Compartir

Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento

Por Marta Vicente, Periodista especializada en salud y bienestar. 23 febrero 2016
Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento

Un prolapso uterino se produce cuando el útero o la matriz desde su posición normal cae o desciende hacia el canal vaginal, pudiendo incluso llegar a sobresalir al exterior en el caso de un estado muy avanzado, aunque esto no es lo frecuente. Es una condición que se observa más comúnmente en mujeres que han tenido varios hijos, que han pasado por partos complicados y que se encuentran entre los 40 y 60 años de edad. A fin de evitar complicaciones y asegurar la buena salud del aparato reproductor femenino, es primordial ponerse en manos de un especialista ante los primeros síntomas para tomar las medidas adecuadas y seguir el tratamiento apropiados. En ONsalus explicamos con detalles cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento del prolapso uterino.

También te puede interesar: Ejercicios de Kegel para el prolapso uterino

Causas del prolapso uterino

El útero es un órgano que se sostiene en la pelvis por músculos, ligamentos especiales y otras estructuras, sin embargo, cuando estos tejidos se debilitan de forma excesiva, el útero puede cambiar de posición y descender considerablemente dentro del canal vaginal, dando lugar a lo que se denomina prolapso. Esta condición puede ocurrir por distintas razones, pero la causa más común es el trauma que se padece en los partos, durante los cuales pueden darse significativas alteraciones muscoesqueléticas en la zona. Esto se da especialmente en partos múltiples, bebés grandes o pesados, partos complicados o demasiado seguidos.

Además de esta, otras de las causas del prolapso uterino o factores que pueden conducir a él son:

  • Menopausia: en esta etapa, el cuerpo femenino experimenta cambios importantes debido al descenso de los niveles de estrógeno, y entre estos puede encontrarse la pérdida del tono muscular y la debilidad del suelo pélvico, lo cual aumenta el riesgo de prolpaso uterino.
  • Obesidad: cuando se tiene sobrepeso, existe una mayor tensión en aquellos músculos de soporte de la pelvis y esto incrementa las probabilidades de sufrir un prolapso.
  • Otras afecciones que pueden provocar una excesiva presión sobre esos músculos y, por consiguiente, una debilidad de los mismos son el estreñimiento crónico y la tos prolongada que no cesa.
  • A pesar de que es poco frecuente, el prolapso uterino puede estar provocado por un tumor en la pelvis.
  • Además, conviene señalar que hay mujeres que de nacimiento cuentan con una mayor debilidad del tejido conjuntivo, por lo que esto sumado a condiciones o factores como los anteriores, las hace más vulnerables a sufrir un prolapso.
Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento - Causas del prolapso uterino

Grados del prolapso uterino

En base a lo grave que sea el prolapso uterino, se establece una clasificación de 4 grados, lo que los especialistas tendrán en cuenta en el diagnóstico para determinar cuál es el tratamiento que debe seguir cada paciente:

  • Grado 1: el descenso del útero es ligero y no llega hasta la entrada de la vagina.
  • Grado 2: el prolapso es moderado y llega a la entrada de la vagina.
  • Grado 3: el prolapso es grave y el útero sobresale por la entrada de la vagina. En este caso, la paciente puede notar el bulto al tocarse o al caminar, especialmente si lleva a cabo esfuerzos físicos.
  • Grado 4: el prolapso es total y el útero está completamente fuera de la vagina.

Síntomas del prolapso uterino

Los síntomas que suelen experimentar las mujeres que sufren de prolapso uterino son los que detallamos a continuación:

  • Sensación de presión o pesadez en la región pélvica o la vagina.
  • Notar la presencia de un cuerpo extraño en la vagina.
  • Dolores en la parte baja del vientre.
  • Lumbago o dolores en la zona baja de la espalda.
  • Protrusión (desplazamiento ) del útero hacia la abertura vaginal.
  • Flujo vaginal más abundante.
  • Sangrados vaginales anormales.
  • Dolores o molestias en las relaciones sexuales (dispareunia).
  • Escapes de orina o ganas de miccionar de forma frecuente y repentina.

Con el prolapso uterino, son más frecuentes los trastornos de la vejiga, lo que favorece el padecimiento de infecciones en el tracto urinario. También es importante señalar que los síntomas mencionados pueden agravarse o acentuarse cuando la mujer se sienta, permanece de pie durante un periodo largo de tiempo, realiza ejercicio físico o carga objetos pesados.

Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento - Síntomas del prolapso uterino

Tratamiento del prolapso uterino

Si se experimentan síntomas como los anteriores, es fundamental acudir el médico o ginecólogo lo antes posible para recibir un diagnóstico seguro e iniciar el tratamiento adecuado. Y es que este dependerá, como hemos comentado, del grado de gravedad en el que se encuentre el prolapso y otros factores como la edad de la paciente, su estado de salud, el deseo de tener hijos en un futuro, etc.

En casos de prolapso leve o moderado (grado 1 y 2), se lleva a cabo un tratamiento conservador con el fin de mantener controlados los síntomas y aliviar las molestias asociadas. En este sentido, el especialista puede recomendar medidas como las siguientes:

  • Seguir un tratamiento con estrógenos en el caso de aquellas mujeres han pasado recientemente la menopausia y que han sufrido atrofia vaginal y debilidad en los músculos del suelo pélvico.
  • En el caso de que la paciente presente sobrepeso u obesidad, deberá iniciar un plan de adelgazamiento personalizado y seguir una dieta equilibrada, sana y baja en grasas para mantener un peso adecuado a su condición y estado de salud.
  • La realización de ejercicios que fortalezcan la musculatura del suelo pélvico, como los llamados ejercicios de Kegel, puede ser una buena ayuda para mejorar los casos de prolapso leves y evitar su avance y complicación.
  • Es aconsejable también evitar hacer grandes esfuerzos físicos y levantar o cargar con objetos muy pesados.
  • En algunas mujeres, el especialista puede considerar el uso de un pesario, que es un dispositivo en forma de rosca que se inserta en la vagina para ayudar a mantener el útero en su posición. En este caso, se le deberá indicar a la paciente cuál debe ser la forma de uso de dicho dispositivo.

En cambio, en aquellos casos de prolapso grave o total (grado 3 y 4), suele ser necesaria una intervención quirúrgica para corregir el problema. Hay determinados procedimientos quirúrgicos, como la fijación sacroespinosa, mediante los cuales se consigue sujetar el útero y mantenerlo en su posición original con la ayuda de los ligamentos cercanos; sin embargo, en otros casos puede requerirse una histerectomía, es decir, la extirpación del útero o parte de este.

Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento - Tratamiento del prolapso uterino

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Patricia
Tengo un.prolapso. vajinal.uterino al cual se. Me.nota una bolsita.asiple vista quiero saber si necesito.operacion .o un.pesario
Marta Vicente (Editor/a de ONsalus)
Hola Patricia, lo mejor es que consultes con tu médico para que después de revisarte te informe de cuál es la mejor opción de tratamiento para ti.

Saludos

Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento
1 de 4
Prolapso uterino: causas, síntomas y tratamiento

Volver arriba