Compartir

Para qué sirve la leche de magnesia

 
Por Alba San Hipólito Bermejo. Actualizado: 9 abril 2018
Para qué sirve la leche de magnesia

Sabemos que la leche es buena para nuestro organismo, nos ayuda a fortalecer los huesos y mejorar incluso nuestra piel. Hoy en día, son muchas las personas intolerantes a la lactosa y, por esta o por otras razones, eligen tomar otro tipo de leches vegetales. Sin embargo, la leche de magnesia no es nada de esto, aunque se llame así. En realidad, es el nombre comercial de lo que verdaderamente es: hidróxido de magnesio. Su apariencia es de color blanco y líquido, muy parecido a la leche, por eso se le ha otorgado este nombre. Es soluble en agua y tiene muchos usos beneficiosos para el organismo, aunque se debe tener especial cuidado en ciertas circunstancias. En este artículo de ONsalus, te contamos para qué sirve la leche de magnesia y cuáles son sus usos.

Efectos del magnesio en nuestro organismo

El magnesio es un mineral natural muy importante en nuestro organismo. Por ejemplo, es indispensable para la nutrición. Además, es necesario para muchas de las reacciones químicas que e producen en nuestro cuerpo. Es necesario para músculos y nervios, para el sistema inmunitario, los huesos o incluso el corazón.

Algunos de los beneficios del magnesio en nuestro organismo son:

  • Ayuda a que los músculos estén relajados.
  • Previene algunos tipos de arritmias.
  • Equilibra estados de ansiedad, depresión o estrés.
  • Mejora el insomnio.
  • Ayuda a mejorar el colágeno, lo que mejora algunas dolencias de huesos, tendones y cartílagos.
  • Es muy bueno para la absorción del calcio.
  • Además, mejora la respiración y los problemas de asma o bronquios.

Para qué sirve la leche de magnesia y cuáles son sus usos

Como hemos visto, el magnesio es importante para el organismo y puede ayudar en el funcionamiento de este. Por eso, tomar leche de magnesia puede ser muy beneficioso.

Veamos, a continuación, cuáles son los beneficios de la leche de magnesia y para qué puedes usarla:

Leche de magnesia: laxante

La leche de magnesia es un excelente laxante. Ahora bien, precisamente por esto hay que tener cuidado en las cantidades que se toman. Lo que hace es que transporta el agua hasta los intestinos y esto hace que se mejore la evacuación intestinal. Es buena para aquellas personas que sufren de estreñimiento, aunque, como hemos dicho, es mejor usarlo con precaución. No debes abusar de la leche de magnesia como laxante, mejor tomarla en periodos de tiempo cortos, ya que si la usas prolongadamente tu colon podría acostumbrarse y volverse dependiente de esta para su funcionamiento.

Pueden tomarlo también los niños, aunque siempre es recomendable consultarlo con el médico, y nunca menores de 6 años, a no ser que lo recomiende un doctor explícitamente.

La dosis para este caso sería en adultos y niños mayores de 12 años de dos a cuatro cucharadas una vez al día. Lo mejor en el caso de los laxantes y, por lo tanto también, en la leche de magnesia es tomarlo al acostarse, ya que de esta manera mientras dormimos no ingerimos comida y los intestinos hacen su función con la leche de magnesia; y a la mañana siguiente es más probable ir al baño.

Si se lo damos a niños de entre 6 a 11 años, hay que reducir la dosis a una o dos cucharadas una vez al día.

Antiácido

Además de para el estreñimiento, la leche de magnesia es muy buena en general para el aparato digestivo. También es un potente antiácido, por lo que puede ser de gran ayuda en personas que tengan tendencia a la acidez o los reflujos gástricos.

Se considera un antiácido de acción local. El hidróxido de magnesio reacciona con el ácido clorhídrico del estómago y de esta manera se consigue neutralizar la acidez y mejorar el pH del contenido del estómago. Por eso, está recomendada para el alivio de la acidez, la indigestión, los reflujos gástricos o malestares de este tipo relacionados con un aumento de la acidez.

Para utilizarlo como antiácido, debes tomar una cucharada media hora después de las comidas cuando sientas malestar. Pero recuerda que también es laxante, por lo que no debes abusar y siempre tener cuidado con la dosis.

Beneficios de la leche de magnesia para la piel

La leche de magnesia no solo tiene propiedades para el interior de nuestro organismo, sino también para la piel y como tratamiento de belleza. Es un buen aliado para aquellas personas que tengan tendencia seborreica o piel grasa, ya que la leche de magnesia puede contrarrestarla. Y no solo la grasa, es buena para eliminar esos dichosos puntos negros que tanto odiamos. Tiene un efecto antibacterial muy beneficioso para nuestra piel.

También puede ayudarte a prevenir, disminuir o incluso eliminar ciertas manchas de la piel.

Además, puede llegar a curar heridas leves debido a que elimina las bacterias de la piel y tiene un alto contenido en zinc, que ayuda a la cicatrización.

Dermatitis por el pañal

El uso del pañal en bebés puede producirles rojeces en la zona inguinal debido a que está en constante roce, incluso podría llegar a causar dermatitis. En lugar de utilizar una crema para esta zona, puedes sustituirla por leche de magnesia. Puede aliviar mucho al bebé y que se sienta más cómodo. Además, ayudará a tratarla poco a poco.

Otro de los casos que puede solventar la leche de magnesia es la tiña inguinal que no solo se da en bebés, sino también en adultos. Es un hongo que se produce en esta zona, puesto que la leche de magnesia elimina bacterias puede ser un buen remedio.

Para qué sirve la leche de magnesia - Para qué sirve la leche de magnesia y cuáles son sus usos

Contraindicaciones de la leche de magnesia

Además de saber para qué sirve la leche de magnesia y cuáles son sus propiedades, es importante saber qué contraindicaciones tiene, ya que se puede adquirir fácilmente en farmacias y no se debe tomar a la ligera. Aunque tiene muchos efectos beneficiosos, como hemos visto, hay que tener especial cuidado en ciertas ocasiones. Además, no debes superar las dosis recomendadas en cada caso.

  • La leche de magnesia puede bloquear la absorción de hierro y ácido fólico, lo que puede generar una deficiencia de estos y causar anemia. Las personas que de por sí padezcan esta condición, deberían evitar tomarla.
  • También hay que tener cuidado con las mujeres embarazadas o que están dando el pecho. Es mejor consultar al médico antes de comenzar a tomarla.
  • Las personas con enfermedades renales o fallos en los riñones también deben cuidar la ingesta de leche de magnesia. Y, sobre todo, si tienes una dieta con restricción de magnesio.
  • En el caso de su uso tópico, hay que tener en cuenta que la leche de magnesia controla la grasa, pero precisamente porque la reseca. Por lo tanto, puede producir demasiada resequedad en algunas personas. No se debe aplicar en exceso y se debe evitar si se tiene la piel seca. Es mejor utilizarla en personas con problemas de grasa o tendencia seborreica. Úsala dos o tres veces por semana como máximo.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Para qué sirve la leche de magnesia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Bienestar.

Escribir comentario sobre Para qué sirve la leche de magnesia

¿Qué te ha parecido el artículo?

Para qué sirve la leche de magnesia
1 de 2
Para qué sirve la leche de magnesia

Volver arriba