menu
Compartir

Mordida cruzada: qué es y cómo puedes corregirla

 
Por Julián Campos, Periodista especializado en salud. 25 mayo 2022
Mordida cruzada: qué es y cómo puedes corregirla

La mordida cruzada es un tipo de maloclusión. Este último término, a grandes rasgos, puede definirse como el "mal encaje" de dos piezas dentales. Esto significa que los dientes del maxilar superior no encajan con las piezas dentales opuestas del modo en que sí deberían hacerlo. De tal modo que unas piezas chocan con las otras inadecuadamente. Dentro de la maloclusión hay varios tipos: mordida abierta, mordida profunda, diastema, apiñamiento... Pero sobre todo, mordida cruzada, que es la que nos interesa en el presente artículo, en el que te explicaremos, además de que en qué consiste, cómo corregir la mordida cruzada.

Qué es la mordida cruzada

Por mordida cruzada entendemos que los dientes del maxilar superior están situados por dentro de la línea que marca el maxilar inferior. Puede darse en varios planos: mordida cruzada sagital, mordida cruzada vertical y mordida cruzada transversal. En todos estos casos, la salud de nuestros dientes se ve directamente afectada durante el proceso de masticación. Al no tener los dientes posicionados adecuadamente, la función de masticación se fuerza, con lo que las encías pueden verse (aparte de las propias piezas dentales) dañadas. Algunas otras clases de mordidas cruzadas son:

Cruzada anterior

En esta mordida cruzada las piezas dentales que intervienen son los caninos (que son los dientes de la parte anterior de la boca).

Cruzada posterior

En este caso, la mordida cruzada se manifiesta sobre todo en posteriores, premolares y molares.

Unilateral

En esta mordida, sólo se ve afectada la parte de la arcada.

Bilateral

En el caso de la mordida cruzada bilateral, se ven afectadas las piezas dentales de ambos lados de la boca.

Algunas de las posibles causas de todas estas anteriores son las influencias genéticas o factores hereditarios. En otras ocasiones, esta alteración se produce a consecuencia de mantener malos hábitos en una edad temprana, lo que puede influir negativamente en la evolución de nuestra mandíbula y los dientes. El factor genético no se puede controlar, aunque sí prevenirse. En el caso de hábitos inapropiados, estos sí están bajo nuestro control. Una de las prácticas más habituales es la de empujar los dientes con la lengua, que junto a la mala costumbre de morder las tapas de los bolígrafos pueden favorecer a un posible caso de maloclusión.

Afortunadamente, hay tratamientos que permiten corregirlos. En el caso de los niños suele recomendarse un disyuntor dental que, una vez colocado en el paladar, expande el mismo hasta mejorar la funcionalidad de la mordida del niño. En el caso de los adultos, como la formación de los huesos ya se ha completado, es necesario intervenir con algún tipo de ortodoncia. Hoy día es posible recurrir a la ortodoncia invisible para los casos más leves, sin que el paciente tenga que pasar por quirófano (algo que sí es necesario en casos severos).

Ortodoncia invisible: la SOLUCIÓN con mayúsculas

Para los casos más leves se puede recurrir a una ortodoncia invisible. La clínica DR SMILE realiza un escáner tridimensional de la dentadura del paciente. A partir de su análisis posterior se determina el grado de gravedad en leve, medio o severo. El tratamiento puede pagarse en cuotas mensuales (desde apenas 30 euros al mes) e incluye la elaboración y recambio de la primera férula, así como de las siguientes. Con férula entendemos una especie de funda invisible que se colocará en los dientes incorporando en su interior un alineador, que es el que permite corregir la alineación de los dientes para así favorecer la mordida. Esta férula ha de llevarse un mayor tiempo o menor, en función de cada persona. En los casos más leves, con 4 meses puede ser suficiente. Ya cuando la alineación se ha corregido completamente, se sustituye por un retenedor, que el paciente habrá de llevar de ahora en adelante a fin de que la alineación de los dientes se mantenga en su nueva posición, que es la correcta. En cualquier caso, la ventaja que ofrece esta ortodoncia es su invisibilidad y transparencia, con lo que es una ortodoncia que pasará fácilmente desapercibida y que no en todos los casos requiere de tenerse que llevar puesta durante todo el día, aunque al principio sí es recomendable hacer uso de la misma durante 22 horas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mordida cruzada: qué es y cómo puedes corregirla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

¿Tienes dudas? ¿Quieres ampliar información? Pregúntale a nuestro experto

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Mordida cruzada: qué es y cómo puedes corregirla
Mordida cruzada: qué es y cómo puedes corregirla

Volver arriba