Compartir

Por qué no adelgazo si hago dieta - descubre las razones

Por qué no adelgazo si hago dieta - descubre las razones

Has empezado a hacer dieta con todo el sacrificio que eso conlleva, pero después de un mes de esfuerzo de régimen y ejercicio ves que no consigues resultados. Esto puede pasar, no te desanimes y, de hecho, es más común de lo que piensas. Así como es muy común perder algún kilo al principio y después estancarse. ¿Por qué no adelgazo si hago dieta? Hay muchos factores que influyen en el proceso y hay que tener todos en cuenta, incluso algunos que no dependen de ti, pero todo tiene solución. Vamos a ver todos ellos para saber qué está fallando y, así, poder solucionarlo. No debes abandonar ni rendirte, hacer dieta y adelgazar es posible, pero hay que hacerlo bien. En este artículo de ONsalus, te contamos los factores que influyen en una dieta y algunos consejos para que todo tu esfuerzo se vea recompensado.

No te saltes ninguna comida

Una de las principales cosas que se hacen mal durante una dieta es saltarse alguna comida. Y pensarás “¡qué va!, yo desayuno meriendo y ceno todos los días”. Vale, eso está muy bien, pero no vale. Tienes que hacer cinco comidas al día y esto no significa comer demasiado. No, son cinco comidas al día ligeras para que el metabolismo no se duerma y siga funcionando de manera que te ayuda a quemar más calorías. Además, hacer cinco comidas al día ayuda a controlar la ansiedad.

No hagas las comidas principales tan grandes, de lo contrario el almuerzo y la merienda solo te servirían para llenarte aún más. No consiste en comer demasiado durante todo el día, sino más bien en mantener nuestro metabolismo activo.

Establece un horario

Si te preguntas "por qué no adelgazo nada haciendo dieta", una de las cosas que quizás no estés teniendo en cuenta es el horario. Un día desayunas a las 8, otro a las 10, luego, comes a las 14 o a las 15 si es fin de semana y toca salir por ahí. Y la cena, cuando nos pille en casa. Esto hay que eliminarlo y controlar nuestros horarios. Para que el organismo funcione correctamente, deberías hacer todas las comidas (sí, incluidos almuerzo y merienda) a las mismas horas. De esta forma, el cuerpo se acostumbra y regula su funcionamiento para que sea óptimo y más rápido.

Además del horario, la forma en la que comes es muy importante. Es importante dedicar tiempo a comer y no hacerlo deprisa y corriendo. Vale, tienes que comer en el trabajo, pero seguro que te dan más de 10 minutos para comer. Comer lento y sin prisas ayudará a una mejor digestión. Además, cuando comes cantidades más pequeñas es mejor comer lento, ya que la sensación de saciedad suele darse a la media hora de haber empezado a comer. Si comes deprisa y corriendo, te sentirás lleno después de haber ingerido más que si lo haces despacio.

Haz ejercicio y hazlo bien

¿Estás haciendo ejercicio como complemento a la dieta? Si la respuesta es que no, lo estás haciendo mal. Adelgazar se compone de dos cosas: la dieta y el ejercicio, y las dos tienen que ir de la mano. Si solo estás comiendo bien, pero luego te pasas el día en casa en el sofá, la dieta no está sirviendo de mucho.

Y si has respondido que sí, ¿qué ejercicio haces? ¿Eres constante? Salir a dar un paseo durante 20 minutos a paso lento no es hacer ejercicio. Sí, es movimiento, pero necesitas algo más. El ejercicio aeróbico está muy bien para aquellas personas a las que no les gusta hacer ejercicio y puede ser nadar, montar en bici o caminar. Pero hacerlo a un paso ligero y al menos media hora cada día, aunque si es una hora mejor.

