¿Qué leche es mejor: entera, semidesnatada o desnatada?

¿Qué leche es mejor: entera, semidesnatada o desnatada?

No cabe duda que por años hemos creído que la leche desnatada es más sana que la entera, sobre todo cuando estamos intentando perder esos kilos de más. Las campañas publicitarias nos convencen de que es más ligera y que tiene un aporte de grasa mucho menor, sin embargo nada está más lejos de ser una práctica saludable, que el consumo de leche desnatada, sobre todo si te encuentras en un régimen alimenticio para perder grasa. Es por esto que en ONsalus queremos derrumbar estos mitos y descubrirte qué leche es mejor: entera, semidesnatada o desnatada.

Una leche para cada etapa de la vida

Existen tres tipos de leche de procedencia animal, la entera, la semidesnatada y la desnatada, sin embargo cada una de ellas tiene una función específica para cada etapa de la vida que te detallaremos a continuación:

  • Leche entera: es leche fresca que ha sido sometida a altas temperaturas para ser pasteurizada y luego pasa por un proceso de enfriamiento. Pero tiene un alto contenido de grasas saturadas, que solo son recomendadas en la etapa de crecimiento.
  • Leche semidesnatada: es aquella a la que se le ha eliminado parte del contenido graso, manteniendo algunas vitaminas y ácidos grasos. Es recomendable para niños con tendencia al sobrepeso.
  • Leche desnatada: su aporte es de proteínas, minerales, carbohidratos y vitaminas, a pesar de tener la misma composición de la leche entera, su aporte calórico es mucho menor. Se recomienda para personas entre los 18 y 20 años.

¿La leche desnatada no es más sana que la entera?

Para poder dar respuesta a esta pregunta necesitas conocer cuáles son las similitudes y diferencias entre ambos tipos de leche:

  • Tanto la leche desnatada como la entera aportan la misma cantidad de azucares, calcio y proteínas.
  • Poseen la misma cantidad de agua.
  • Las calorías que aporta la leche desnatada son menores a la de la leche entera. Mientras que un vaso de leche desnatada tiene 90 calorías, la otra tiene 150 calorías.
  • Al eliminar parte de la grasa, en el caso de las leches desnatadas, también se pierden vitaminas como la A, D y E, aunque ahora puedes encontrar leche desnatada enriquecida.
  • Recuerda que las porciones son importantes, si bebes dos vasos de leche desnatada, es como si te bebieras uno de leche entera.

Entonces la respuesta a esta pregunta es que una es más saludable que la otra dependiendo de la etapa de la vida en la que te encuentras y de tus metas a largo plazo. Evidentemente, no necesitas la misma cantidad de nutrientes cuando eres niño que cuando tienes 20 años o cuando ya has pasado los 50, es allí donde radica la respuesta a esta incógnita.

Desmontando mitos

Estudios realizados durante los últimos años por grupos de investigadores de universidades de Estados Unidos, han determinado que los lácteos no tienen ningún efecto concreto sobre los huesos por lo que realmente no previenen fracturas en la edad adulta y se llegó a la conclusión de que los países que menos leche consumen son los que menor riesgo de osteoporosis tienen.

Los estudios más antiguos que apoyaban el consumo de leche como forma de prevenir la osteoporosis y las fracturas, se basan en la leche cruda o raw milk que se refiere a una leche sin pasteurizar, casi imposible de conseguir hoy en día, la única excepción sería para el kéfir o el yogur griego. Uno de los mitos más comunes en cuanto al consumo de leche, es su aporte de calcio, y en efecto lo tiene, pero su absorción es pobre si no existe una cantidad igual de magnesio y como este alimento no tiene suficiente de este mineral pues la absorción no será la apropiada.

En tal caso, si no puedes vivir sin la leche, y no deseas cambiarlo por leches vegetales, como la de almendras, la más recomendable en adultos es la semidesnatada, ya que contiene la mitad de la grasa, pero sin perder sus nutrientes. Pero si te encuentras haciendo una dieta para perder grasa es posible que no veas resultados, y recuerda que la leche semidesnatada, desnatada e incluso deslactosada contiene 12 gr de azúcar simple, lo que desestabilizará tus niveles de insulina y hará que pierdas menos grasa.

 

Leche animal vs leche vegetal

Aunque la leche de vaca es la preferida por la mayoría de las personas, la era fitness ha ayudado a que esta empiece a quedar relegada. Si el aporte de calcio es lo que te tenía indecisa para probar las leches vegetales, existen otras fuentes de este mineral que tu cuerpo sí absorberá correctamente como las semillas de chía, el brócoli, los frutos secos, las algas y la linaza.

Las leches vegetales provienen de una fuente con el mismo nombre, ya sea de un grano como la avena o el arroz, de frutos secos como la de almendras, coco o avellanas o de semillas como la de girasol o sésamo. Algunos de los beneficios de las leches vegetales son:

  • Tienen un bajo contenido de grasa.
  • Poseen un alto contenido de vitamina B.
  • Benefician las digestiones lentas, ya que no necesita enzimas para ser digerida.
  • No contienen colesterol.
  • No contienen azúcar.
  • Tienen menos calorías entre 30 y 40 por vaso.

Recuerda que existe una leche para cada etapa de la vida y según la meta que quiera alcanzar con respecto a la perdida de peso y grasa.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Qué leche es mejor: entera, semidesnatada o desnatada?, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Alimentación.