patología se produce una mayor secreción de mucosidad y una inflamación en la trompa de Eustaquio, impidiendo que el conducto se abra bien y queden atrapados mocos en los oídos, lo que también puede provocar no escuchar bien, dolor en los oídos, irritabilidad, fiebre, presencia de pus, alterar el sentido del equilibrio dando la sensación de mareos y otros malestares generales como náuseas y pérdida del apetito.

Mocos en los oídos y mareos: causas - Infección con mocos en el oído

Mucosidad en los oídos y mareos por resfriado

Una de las más frecuentes causas de mocos en los oídos y mareos es estar atravesando por un episodio de resfriado común. Se trata de una infección respiratoria superior, es decir, que afecta a la nariz, los senos paranasales, la laringe y la faringe, misma que comunica a la nariz, el oído y el esófago. Es una enfermedad de origen viral y suele ser de corta duración sin afectaciones graves en el estado de salud en la mayoría de los casos.

El aumento en la secreción nasal es uno de los síntomas y esta puede viajar hacia el oído medio a través de la trompa de Eustaquio, misma que puede inflamarse por un cambio en la presión del aire en esta zona debido a las alteraciones del resfriado, lo que evita que el moco en el oído pueda drenarse y se acumula dando la sensación de tener los oídos tapados. A su vez, este exceso de líquido en el oído medio puede afectar a la estructura conocida como laberinto, que es el encargado del sentido del equilibrio, haciendo que la persona se sienta mareada.

Mocos en los oídos y mareos: causas - Mucosidad en los oídos y mareos por resfriado

Rinitis con mareos y mucosidad en los oídos

A la inflamación de la mucosa que recubre a las fosas nasales se le conoce como rinitis y aunque existen varios tipos de esta afección, clasificados dependiendo de qué lo está provocando y en los que destacan la rinitis infecciosa, hormonal y mecánica, la forma más frecuente es la rinitis alérgica.

Esto ocurre cuando un agente que puede provocar una reacción alérgica, como el polen o el pelo de animales, entra en contacto con las membranas nasales y el organismo responde liberando ciertas sustancias para protegerse pero que desencadena inflamación en la zona, además de otros síntomas como mayor producción de moco, congestión nasal, estornudos y picor en la nariz.

Sin embargo, la inflamación no se limita sólo a la mucosa de las fosas nasales, sino que también se puede presentar en la faringe y las partes con las que se comunica como los ojos y la trompa de Eustaquio, favoreciendo este último la acumulación de mocos en los oídos y que se tengan mareos.

Conoce más sobre esta afección en este otro artículo sobre la Rinitis: tipos, síntomas y tratamiento.

Sinusitis, causa de mucosidad en los oídos y sensación de mareo

Si se tiene mocos en los oídos y mareos es posible que sean síntomas de sufrir de sinusitis, enfermedad que se caracteriza por la inflamación de la membrana mucosa que recubre a los senos paranasales, mayormente a causa de una infección bacteriana, viral o fúngica. Estas son cavidades óseas llenas de aire y que se ubican en el rostro cerca de las cejas, otras por las mejillas, entre los ojos y detrás del hueso etmoides.

Asimismo, entre otros síntomas, a la sinusitis le acompaña mayor producción de mucosidad, congestión nasal y goteo posnasal. Esta alteración puede favorecer la acumulación de mocos en los oídos y mareos a causa de la presión que este líquido ejerce sobre el laberinto del sistema vestibular, encargado del sentido del equilibrio, lo que también puede ocasionar náuseas y vértigo.

Mocos en los oídos y mareos: causas - Sinusitis, causa de mucosidad en los oídos y sensación de mareo

Mocos en los oídos con mareos por adenoides inflamadas

Las adenoides, también conocidas como amígdalas faríngeas o vegetaciones, forman parte del tejido linfoide al igual que las amígdalas palatinas, pero a diferencia de estas no es posible verlas al abrir la boca ya que se ubican en la parte elevada de la garganta, en donde la nariz se une con la boca. La función de estas vegetaciones es proteger al organismo de los microorganismos patógenos que entran con el aire, quedando atrapados en la mucosidad de las mismas.

Sin embargo, esto también las hace propensas a contraer infecciones y que se inflamen, por lo que el incremento en su tamaño y la ubicación que tienen provocan otras alteraciones como dificultad para respirar por la nariz y la obstrucción del conducto que comunica a la garganta con el oído o que la inflamación abarque hasta la entrada de dicho conducto, en cualquiera de los casos pueden quedar atrapados mocos en los oídos por el aumento en su producción y congestión nasal que acompaña a la infección. Debido a esta acumulación es posible sentir mareos o avanzar hacia una infección en el oído.

A pesar de esto, las adenoides inflamadas son una patología que se desarrolla en pocos casos en adultos, siendo más habitual en niños, ya que en los primeros años de la infancia la adenoides alcanzan su tamaño máximo y antes de la pubertad empiezan a encogerse gradualmente. Esto sucede porque se alcanza el desarrollo completo del sistema inmunológico.

En este otro artículo de ONsalus puede consultar más información sobre Adenoides inflamadas: síntomas, causas y tratamiento.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mocos en los oídos y mareos: causas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Oído, nariz y garganta.

Escribir comentario sobre Mocos en los oídos y mareos: causas

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
ana carrero
tengo los oidos tapados sin mas sintomas que podria hacceer

Mocos en los oídos y mareos: causas
1 de 4
Mocos en los oídos y mareos: causas

Volver arriba