Compartir

Para qué sirven las infiltraciones

Para qué sirven las infiltraciones

Se conoce como infiltración al hecho de introducir un fármaco, medicamento o sustancia al organismo por medio de una jeringa en una zona específica del cuerpo. Generalmente, se administra un analgésico mezclado con algún esteroide con el fin de ayudar a eliminar los síntomas y tratar un proceso inflamatorio con el objetivo principal de mejorar considerablemente el proceso de curación y reducir el dolor.

Esta técnica es cada vez más utilizada gracias a su alta efectividad y a que puede ser suministrada casi en cualquier parte del cuerpo, puesto que las infiltraciones pueden ser aplicadas tanto en articulaciones como en heridas, tejidos blandos o nervios. Si deseas saber más del tema, en el siguiente artículo de ONsalus te detallamos para qué sirven las infiltraciones.

También te puede interesar: Efferalgan: para qué sirve y cómo tomarlo

¿En qué casos se utilizan las infiltraciones?

Las infiltraciones pueden utilizarse en numerosos casos y en la mayoría de ellos son altamente eficaces. El uso más común es en las articulaciones inflamadas, las cuales pueden deberse a diversos trastornos como artrosis o artritis reumatoide, entre otros. En estos casos, no se deberá infiltrar en más de tres articulaciones en un mismo día ni se debe aplicar infiltraciones más de tres veces en una misma articulación a lo largo de todo un año, aunque existen algunas excepciones. Como todas las articulaciones del cuerpo pueden ser pinchadas, puede aplicarse en cualquiera que presente dolor o inflamación.

Otro uso muy común de las infiltraciones es en aquellas personas que sufren de cualquier tipo de tendinitis y en cualquier parte del cuerpo, sin embargo, también hay que considerar otros tratamientos dependiendo de la localización del trastorno, aunque siempre es una buena opción, ya que es una de las terapias más eficaces. Luego de haber mejorado la condición es importante encontrar la causa que lo provocó, por lo que es indispensable seguir realizando consultas médicas después del tratamiento.

Para las contracturas existen numerosos tratamientos que pueden ayudar; sin embargo, cuando la contractura se encuentra localizada en un punto pueden ser de gran ayuda. A pesar de esto, también es importante encontrar el origen de la contractura y actuar sobre el mismo para evitar que vuelva a suceder de manera constante.

Las infiltraciones también son muy recomendadas para las lesiones localizadas en las inserciones de los tendones en los huesos en patologías tales como epicondilitis, epitrocleítis o tendinitis de Aquiles, entre otras. Asimismo, estas inyecciones son muy aconsejables cuando se sufre de una comprensión de algunos nervios, el más frecuente es el síndrome del túnel carpiano, ya que suelen ser totalmente eficaces, aunque los resultados pueden variar y durar de días y, en otros casos, años.

Para qué sirven las infiltraciones - ¿En qué casos se utilizan las infiltraciones?

¿Qué sustancias se infiltran?

Entre las sustancias más comunes que se utilizan en las infiltraciones se encuentran:

  • Esteroide de depósito: estos son corticoides, los cuales son la sustancia más poderosa que actúa como antiinflamatorio. En muchos casos, sólo se necesita una ampolla de esta sustancia para mejorar notablemente cualquier síntoma, sin embargo, no es recomendable aplicar en personas con diabetes.
  • Anestésico local sin adrenalina: es otra sustancia muy usada para infiltrar en algunas contracturas y, casi siempre, va acompañado de otras sustancias, principalmente de esteroide de depósito ya que, de esta forma, el efecto es más inmediato.
  • Ácido hialurónico: es muy empleado y recomendado para trastornos como la artritis de rodilla. Si bien corresponde al tipo de preparado y la marca, generalmente, se utiliza sólo una infiltración semanal por un mes consecutivo.
  • Sustancias radioactivas: también son muy frecuentes, principalmente el renio y el ytrio, que tienen como función principal quemar la membrana de las articulaciones, es decir, la mucosa que se inflama cuando existe un trastorno de las mismas. Son muy potentes, por lo que son las últimas sustancias escogidas si ninguna otra funciona correctamente.
Para qué sirven las infiltraciones - ¿Qué sustancias se infiltran?

Efectos secundarios por infiltraciones

Si bien es una técnica sencilla y segura, es posible que resulten algunos efectos adversos, pero estos son muy poco frecuentes y de presentarse no llegan a durar más de 24 horas. Algunos de los efectos secundarios pueden abarcar:

  • Mareos
  • Dolores de cabeza
  • Hematoma en la zona de punción
  • Fiebre
  • Aumento en el dolor
  • Inflamación del área afectada
  • Reacciones alérgicas si se tiene predisposición a algún reactivo infiltrado
  • En personas diabéticas podría incrementar el nivel de glucosa en sangre

Sin embargo, estos dependen de la sustancia que se utiliza en la infiltración, la dosis, la duración del tratamiento y la reacción del propio organismo.

Por otro lado, al tratarse de un procedimiento invasivo, existen ciertos riesgos que podrían presentarse, aunque están más relacionados con un mal manejo o falta de medidas antisepsis, entre ellos destacan:

  • Una infección en el área de la inyección
  • Daño en algún vaso sanguíneo, nervios o tendones
  • Sangrado
  • Atrofia cutánea, es decir, una marca en la zona de la punción.

De estas consecuencias se desprende la importancia de acudir con personal médico capacitado en infiltraciones, específicamente los reumatólogos.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Para qué sirven las infiltraciones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Medicación y pruebas médicas .

Escribir comentario sobre Para qué sirven las infiltraciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Para qué sirven las infiltraciones
1 de 3
Para qué sirven las infiltraciones

Volver arriba