Compartir

Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento

Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento

El ojo seco es la principal razón de consulta oftalmológica. Se trata de una condición que implica que los ojos no mantienen película lagrimal adecuada ni necesaria para el buen funcionamiento del ojo. La función de esta película es mantener el ojo hidratado lo que contribuye con una buena visión y a que las partículas extrañas que entren en el ojo puedan ser eliminadas.

Según ciertos estudios, el síndrome del ojo seco o SOS, como suele llamarse a este padecimiento, afecta de 15 a 30% de la población. Por lo general, afecta a más mujeres que hombres, es más frecuente en personas mayores y en personas de origen asiático. La sequedad ocular se produce por diferentes razones. En ONsalus te contamos más detalles sobre los Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento.

También te puede interesar: Ardor en los ojos: causas y tratamiento

Síndrome del ojo seco o SOS

Los ojos poseen un recubrimiento acuoso que les permite funcionar correctamente. Esta película lagrimal, normalmente, se encuentra formada por tres capas:

  • La más profunda es fina y está formada por mucina.
  • La intermedia es la más gruesa y se compone de agua y sal principalmente.
  • La capa superficial, también fina, está compuesta por lípidos, cuya función es evitar la evaporación de la capa intermedia.

Las alteraciones en cualquiera de estas capas puede afectar la visión. Cuando la capa de agua y sal se encuentra reducida se produce el SOS. Esto puede resultar de una evaporación excesiva por deficiencias en la capa superficial o quizás, por una insuficiente secreción lagrimal. Los ojos son muy sensibles tanto a factores externos como internos del individuo. Por lo general, esta condición se trata fácilmente y no suele pasar a mayores.

Sin embargo, los síntomas del ojo seco son variados y pueden progresar de leves a graves si no se atienden. Los principales síntomas del SOS son:

  • Picazón, ardor y/o enrojecimiento en el ojo.
  • Sensación de arena en el ojo.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa y hasta dolor de cabeza.
  • Lagrimeo excesivo, como mecanismo para compensar la resequedad del ojo.
Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento - Síndrome del ojo seco o SOS

Ojos secos: causas

La resequedad ocular está asociada a diferentes factores que van desde debilidad del sistema inmunológico, efectos secundarios de algún medicamento, e incluso dormir con los ojos un poco abiertos, como afirman ciertos especialistas. Se considera un padecimiento muy común en personas mayores de 40 años, en su mayoría mujeres. Esto se debe a los cambios hormonales, que producen cambios en la calidad y cantidad de la película lagrimal.

También puede estar relacionado con un mal funcionamiento de las glándulas de Meibornio. Se trata de unas glándulas sebáceas especializadas que se encuentran en los párpados (alrededor de 50 en la parte superior y más o menos 25 en la parte inferior), las cuales se encargan de producir el Meibum, sustancia aceitosa, que evita la resequedad ocular.

El SOS o síndrome de ojos secos puede está asociado a diferentes causas, entre las cuales se encuentran:

  • Sistema inmunitario débil.
  • Enfermedades como diabetes, lupus, artritis reumatoide y alergias.
  • Efectos secundarios de ciertos medicamentos, como: antihistamínicos, antidepresivos o anticonceptivos orales.
  • Ambientes secos o con mucho viento, exposición larga al sol, elementos que irritan los ojos como el humo del tabaco, el aire acondicionado, la calefacción.
  • Deficiencias en la dieta.
  • Uso de lentes de contacto.
  • Alguna cirugía del ojo que produzca ese efecto colateral.

Ojos secos: depresión, ansiedad y nervios

El Síndrome del ojo seco considerado una enfermedad multifactorial de la película lagrimal y de la superficie ocular. Esta produce, como se mencionó anteriormente, irritación e inflamación crónica e incluso visión borrosa, lo que sin duda afecta la calidad de vida del paciente y puede llevar a alteraciones de la salud mental en los casos severos. Esta condición, además, puede estar asociada con enfermedades que producen dolor crónico y con tendencia a estados depresivos y de ansiedad.

Se conoce, desde hace tiempo, la relación entre el sídrome de ojo seco y la artritis reumatoidea y el lupus. Por otro lado, algunos especialistas han evaluado, más recientemente, la relación entre los ojos secos y la ansiedad y la depresión. Ciertos estudios muestran que en pacientes depresivos existe un aumento de los síntomas del SOS y a su vez se considera que el SOS, al afectar la calidad de vida de los pacientes, puede tener efectos psicológicos.

