Compartir

Por qué no me salen las muelas del juicio

 
Por Jorge Andrés Caraballo, Odontólogo. Actualizado: 7 marzo 2018
Por qué no me salen las muelas del juicio

El tercer molar es la última unidad dentaria que aparece en cada cuadrante dentro de la cavidad bucal. Es también conocido como cordal o muelas de juicio. Este nombre indica que su aparición es generalmente en una persona adulta y se supone que a partir de esta edad tendremos más “juicio”. Su presencia es más frecuente entre los 17 y 18 años, aunque pueden aparecer inclusive hasta los 25 años. Sin embargo, es un hecho bien conocido que no a todas las personas les salen las muelas del juicio. Existen muchas posibles causas de la ausencia de los terceros molares, bien conocidas por los odontólogos pero muy poco por parte de los pacientes. Si eres una de estas personas y alguna vez te has preguntado por qué no me salen las muelas del juicio, te invitamos a leer este artículo de ONsalus en donde hablaremos del tema.

Agenesia del tercer molar

La palabra agenesia se refiere a la ausencia de la formación, por lo tanto, significa que es la ausencia del tercer molar. Los investigadores asocian la agenesia con la evolución, ya que el cuerpo humano ha ido evolucionando para no formar estas unidades dentarias debido a que están muy atrás en la boca y no suele representar mucha ayuda en el proceso de masticación. Es muy común observar esta ausencia en varios miembros de la familia debido al componente genético.

La ausencia de la muelas del juicio puede ser total o solo de algunas de ellas y son considerados los dientes que menos salen comparados con otras unidades dentarias. La confirmación de la agenesia de los terceros molares la hace el odontólogo cuando estudia una radiografía panorámica del paciente, ya que en esta se pueden apreciar los terceros molares en sus distintas etapas de desarrollo, incluso cuando están dentro del hueso.

Evolución de los maxilares

Otras teorías sugieren que la ausencia de los terceros molares puede deberse más bien a los cambios anatómicos del hueso maxilar y de la mandíbula, ya que con el paso de los miles de años durante los cuales ha evolucionado el hombre, estos dos huesos se han hecho más cortos debido a que cada vez se hizo menos necesario masticar alimentos duros gracias al desarrollo de técnicas de cocina y preparación de los alimentos. Esta teoría va de la mano con la agenesia de los molares, ya que al reducirse el tamaño de los huesos cada vez queda menos espacio para los terceros molares, por lo que el cuerpo no los desarrolla.

Por qué no me salen las muelas del juicio - Evolución de los maxilares

Posición inadecuada del tercer molar

Otra posibilidad es que tu muela del juicio no haya emergido porque se encuentra en una posición inadecuada. Si ya estás en el periodo en las que puede aparecer esta unidad dentaria y no se observa, el odontólogo te indicara la realización de una radiografía panorámica para confirmar si el molar está retenido dentro del hueso debido a una mala posición o si en efecto está ausente.

Los terceros molares retenidos por mala posición pueden causar síntomas de dolor, presión y apiñamiento de dientes, aunque muchas veces también pueden no causar ningún síntoma. Los dientes en estas condiciones suelen ser indicados para extracción si generan alguno de los síntomas anteriores, lo cual significa también que el procedimiento de extracción es un tanto más complejo debido al acceso limitado a la muela. En los casos en los que no producen ningún síntoma, el odontólogo podría considerar no hacer la extracción y mantenerla en vigilancia al menos una vez al año.

Por qué no me salen las muelas del juicio - Posición inadecuada del tercer molar

Visita de diagnóstico con tu odontólogo

Si ya te encuentras en la edad en las que erupcionan los terceros molares y no tienes ningún síntoma que indique que puedan estar saliendo es importante que asistas al odontólogo ya que bien puede estar ocurriendo más bien que el tercer molar se encuentra retenido en una mala posición. Esto es importante de descartar por que pueden producir daño sobre otros dientes, como por ejemplo un tercer molar que se encuentra en posición horizontal y que toca la raíz del segundo molar, al punto de desplazarlo, o peor aún, consumir su raíz y producir daño irreversible sobre este otro diente.

El odontólogo te pedirá que te realices una toma de radiografía panorámica para así descartar o confirmar la ausencia del molar, y en los casos en los que está presente tomar la decisión de si es necesario sacarla o si se puede dejar.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué no me salen las muelas del juicio, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

Escribir comentario sobre Por qué no me salen las muelas del juicio

¿Qué te ha parecido el artículo?

Por qué no me salen las muelas del juicio
1 de 3
Por qué no me salen las muelas del juicio

Volver arriba