Compartir

Progesterona baja: síntomas y tratamiento

Por Melanie Re. Actualizado: 11 octubre 2016
Progesterona baja: síntomas y tratamiento

Aunque la progesterona es conocida como la hormona femenina, también está presente en los hombres pero en cantidad mínima. En las mujeres, representa un papel primordial para que se lleven a cabo varios procesos del organismo, más allá de su influencia en el ciclo menstrual y la gestación, por mencionar algunas funciones, es precursora de hormonas importantes y ayuda a mantenerlas en equilibrio, interviene en el desarrollo de los tejidos, procura un buen estado del sistema circulatorio, evita la retención de líquidos y contribuye a regular la actividad de la vesícula biliar.

Por este motivo, si el nivel de la progesterona disminuye en tu cuerpo, puede ocasionarte una serie de reacciones adversas, aunque es posible combatir esta alteración identificando la causa, ya sea de manera natural o con fármacos si es necesario, lo recomendable que es que acudas con el médico para que te otorgue el tratamiento adecuado. Mientras tanto, en ONsalus te informaremos lo que necesitas saber sobre la progesterona baja: síntomas y tratamiento.

También te puede interesar: Testosterona baja: causas y síntomas

Principales síntomas de progesterona baja

Si tu nivel de progesterona es bajo, esto afectará a tu cuerpo en varios aspectos, principalmente notarás alteraciones en tu ciclo menstrual, como periodos irregulares causando infertilidad, sangrado abundante y cólicos menstruales; además, es más probable que sufras del síndrome premenstrual, es decir, que tengas dolor en los senos y de cabeza, ansiedad, tristeza, cambios de humor, estreñimiento, entre otros.

El déficit de progesterona también puede causarte síntomas como dolor en las articulaciones, retención de líquidos e inflamación abdominal, debilidad en los huesos, deficiencia del sistema inmunológico, sequedad vaginal y es posible que se te empiece a caer el pelo más de lo normal y que tu piel esté reseca.

Asimismo, si sientes fatiga, alteraciones del sueño, sensación de calor o bochornos, pérdida de memoria y bajo deseo sexual sin ninguna explicación aparente, probablemente se deba a que tu progesterona está baja. En el caso de que estés embarazada es muy peligroso que tengas esta alteración, ya que tu organismo no podría mantener el embarazo y es probable que tengas un aborto involuntario.

Por otro lado, aunque en el hombre la progesterona es segregada en mínimas cantidades, si está es más baja de lo normal, también puede ocasionar ciertas reacciones, entre ellas la más importante es que disminuye la producción de espermatozoides.

Progesterona baja: síntomas y tratamiento - Principales síntomas de progesterona baja

Algunas causas de progesterona baja

Existen varios factores que te pueden causar progesterona baja, la mayoría por cosas cotidianas que puedes modificar por ti misma o con ayuda de un especialista, sobre todo si te ocasiona fuertes malestares. Es posible que tu nivel de progesterona baje si:

  • Sufres de estrés, además de que puede alterar tu ciclo menstrual y la ovulación, tu organismo transforma la progesterona en cortisol, conocida como la hormona del estrés.
  • Utilizas pastillas anticonceptivas, frecuentemente ocasionan un desequilibrio hormonal, favoreciendo la presencia de estrógeno.
  • Tu dieta es a base de alimentos de origen animal, por la cantidad de estrógenos que les suministran a los animales, principalmente de nivel industrial.
  • Padeces de alguna alteración en la glándula tiroides, como el hipotiroidismo.
  • Tienes predisposición genética.

Tratamiento para progesterona baja

Cuando tu nivel bajo de progesterona represente una situación de riesgo o los síntomas sean muy fuertes, por ejemplo durante el embarazo, es posible que el médico te indique que debes utilizar un tratamiento farmacológico para aumentar esta hormona, es importante que sigas la dosis establecida y otras recomendaciones que te haga, ya que un uso inadecuado puede ocasionarte efectos secundarios o complicar tu estado. Por este motivo, también es fundamental que no recurras a fármacos sin supervisión o prescripción médica.

Por otro lado, si tu condición no se ve afectada drásticamente, puedes recurrir a otros métodos que no incluyan medicamentos, mayormente si cambias tu estilo de vida y alimentación puedes mejorar esta alteración. Así, podrías disminuir el consumo de alimentos de origen animal u optar por productos certificados sin hormonas e incluir ingredientes que favorecen el incremento de progesterona, aquellos que contienen fitoestrógeno como la alfalfa, la soja, semillas de linaza, espinacas, algunos frutos secos, entre otros. No obstante, siempre es mejor que realices estos cambios con ayuda de un especialista.

Asimismo, si la causa es por estrés, realizar ejercicio, practicar métodos de relajación, salir con los amigos o cualquier otra actividad que te motive, es un buen tratamiento para combatir la progesterona baja y prevenir este déficit.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Progesterona baja: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema endocrino.

Escribir comentario sobre Progesterona baja: síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Progesterona baja: síntomas y tratamiento
1 de 2
Progesterona baja: síntomas y tratamiento

Volver arriba