Compartir

Problemas de salud más frecuentes en el embarazo

Por Mireia Aliaga, Periodista especializada en salud. Actualizado: 11 abril 2018
Problemas de salud más frecuentes en el embarazo

Ninguna mujer quiere enfermarse durante el embarazo, pero a veces este proceso representa tantos cambios en el cuerpo femenino que puede hacer que la mujer sea más propensa a padecer complicaciones de condiciones preexistentes o sufrir algunas afecciones que, aunque suelen ser temporales, no son nada gratas. Las mujeres que mayor riesgo tienen de presentar problemas de salud durante el embarazo son aquellas que atraviesan una gestación múltiple, que tienen antecedentes de embarazos de alto riesgo o que son mayores de 35 años de edad. Sin embargo, la historia médica de cada mujer será siempre determinante para predecir su salud durante los nueve meses.

Te invitamos a leer con atención el siguiente artículo de ONsalus para que conozcas cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el embarazo.

También te puede interesar: Varices en el embarazo: tratamiento natural

Diabetes gestacional

Se trata de un tipo de diabetes que solo ocurre durante el embarazo y que usualmente aparece entre la semana 24 y la 28 de gestación causando un incremento importante en los niveles de glucosa en sangre de la madre que, de no ser controlados debidamente, pueden llegar a afectar la salud del feto. No es necesario que una madre haya tenido antecedentes de azúcar elevado para desarrollar diabetes gestacional, sin embargo, sí se ha comprobado que aquellas mujeres que cuidan su alimentación durante el embarazo y consumen azúcar de forma moderada tienen menos riesgo de desarrollar esta afección.

La diabetes gestacional puede ocurrir por diversas causas entre las que te destaca la acción de las hormonas del embarazo de bloquear la función de la insulina, hormona que secreta el páncreas y cuya función es regular los niveles de glucosa en sangre. Las madres con sobrepeso, hipertensión, antecedentes de abortos espontáneos y diabetes, con ovarios poliquísticos y mayores de 25 años tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Los síntomas de la diabetes gestacional son:

  • Visión borrosa.
  • Infecciones del tracto urinario.
  • fatiga.
  • Sed.
  • Incremento d elas micciones.
  • Náuseas.
  • Aumento del apetito.
  • Pérdida de peso inexplicable.

El tratamiento de esta afección consiste en regular los niveles de glucosa de la madre y monitorear constantemente la salud del feto y su crecimiento. La mejor manera de evitar las complicaciones de esta patología es llevando una alimentación balanceada baja en azúcar y harinas, moderada en grasas, rica en proteínas y vegetales, es decir, una dieta saludable. Si cambiando los hábitos alimenticios y haciendo ejercicio los niveles de glucosa no mejoran, puede que sea necesario que el médico recete medicamentos orales para tratar la diabetes.

Cuando el azúcar está controlado los embarazos de madres con diabetes gestacional siguen un curso positivo. Asimismo, después del parto los niveles de azúcar deberían volver a la normalidad, sin embargo, la mujer corre el riesgo de desarrollar diabetes entre 5 y 10 años después del embarazo.

Problemas de salud más frecuentes en el embarazo - Diabetes gestacional

Miocardiopatía periparto

La miocardiopatía periparto puede ocurrir en los primeros meses del embarazo o en los cinco meses siguientes al parto. Se trata de una afección de los músculos del corazón que debilita la función del músculo y agranda sus cámaras trayendo como consecuencia que el corazón no pueda bombear suficiente sangre al cuerpo.

Este problema de salud frecuente en el embarazo puede ser causado por hipertensión arterial, estrechamiento de las arterias, medicamentos, infecciones, diabetes, enfermedad tiroidea y abuso del alcohol. Para tratar la causa de la miocardiopatía, la mujer debe realizar cambios en el estilo de vida, en la alimentación y el consumo de medicamentos. Cuando el tratamiento médico no funciona, puede ser necesario el uso de un marcapasos o un desfibrilador.

