Propiedades medicinales del hamamelis

Propiedades medicinales del hamamelis

La planta hamamelis, conocida vulgarmente como avellano de bruja, es originaria de Estados Unidos y se comenzó a utilizar desde la antigüedad por los americanos como un remedio casero para curar heridas y para aliviar el dolor articular. El hamamelis es un arbusto que crece en bosques húmedos y que puede llegar a alcanzar una altura de 7 metros. Las propiedades de esta planta medicinal se atribuyen a la composición de sus hojas, las cuales se caen antes de que el arbusto florezca en invierno.

El uso de las hojas de hamamelis para tratar afecciones del organismo puede ser interno o externo, dependiendo de la condición que se desee atender. En la actualidad esta planta la podemos encontrar en casi cualquier parte del mundo debido a los beneficios que ofrece para la salud del cuerpo, entre los que resaltan su poder para desinflamar las venas y tratar las hemorroides. Conoce todas las propiedades medicinales del hamamelis en este artículo de ONsalus.

Propiedades curativas del hamamelis

Las propiedades medicinales del hamamelis tienen origen en el gran contenido de flavonoides, taninos y ácidos fenólicos que tienen sus hojas, lo cual le atribuye propiedades astringentes, antiinflamatorias, antisépticas y hemostáticas.

Astringente

Es cualquier sustancia que contrae los tejidos corporales, ayudando a disminuir cualquier tipo de secreción, a desinflamar lesiones y detener hemorragias. Esta propiedad también es útil para secar la piel, pues permite juntar los tejidos y bloquear los fluidos. Este beneficio del hamamelis se debe a su contenido en taninos.

Hemostático

La propiedad hemostática de esta planta se debe a su poder para retener el flujo sanguíneo, lo cual ayuda específicamente a detener el flujo en caso de hemorragias.

Antiséptico

Cualquier sustancia capaz de eliminar los gérmenes o bacterias que pueden infectar el organismo. Por esta propiedad es que el hamamelis se utiliza desde la antigüedad para tratar lesiones y heridas, reduciendo así la posibilidad de una infección.

Antiinflamatorio

Ayuda a combatir o prevenir la inflamación de tejidos corporales, incluso de venas varicosas. Esta propiedad del hamamelis la convierte en una planta ideal para tratar afecciones inflamatorias como la artritis reumatoide, la bursitis, tendinitis y esguinces. Son muchos los usos que se le pueden dar a esta planta medicinal para favorecer la salud del organismo, a continuación explicaremos los más importantes.

Hamamelis para el aparato circulatorio

Como cualquier sustancia astringente, la planta hamamelis actúa en el organismo causando la contracción de los vasos sanguíneos, lo cual estimula la salud del sistema circulatorio pues desinflama las venas permitiendo que la sangre transite de mejor manera y lleve el oxígeno a todo el cuerpo debidamente. Esta propiedad del hamamelis beneficia a muchos procesos del organismo y permite atender distintas afecciones como las hemorroides, las varices, la flebitis, el dolor articular, la varicocele y la presencia de hematomas.

En cuanto a las venas y los capilares, esta planta medicinal aumenta la resistencia de ambos, lo cual permite disminuir la salida del líquido capilar, que es el responsable de causar inflamación y edemas. La acción antioxidante de la planta protege las paredes de las venas.

Hamamelis para la menopausia y las hemorragias

Debido a su propiedad hemostática, el hamamelis es utilizado por muchas mujeres para disminuir el sangrado excesivo durante las menstruaciones, lo cual, además de mejorar la calidad de vida, permite reducir considerablemente el malestar durante los períodos menstruales. Así como esta planta tiene la capacidad de disminuir el flujo de la regla, también es capaz de detener el sangrado en caso de hemorragias, lo cual es muy útil al momento de atender heridas y lesiones.

Asimismo, el hamamelis es muy utilizado por las mujeres durante la menopausia, pues estudios han comprobado que el uso interno de esta planta medicinal disminuye la intensidad de los sofocos. El hamamelis también es utilizado para desinflamar las trompas de Falopio.

Uso del hamamelis en la piel

Las propiedades astringentes del hamamelis ayudan a desinflamar los tejidos de la piel, por esta razón son muchas las cremas y tratamientos cosméticos en el mercado que contienen esta planta como ingrediente activo para tratar quemaduras, raspones, arañazos, lesiones por el rasurado y picaduras de insectos.

Asimismo, su acción antiséptica ayuda a evitar la infección de cualquier herida superficial, mientras que su acción antiinflamatoria y analgésica ayudan a disminuir el dolor de la lesión. Muchas cremas para la piel mixta contienen hamamelis para ayudar a balancear la humedad del cutis. Se ha comprobado que el uso externo del agua de hamamelis ayuda en casos de comezón y urticaria.

Cómo usar el hamamelis

Es posible aprovechar las propiedades del hamamelis si utilizamos la planta de forma interna o externa en el organismo. Por lo tanto, puedes sacarle provecho a las hojas de hamamelis preparando una infusión o haciendo agua de hamamelis.

Infusión de hamamelis

  • 4 gramos de hojas secas de hamamelis.
  • Una taza de agua.
  • Miel y limón.

Agrega las hojas de hamamelis a la taza de agua hirviendo y deja cocinar durante 15 minutos. Luego, deja reposar durante 10 minutos, cuela y sirve en una taza. Puedes agregar miel y limón para mejorar el sabor de tu infusión. Esta bebida es ideal en para tratar las dolencias articulares, mejorar la circulación y disminuir el flujo sanguíneo durante las menstruaciones. La dosis recomendada es de dos tazas diarias.

Agua de hamamelis

  • 6 gramos de hojas secas de hamamelis.
  • 2 tazas de agua.

Calienta el agua y agrega las hojas de hamamelis cuando hierva. Deja cocinar durante al menos 20 minutos. Luego cuela las hojas y guarda el agua resultante. Humedece compresas o una toalla pequeña en el agua y aplica de manera externa sobre la piel para calamar el dolor de venas inflamadas o quemaduras solares. También puedes usar esta agua para desinflamar y desinfectar cualquier herida y para aliviar la urticaria.

La hojas hamamelis las puedes encontrar en cualquier tienda naturista o herboristería. Es importante resaltar que el consumo de esta planta no se recomienda a niños, mujeres embarazadas y personas que sufren de gastritis, anemia, enfermedad hepática o que consumen algún tipo de medicamento anticoagulante. Asimismo, se debe evitar el consumo de hamamelis por más de un mes, ya que la planta contiene safrol, un componente que podría resultar canceroso.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Propiedades medicinales del hamamelis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.