Potasio alto: causas y tratamiento

Potasio alto: causas y tratamiento

El cuerpo contiene muchos elementos necesarios para que los sistemas funcionen correctamente, entre ellos encontramos al potasio. El valor normal de este mineral en el organismo oscila entre 3.6 a 4.8 mEq/L y lo vamos a encontrar casi en su totalidad dentro de las células. El potasio está involucrado en el funcionamiento del corazón, en el transporte de oxígeno al cerebro, en la digestión, regula los niveles de agua, sodio y acidez en el cuerpo, interviene en las actividades de los músculos y las células nerviosas, entre otros.

Este elemento es desechado principalmente a través de los riñones, por lo que si hay valores altos de potasio en la sangre, frecuentemente se debe a un problema renal, y en un estado avanzado observaremos síntomas como dificultad para respirar, náuseas, dolor muscular, ritmo cardíaco irregular, debilidad, desmayo y puede terminar en complicaciones serias e incluso ser fatal. Por este motivo, en ONsalus queremos que estés bien informado respecto al potasio alto: causas y tratamiento.

Causas del potasio alto

A los valores altos de potasio en el organismo se le conoce medicamente como hiperpotasemia, y puede deberse a la producción de una cantidad mayor de potasio en el cuerpo o que los riñones no están trabajando adecuadamente y no desechan la cantidad correspondiente de este elemento, por lo que se acumula en la sangre. Algunos de los factores que posiblemente estén ocasionando esta condición son:

  • Consumo de ciertos fármacos: algunos medicamentos utilizados para combatir otros padecimientos podrían generar una disminución en la eliminación de potasio en los riñones, por ejemplo algunos utilizados para la presión arterial y patologías cardiovasculares, infecciones, enfermedad renal crónica, para evitar la formación de coágulos de sangre, quimioterapia, etc.
  • Aporte mayor de potasio: es posible que se esté consumiendo gran cantidad de alimentos que son ricos en potasio y los riñones no pueden desechar la ingesta diaria, también sucede al tomar suplementos que contienen este mineral o algunos sustitutos de la sal. Si sufres de algún problema renal, el consumo de potasio debe ser controlado por las recomendaciones de un nefrólogo.
  • Lesiones: otro de los motivos que puede originar potasio alto es el daño en los tejidos, como el ocasionado por caídas, golpes, quemaduras e incluso las lesiones provocadas por convulsiones y que no se trataron.
  • Trastornos de células sanguíneas: el nivel de potasio incrementa debido a que se rompen las células sanguíneas y liberan el potasio que contienen. Patologías como la anemia hemolítica o la trombosis son causantes frecuentes de esta condición.
  • Alteración hormonal que intervienen en los riñones: La ausencia o escasez de hormonas reguladoras de la cantidad de potasio, y otros elementos, que debe ser eliminada, provoca la acumulación de este mineral en el organismo. Este déficit puede ser ocasionado por trastornos como la enfermedad de Addison o el hipoaldosteronismo.
  • Aporte excesivo de potasio intracelular: ocurre cuando el potasio que contienen las células son transportadas al fluido exterior, esto sucede de manera natural como un intercambio de elementos; no obstante, condiciones como la acidosis o necrosis muscular provocan la liberación en cantidades elevadas de potasio.
  • Insuficiencia renal: esta es una de las causas más comunes del potasio alto. Los riñones son los encargados de controlar el equilibrio de potasio en el organismo, por lo que si funcionan mal, no pueden filtrar el potasio que sobra en la sangre y eliminarlo del cuerpo. De esta manera se acumula potasio en el organismo y se alteran los niveles.
  • Otras causas de potasio alto: el consumo de drogas o casos severos de alcoholismo pueden causar daño en las células y se ve involucrada la cantidad de potasio que interviene en los diferentes procesos. Asimismo, estas alteraciones del mineral han sido observadas ante la presencia de un tumor o infecciones, hemorragia estomacal o intestinal, después de una cirugía o si el cuerpo rechaza un trasplante.

Tratamientos para el potasio alto

Para iniciar el tratamiento, el médico debe identificar la causa que origina el potasio alto en el organismo y recetar la mejor manera para combatirla. A su vez, el médico puede sugerir algún procedimiento, compatible con tu condición, para regresar el potasio a su valor normal.

Es de vital importancia disminuir el nivel de potasio en la sangre si ya se están observando signos peligrosos, para ello se recurre frecuentemente a:

  • Dieta baja en potasio: se debe reducir el consumo de frutas, vegetales o jugos con aporte de potasio para que el nivel en la sangre no siga elevándose.
  • Diuréticos: al estimular la producción de orina, el exceso de potasio en los riñones puede ser desechado. Se utilizará el que mejor se ajuste al estado de salud y contraindicaciones.
  • Insulina y glucosa: el potasio en la sangre disminuye por la intervención de estas sustancias, además favorecen el intercambio del potasio que se encuentra en la sangre hacia las células.
  • Administración de calcio: el cloruro de calcio y el gluconato de calcio disminuyen los niveles de potasio en los músculos y el corazón, aliviando síntomas como la arritmia. También son empleados para los casos de acidosis, complementando con bicarbonato de calcio.
  • Sulfonato sódico de poliestireno: elimina el potasio que se encuentra en exceso en los intestinos antes de que sea absorbido.
  • Diálisis: en ciertas situaciones, cuando la función renal no es eficiente, el tratamiento para el potasio alto consistirá en realizar hemodiálisis o diálisis peritoneal para poder eliminar este elemento del cuerpo.

Consejos para ayudar al tratamiento de la hiperpotasemia

Es indispensable que los riñones funcionen correctamente para mantener el organismo sano y sin niveles altos de potasio en la sangre, ya que esto puede ser mortal en los casos más severos. Por este motivo, es importante seguir el tratamiento que el médico indique. Pero, también, puedes ayudarlo realizando algunas cosas, como por ejemplo:

  • Hacer ejercicio al menos 30 minutos, 5 veces a la semana para mejorar los síntomas de la hiperpotasemia. Además, es importante beber mucha agua, ya que la deshidratación puede aumentar el nivel de potasio en el cuerpo.
  • Los masajes y otras terapias alternativas como la acupuntura pueden estimular la función renal. Por lo tanto, si la insuficiencia renal es la causa de la hiperpotasemia, hacer que los riñones funcionen de forma correcta puede ayudar a reducir el nivel de potasio en la sangre.
  • Se recomienda seguir una dieta variada y equilibrada, sin consumir en exceso ningún alimento o grupo de alimentos. Si la hiperpotasemia es causada por la dieta, es importante depurar el cuerpo para que los riñones funcionen de forma correcta y puedan eliminar el excedente de potasio.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Potasio alto: causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Riñones y sistema urinario.