Problemas de salud más frecuentes en el embarazo - Miocardiopatía periparto

Hipertensión

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre golpea las arterias, mientras mayor es la fuerza del fluido mayor será la presión arterial, por lo tanto, los niveles elevados de la presión sugieren un cuadro de hipertensión arterial o tensión alta. Existen tres tipos de hipertensión que pueden convertirse en uno de los problemas de salud más frecuentes en el embarazo:

  • Hipertensión gestacional: este tipo de hipertensión aparece al final del embarazo y es de mucho cuidado, ya que aparece sin manifestar ningún síntoma.
  • Hipertensión crónica: es la que está presente antes del embarazo o comienza a afectar a la mujer en la semana 20. Son muchas las mujeres hipertensas que desconocen que sufren de esta afección y que por lo general se enteran durante la primera consulta prenatal con el obstetra.
  • Hipertensión inducida: es la más peligrosa para la madre y para el feto. por lo general se le conoce con el nombre de preeclamsia y aparece después de la semana 20 de embarazo, entre sus consecuencias resalta la presencia de proteínas en la orina. No hay manera de prevenir esta afección y lo único que la cura es el nacimiento del bebé.

Sufrir de hipertensión durante el embarazo puede causar embarazos prematuros o el nacimiento de bebés con poco peso. Es importante que el médico supervise la presión arterial de la madre y le recete medicamentos para controlar la presión, pues solo así se evitará que el feto y la mujer sufran complicaciones graves que puedan comprometer la vida de ambos.

Si deseas conocer más sobre hipertensión y embarazo te recomendamos leer nuestro artículo: ¿puedo embarazarme si tengo hipertensión?

Infección por estreptococo

Se trata de una infección por contagio de un germen conocido como estreptococo del grupo B, el cual vive de forma natural en la vagina, el recto y e la vejiga. Esta afección no causa mayor problemas a la madre, sino que perjudica al recién nacido que se contagia con la bacteria al momento del parto. Este tipo de germen tiene la propiedad de colonizarse dentro del organismo, razón por la que resulta muy difícil eliminarlo por completo.

25% de las mujeres embarazadas está infectada con el estreptococo del tipo B y muchas no lo saben. Es importante averiguar antes del parto si la mujer es portadora de esta bacteria, ya que la infección en los recién nacidos actúa de manera letal, pues puede ser causa de infección pulmonar, cerebral o sanguínea.

Es más probable que la bacteria se trasmita al bebé si:

  • El parto ocurre antes de la semana 37.
  • Han pasado 18 horas desde que rompió aguas pero aún no ha nacido el bebé.
  • Se tuvo fiebre de 38 grados centígrados durante el embarazo.
  • Se ha tenido otro bebé infectado con la bacteria.
  • Se han tenido infecciones urinarias debido a este germen.

No existe tratamiento para proteger a las madres y a los fetos del estreptococo del tipo B. Sin embargo, durante el parto el médico aplicará una inyección de antibiótico si la madre es portadora de la bacteria o sospecha serlo.

Problemas de salud más frecuentes en el embarazo - Infección por estreptococo

Infecciones de orina

Aunque no existe ninguna relación entre embarazo y las infecciones del tracto urinario, las mujeres embarazadas atraviesan ciertos cambios en su organismo que las hacen más propensas a sufrir de esta patología durante la gestación. Por ejemplo, durante el embarazo incrementan los niveles de la hormona progesterona, y esta sustancia es capaz de relajar los músculos de los uréteres, los cuales al dilatarse hacen que el flujo de la orina sea mucho más lento, lo cual aumenta el riesgo de la proliferación de bacterias.

Ardor al orinar, dolor, orina con mal olor, inflamación de la parte baja del vientre, sangre en la orina necesidad frecuente de ir al baño aunque la vejiga esté vacía son algunos de los síntomas de las infecciones urinarias en el embarazo. Es muy importante tratar a tiempo esta afección para evitar que la infección pueda viajar hasta un riñón y causar una pielonefritis, infección renal que puede propagarse a la sangre y causar septicemia, comprometiendo así la vida del feto y de la madre.

Para tratar la infección de orina será necesario tomar una muestra de la primera orina de la mañana y mandar a hacer un cultivo para conocer la bacteria responsable de la infección y el antibiótico que es capaz de combatirla. El médico recetará la ingesta de medicamentos durante al menos siete días y luego hay que repetir el examen de orina para verificar que la infección ha sanado correctamente.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Problemas de salud más frecuentes en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre Problemas de salud más frecuentes en el embarazo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Problemas de salud más frecuentes en el embarazo
1 de 4
Problemas de salud más frecuentes en el embarazo

Volver arriba