Compartir

Por qué mi bebé tiene hipo después de comer

 
Por Valeria Foi. Actualizado: 27 abril 2018
Por qué mi bebé tiene hipo después de comer

Puede resultar familiar para algunos padres encontrarse con que su bebé sufre de hipo luego de cada comida. ¿Por qué mi bebé tiene hipo después de comer? Te sorprenderá saber que el hipo es una condición más habitual de lo que se piensa en los bebés. Incluso dentro de la barriga, ya pueden sufrir de él.

Aunque las causas se asocian a la inmadurez estomacal o hábitos alimenticios, no existe una razón científica precisa sobre el hipo. Lo cierto es que cualquiera de las anteriores, puede hacer más propenso a un bebé a padecerlo. En ONsalus, abordamos este tema desde la perspectiva de los papás. Conoce cuáles son las causas, consecuencias y formas de ayudar a tu bebé a superar este reflejo.

También te puede interesar: Cómo quitar el hipo a un bebé

El hipo en los bebés

Lo primero que debes saber es que esta condición no le resulta tan incómoda al bebé como parece. El hipo es completamente inofensivo y no produce dolor. Así como tampoco efectos sobre los procesos respiratorios o digestivos.

El hipo es producto de la contracción involuntaria del diafragma, cuya labor es separar los pulmones del estómago, a la vez que ayuda a vaciarlos. Cuando se interrumpe el ritmo de exhalar e inhalar - naturales del proceso respiratorio - se produce el espasmo en el diafragma. Que a su vez cierra las cuerdas vocales, provocando el sonido del hipo.

Este proceso se da de forma tan rápida que es casi imposible prevenirlo. Sin embargo, adoptar una postura adecuada al comer, así como controlar la cantidad de alimento que se consume, puede ayudar a evitar el hipo.

Si tu bebé sufre de hipo cada vez que come, no hace falta que corras de inmediato al médico. Con un poco de paciencia pasará. Solo en casos donde el hipo se mantenga por más de 48 horas, se haga frecuente o el bebé manifieste dolor, se recomienda consultar con el especialista.

¿Por qué mi bebé tiene hipo después de comer?

Las causas asociadas al hipo se relacionan con el sistema digestivo, principalmente. De allí, que sea más común ver este reflejo durante la alimentación del bebé o después de ella. Sin embargo, hay otras causas que se deben considerar sobre el hipo en los bebés después de comer:

  • Inmadurez estomacal: algunos bebés, sobre todo los prematuros, nacen con el sistema digestivo poco desarrollado. Esto trae algunos problemas asociados a la digestión que pueden hacer más propenso al bebé de padecer hipo. Por ejemplo, casos como el reflujo gastroesofágico, que irrita al diafragma provocando el espasmo involuntario.
  • La forma cómo se alimenta el bebé: otra causa conocida, es la posición en la que se alimenta al bebé. Los especialistas recomiendan que tanto durante la lactancia como en la introducción de alimentos sólidos, el bebé adopte una postura lo más vertical posible. Esto lo ayudará a tragar mejor.
  • La cantidad de comida que recibe: si el bebé come mucho o lo hace de forma muy rápida, posiblemente sufra de hipo. Esto se debe a que en algún momento de su alimentación, perderá el ritmo de inhalar y exhalar, provocando la contracción del diafragma.
  • Inmadurez del sistema nervioso: debido a que el sistema nervioso controla todos los nervios del cuerpo, se han dado situaciones donde algunos nervios pueden irritar el diafragma, provocando su contracción. Esta condición es más común en bebés prematuros.
Por qué mi bebé tiene hipo después de comer - ¿Por qué mi bebé tiene hipo después de comer?

¿Se puede evitar el hipo en los bebés?

Existen algunas recomendaciones al momento de alimentar al bebé que pueden ayudar a prevenir el hipo. En primer lugar, no debe esperarse a que el niño tenga mucha hambre para darle de comer. Ya que por naturaleza, deseará comer mucho y muy rápido, dos condiciones que benefician la presencia del hipo.

En el caso de los bebés de lactancia exclusiva, es importante la técnica de amamantado. El bebé debe estar los más vertical posible y su boca debe abarcar todo el pezón para no dar oportunidad a que trague aire. Es importante sacarle bien los gases luego de cada toma.

Prefiera tetinas o chupetes antiespasmos. En el mercado existen muchas marcas, pero algunas poseen una tecnología superior que ayudan a controlar el paso de aire en las tetinas. Esto evita el padecimiento del hipo en muchos casos.

Remedios caseros para quitar el hipo

Aunque los remedios más conocidos para quitar el hipo, son difíciles de aplicar a los bebés, hay personas que logran buenos resultados poniéndolos en práctica. Así que comparto algunos de ellos:

  1. Mecer y relajar al bebé: una técnica común es tratar de relajar al bebé, meciéndolo en brazos. Aunque sabemos que la contracción del diafragma es involuntaria, ayudar al niño a descansar, mejor la condición. Así mismo, permite que el bebé se siga alimentando a pesar del hipo.
  2. Ofrecer líquido: tomar agua puede mejorar la condición del hipo. Si el bebé es lactante, puede ofrecérsele una toma de pecho para aliviar la incomodidad.
  3. Masajear el estómago: dar masajes en la barriga del bebé tiene el mismo efecto que mecerlo. El objetivo es logra que se relaje. En este caso, coloca al bebé con la cabeza un poco más alta que los pies, para evitar el reflujo durante el masaje.

Para más información, en el siguiente artículo de ONsalus te explicamos cómo quitar el hipo a un bebé.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi bebé tiene hipo después de comer, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Por qué mi bebé tiene hipo después de comer

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué mi bebé tiene hipo después de comer
1 de 2
Por qué mi bebé tiene hipo después de comer

Volver arriba