Compartir

Pecas y lunares en los bebés: detectarlos y qué hacer

Pecas y lunares en los bebés: detectarlos y qué hacer

Los lunares son células pigmentadas muy pequeñitas que aparecen justo cuando nace el bebé y que pueden ser benignos o peligrosos. Los benignos son los llamados lunares uniformes o pecas, y son los que no tienen ningún tipo de relieve, siendo únicamente una mancha. Los que sí tienen relieve son los que necesitan un seguimiento médico, y son aquellos que no son uniformes sino que tienen un relieve que ocupa una parte más grande de lo normal.

Cuando el bebé nace, no debes preocuparte en exceso por los lunares, ya sean benignos o con relieve. En sus primeros meses se hará muchísimos controles médicos, así que si alguno de esos lunares fuera perjudicial se detectaría enseguida. Un dermatólogo vigilará la piel de tu bebé para saber qué tipo de lunares tiene, y tomará las medidas oportunas en cada caso, poniendo un tratamiento si fuera necesario para evitar que tenga problemas en la piel en el futuro. Sigue leyendo este artículo de ONsalus para saberlo todo sobre las pecas y lunares en los bebés.

También te puede interesar: Labios morados: ¿a qué se deben?

Tipos de lunares y cómo detectarlos

Como decíamos, hay dos tipos principales de lunares: los benignos y los malignos. Los niños que tengan lunares totalmente normales, es decir, los benignos o pecas, no necesitarán ningún tratamiento.

Esos lunares (las pecas) son los que no tienen ningún relieve, son pequeños y no ocasionan ningún tipo de picor o daño al pequeño. Sí es importante que te fijes en si los lunares cambian de forma, tamaño o color, y sobre todo de si los niños sufren dolores o picores en la zona en la que están los lunares.

Qué hacer al detectar lunares malos

Si detectas algún lunar que no es normal, acude rápidamente al médico para que pueda observarlo y saber si necesita algún tratamiento. Es especialmente importante que vayas al médico si el niño tiene más de 6 lunares con relieve u ovalados.

Como recomendaciones básicas, si tiene ese tipo de lunares, no puedes exponer su piel al sol, y si va a estar expuesto debe llevar siempre protector solar del factor más alto.

Cómo prevenir lunares en la piel en bebés

Lo mejor para evitar la aparición de lunares malignos o cancerígenos, es que, primero te asegures de qué tipo de piel tiene tu pequeño. Algunas pieles son más delicadas que otras, especialmente aquellas que son muy claras. También hay pieles muy sensibles, las cuales se llaman atípicas. Lo mejor es que acudas al pediatra para asegurarte qué tipo de piel tiene tu hijo.

Una vez lo sepas, es ideal que cuando haga mucho sol, le pongas protección solar bastante elevada, además de ponerle un gorrito y taparle bien, pero sin excederse para que no tenga mucho calor.

Piensa que los bebés son los que tienen la piel más sensible y vulnerable de todas, y ya se sabe lo que dicen "la piel tiene memoria", por lo tanto, todo mal que puedas evitarle desde su temprana edad, lo notará en salud en su futuro.

Ahora que ya sabes todo sobre pecas y lunares en los bebés, puede que te interese este otro artículo sobre Cuánto dura la varicela.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pecas y lunares en los bebés: detectarlos y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Pecas y lunares en los bebés: detectarlos y qué hacer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Pecas y lunares en los bebés: detectarlos y qué hacer
1 de 3
Pecas y lunares en los bebés: detectarlos y qué hacer