Compartir

¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada?

 
Por Melanie Re. Actualizado: 11 abril 2018
¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada?

El queso Philadelphia es un queso cremoso o tipo crema, es decir, un tipo de alimento untable que puede obtenerse al cuajar una mezcla de nata y leche mediante fermentos lácticos. Generalmente, se ingiere acompañado de pan, principalmente rodajas del mismo que se encuentren tostadas. Este suele ser el desayuno o merienda de numerosas personas debido a su exquisito gusto y la gran sensación de saciedad que ofrece.

Este tipo de queso es una crema de color blanco que se distribuye en envases parecidos a los de la mantequilla o margarina y existen numerosas recetas que lo tienen como ingrediente y puede encontrarse en casi cualquier sitio. Sin embargo, debido a que el queso es un producto que está en el punto de mira durante el embarazo existe una gran duda sobre este alimento y la maternidad, por lo que muchas mujeres se preguntan: ¿puedo comer queso philadelphia estando embarazada?

Si quieres conocer la respuesta a esta pregunta y más información de importancia respecto al embarazo y la alimentación, en el siguiente artículo de ONsalus te hablaremos sobre ello.

También te puede interesar: ¿Las embarazadas pueden comer queso?

Datos sobre el queso philadelphia

Este queso cremoso conocido como Philadelphia tiene su origen en Nueva York en el año 1872 cuando William Lawrance creó la primera receta del mismo, simplemente, batiendo nata y leche. Este nombre comercial fue escogido en esa época debido a que, por aquellos años, los alimentos de mayor calidad provenían de la ciudad de Pennsylvania.

El queso Philadelphia más comercial está hecho con ingredientes tales como leche, estabilizadores y nata, sin embargo, algunas variedades de este alimento pueden contener salmón, perejil o ajo por lo que se podrán ver todos los ingredientes que contiene en cada uno de sus envases. Si bien numerosas personas creen que el queso Philadelphia contiene huevo, soja o trigo, esto no es correcto, ya que solamente contienen los ingredientes detallados.

Por otra parte, se recomienda consumir el producto antes de la fecha límite mencionada en su etiqueta para evitar que se ponga en mal estado, lo que puede provocar diversos trastornos. Además, es preferible nunca ponerlo a congelar ya que, al sacarlo del frío, se volverá un producto arenoso o grumoso muy poco agradable.

¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada? - Datos sobre el queso philadelphia

Philadelphia y embarazo

La alimentación durante el embarazo siempre ha sido un motivo de preocupación para los futuros padres debido a la abundante información que existe sobre los daños que puede recibir el bebé tras los malos hábitos de la madre, sin embargo, es importante realizar consultas médicas frecuentes para que el especialista se encargue de controlar que el embarazo siga su transcurso natural y, al mismo tiempo, ofrecerle diversos consejos a la pareja esperando a formar una familia.

Con respecto a los quesos blandos, el queso Philadelphia se puede ingerir sin ningún inconveniente, del mismo modo se puede hacer con los siguientes tipos de queso:

  • El bel paese
  • El requesón
  • El mascarpone
  • El Monterey Jack
  • El Quark
  • El Petit-Suisse
  • El Boursin

Explicado de otro modo, son alimentos seguros todos aquellos quesos pasteurizados, un proceso al que se someten los alimentos para reducir la presencia de microorganismos patógenos que podrían contener, y en este grupo de quesos se encuentra el Philadelphia. A pesar de esto, es importante que se evite su consumo si el médico así lo aconseja durante la gestación.

Por otra parte, las mujeres embarazadas también pueden ingerir los quesos considerados moderadamente curados tales como:

  • Caerphilly
  • Asiago
  • Chesire
  • Cheddar
  • Edam
  • Mozzarella
  • Gloucester
  • Haloumi
  • Jarlsberg
  • Janeer
  • Port Salut
  • Wensleydale
  • Parmesano
  • Provolone
  • Pecorino
  • Red Leicester

¿Qué quesos están prohibidos para las embarazadas?

A las mujeres que se encuentran esperando un hijo no se les recomienda ingerir quesos sin pasteurizar y, como muchos saben, también aquellos quesos blandos maduros aún cuando son realizados con leche pasteurizada, ya que pueden provocar listeriosis cuando el alimento está contaminado con la bacteria Listeria monocytogenes. Esta causa una infección grave y puede transmitirse al feto a través de la placenta o en el momento del parto y aunque en las mujeres embarazadas no suele haber fuertes síntomas, aumenta el riesgo de que ocurra un aborto involuntario, parto prematuro, muerte fetal o la muerte del recién nacido. Dentro de los quesos que no se deben consumir durante la gestación destacan:

  • Queso azul
  • Brie
  • Cambonzola
  • Chaumes
  • Crottin
  • Pont eveque
  • Camembert
  • Tallegio
  • Lymeswold
  • Cacherin

En el siguiente artículo de ONsalus te explicamos qué no comer durante el embarazo.

¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada? - ¿Qué quesos están prohibidos para las embarazadas?

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Embarazo y salud del bebé.

Escribir comentario sobre ¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada?
1 de 3
¿Puedo comer queso philadelphia estando embarazada?

Volver arriba