Además, debes ser constante en el ejercicio, no vale eso de salir a correr un día y que ya sea suficiente para toda la semana. Haz un registro del deporte que haces tachando los días en el calendario. Cuando acabe tu semana, o tu mes, tendrá que haber más días tachados que en blanco. Al final, cogerás una rutina y echarás de menos el día que no lo hagas. Ya sabes, 21 días hacen hábito. En el siguiente artículo de ONsalus, mostramos qué ejercicios hacer con sobrepeso.

¿Estás haciendo la dieta correcta?

Hoy en día, mucha gente hace dieta, pero no lo hacen correctamente. Hacer un régimen para perder peso tiene que ir ligado a un nutricionista. Si de verdad quieres hacerlo bien, es importante que un especialista te dé algunas pautas y te haga un seguimiento para saber qué tipo de dieta te va mejor y pueda tener en cuenta tu salud.

No hagas dietas que veas en revistas o en Internet, no son genéricas. Y, sobre todo, no hagas una dieta demasiado restrictiva, pues son las peores de todas y podría hacerte más mal que bien. Visita a un nutricionista y ponte en sus manos para hacer lo correcto. Ya verás como notas la diferencia.

Ten en cuenta el alcohol

Haces la dieta correctamente, haces ejercicio, no te saltas ninguna comida…, pero sigues sin adelgazar y, además, tiendes a engordar. ¿Qué está pasando? A lo mejor, es esa cervecita que te tomaste antes de comer, o las copas de la otra noche. Sí, el alcohol es el peor enemigo cuando se quiere perder peso. Causa hambre, lo que hace que luego necesites comer más y, además, provoca que el metabolismo sea más lento y no funcione correctamente. Sin contar con los azúcares que tienen esas copas que te pides. Mientras hagas dieta, restringe el alcohol todo lo que puedas, puedes tomarte algo de vez en cuando, pero intenta evitar tomarlo a menudo y reservarlo solo para algunas ocasiones.

 

Elige bien los productos de tu compra

Otro factor a importante a tener en cuenta si te preguntas por qué no adelgazo haciendo dieta y ejercicio, son los alimentos que compramos. Para hacer dieta, no hay que eliminar ciertos productos, ya que el cuerpo necesita todos los alimentos para funcionar bien. Sí que es cierto que las grasas de la bollería industrial, snacks, azúcares y demás deberían evitarse o tomarse en menor medida, pero no significa que dejes de comer alimentos indispensables, como la carne, y solo tomes verduras.

Para ello, sería importante hacer la lista de la compra con la pirámide nutricional al lado. De esta forma, sabrás qué alimentos debes comprar más y cuáles deberías evitar o apenas estar en tu cesta de la compra. La cuestión no es adelgazar mucho de golpe, sino alimentarte de forma saludable. Si adelgazas mucho, luego será difícil mantenerlo o volverás a coger peso. Lo importante es ser constantes y aprender a alimentarse para que no solo pierdas peso, sino que no lo vuelvas a coger.

Además, debes tener en cuenta la forma de cocinar los alimentos. No es lo mismo unas patatas hervidas o asadas que fritas. Sin embargo, esto conviene consultarlo con el nutricionista, ya que hay un sinfín de maneras de cocinar fuera de lo hervido o a la plancha.

Problemas hormonales

Si ya estás haciendo todas estas cosas al pie de la letra y no adelgazas nada a pesar de estar a dieta y hacer ejercicio, quizás sea momento de visitar al médico. Muchas veces hay problemas hormonales subyacentes que no conocemos y que podrían ser la causa de que estés haciendo dieta y no funcione. Y es más común de lo que piensas, puede ser un problema de tiroides, algo muy común, pero también alguna otra patología. No te preocupes, sea lo que sea, el médico tendrá el tratamiento adecuado y podrás solucionarlo y empezar a perder peso.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no adelgazo si hago dieta - descubre las razones, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Por qué no adelgazo si hago dieta - descubre las razones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué no adelgazo si hago dieta - descubre las razones
1 de 4
Por qué no adelgazo si hago dieta - descubre las razones