Compartir

Ojo de gallo: causas y tratamiento

Ojo de gallo: causas y tratamiento

El ojo de gallo es conocido médicamente como heloma interdigital, heloma Molle o callo blando, y da nombre a una pequeña callosidad que aparece entre nuestros dedos. Generalmente, esta protuberancia aparece entre el cuarto y el quinto dedo del pie, cursando con dolor y apareciendo una herida debido al roce continuo de dicho callo con los dedos. El heloma es un engrosamiento de la piel, compuesto por células queratinizadas muertas que aparecen en zonas de gran fricción y roce. En ONsalus te contamos cuáles son las causas y el tratamiento del ojo de gallo, para que conozcas más de cerca esta alteración de la piel.

Causas del ojo de gallo

La causa de la aparición del ojo de gallo es la fricción o presión continuada contra la piel del dedo contiguo. Puede darse esta condición en los siguientes casos:

  • Factores extrínsecos a la persona que lo padece, dándose los mismos fundamentalmente en mujeres que llevan un calzado con una punta muy estrecha habitualmente, lo que favorece que los dedos queden comprimidos y por tanto pueda provocar el ojo de gallo por rozadura.

Además, el ojo de gallo puede darse tras el uso de medias o calcetines de materiales acrílicos.

  • Factores intrínsecos, producido en estos casos por alteraciones en los huesos del pie, prominencias óseas, bordes de los huesos que presentan irregularidades, defectos en la alineación de los dedos o una estructura defectuosa del pie.
Ojo de gallo: causas y tratamiento - Causas del ojo de gallo

Tratamiento del ojo de gallo

El tratamiento principal del ojo de gallo es la quiropodia, un tratamiendo podológico cuya finalidad es eliminar las callosidades y las alteraciones en las uñas de los pies, evitando de esta manera las dolencias causadas por la presión de los mismos contra el calzado y previniendo futuras heridas y complicaciones.

Si la cirugía no es suficiente y el ojo de gallo persiste, vuelve a aparecer o existe dolor en la zona después de haber eliminado el heloma, se puede indicar una ortesis de silicona como alternativa al tratamiento quirúrgico, que consiste en moldear la silicona hasta que se solidifica evitando que los dedos se rocen. La más adecuada es la que protege el quinto dedo a la vez que lo alinea con respecto a los demás. Con este método se pretende evitar el dolor, el roce y la presión que causa el callo contra los zapatos, además de corregir la posición anómala de una articulación, en caso de que sea reductible.

Por otro lado, podemos tener en cuenta una serie de remedio caseros para los ojos de gallo:

  • Usar apósitos especiales para los ojos de gallo disponibles en farmacias. A pesar de que es un tratamiento temporal, pude aliviar el dolor y reducir la presión.
  • Acudir al podólogo para realizar una exfoliación del ojo de gallo, un procedimiento indoloro y que permite aliviar el dolor.
Ojo de gallo: causas y tratamiento - Tratamiento del ojo de gallo

Medidas preventivas para evitar el ojo de gallo

Para evitar que aparezca esta alteración tan incómoda en nuestros pies, podemos llevar a cabo una serie de medidas de prevención:

  • Emplear siempre calzado cómodo y fisiólogico, esquivando a toda costa aquellos con la punta más estrecha.
  • Evitar las fibras y materiales acrílicos en nuestros calcetines y medias, usar siempre calcetines de algodón.
  • Mantener la piel hidratada, aplicando una crema en los pies que prevenga la sequedad excesiva de la piel.

Recuerda, que ante cualquier síntoma que te indique que puedas tener esta condición, debes acudir a tu podólogo para que examine la alteración que presentas y así poder aconsejarte que tratamiento es el más adecuado para ti.

Ojo de gallo: causas y tratamiento - Medidas preventivas para evitar el ojo de gallo

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ojo de gallo: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Escribir comentario sobre Ojo de gallo: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Ojo de gallo: causas y tratamiento
1 de 4
Ojo de gallo: causas y tratamiento

Volver arriba