Por otro lado, la mayoría de los medicamentos que se usan para tratar la ansiedad y la depresión afectan la película lagrimal, lo que genera una suerte de círculo vicioso. En pacientes que padecen depresión y ansiedad la resequedad ocular es tres veces más frecuente que en personas sanas.

Esta relación es significativa estadísticamente hablando, aunque proviene de un estudio que no tomó en cuenta el uso de antidepresivos que a su vez afectan la película lagrimal. Pero sin duda establece una relación entre el ojo seco y la ansiedad y la depresión que ya había sido señalada por otras investigaciones. La mayoría de las personas con ojos secos describen sentirse ansiosas y/o deprimidas por esta enfermedad, pues se les hace difícil lidiar con el dolor crónico que les produce.

Tanto en el caso de que el paciente está siendo tratado por enfermedad mental como en el que es tratado por resequedad ocular, los especialistas deberán tomar en cuenta la relación entre ambas condiciones al momento de ofrecer opciones de tratamiento. Lo que sin duda puede ayudar con recuperación del paciente. En todo caso a los pacientes que sufren de SOS se recomienda un apoyo psicológico o psiquiátrico, que busca abordar la enfermedad tomando en cuenta su carácter multifactorial.

Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento - Ojos secos: depresión, ansiedad y nervios

Ojos secos: Tratamiento

Para tratar el los ojos secos, los médicos generalmente indican el uso de lágrimas artificiales o geles lubricantes. Esto proporciona gran alivio a las personas cuando las usan 2 a 4 veces al día. En muchos casos, también ayudan los cambios de hábitos como:

  • Uso de lentes de sol.
  • Ajustar la dieta.
  • Evitar los ambientes secos.
  • Evitar el aire acondicionado.
  • Cuidar la higiene de los párpados.

En cuanto a los tratamientos, cuando la enfermedad es más severa el médico podrá recetar medicamentos como antiinflamatorios. Además, otros tratamiento incluyen el uso de micro tapones que se ponen en los conductos lagrimales o la oclusión de los puntos lagrimales a través de un procedimiento quirúrgico en los casos más graves. Uno de los tratamientos más novedosos es el uso, como colirio, de un suero autólogo, que se produce a partir de la sangre del paciente. Se trata de una terapia de medicina regenerativa que utiliza las proteínas presentes en la sangre para favorecer la regeneración de la superficie de la córnea y la desinflamación de los ojos.

Este tratamiento de última generación se usa en la actualidad para los casos más severos. Sin duda, en todos los casos, el especialista deberá conocer la historia clínica del paciente, debido a que en algunos individuos esta condición se produce como efecto secundario de ciertos medicamentos o está asociada a otras enfermedades. De esta manera será más fácil encontrar el tratamiento adecuado.

Remedios caseros para el ojo seco

Cuando se padece resequedad ocular es importante asimilar ciertas rutinas para mejorar la calidad de vida. Entre estas se encuentran:

  • Parpadear con frecuencia y hacer pausas cerrando los ojos si se utilizan aparatos electrónicos que requieren fijar la vista, como computadoras o pantallas.
  • Hidratar los ojos con bolsitas de té negro pasadas por agua hirviendo o con algodones empapados de infusión de manzanilla, que una vez fríos se colocan sobre los párpados.
  • Comer muchas frutas y vegetales frescos, además del uso de complementos vitamínicos. También ayuda consumir alimentos ricos en Omega 3 como el aceite de linaza y pescados.
  • Refrescar los ojos colocando ruedas de pepino sobre los párpados. Este vegetal tiene propiedades antiinflamatorias y refrescantes.

Por lo general, la resequedad ocular no produce graves consecuencias pero es necesario que consulte al médico si padece alguno de los síntomas de manera recurrente. Si la condición del ojo seco se prolonga el riesgo de infección crece y esto puede afectar la córnea y a largo plazo la visión. Por el tipo de síntomas suele pasar mucho tiempo antes de que las personas decidan consultar al médico e igualmente una vez que se empieza el tratamiento las mejorías pueden tardar. En el siguiente artículo te explicamos en más profundidad los remedios caseros para los ojos secos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ojos y visión.

Escribir comentario sobre Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
lorena
me encanto la información yo por mi alergia debo usar lagrimas artificial y un corticoides por 15 días en mi ojo izquierdo por queratitis alérgicas también uso algunos métodos naturales, me gustaria recibir mas información con tema s de salud
Su valoración:
Andrés Willy Mariaca Mareño
Muy buena información...

Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento
1 de 3
Ojos secos por ansiedad: causas y tratamiento

Volver arriba