Compartir

Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios

 
Por Gennesis González, Médico. 24 julio 2018
Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios

El reflujo gastroesofágico está incluido como uno de los factores desencadenantes de enfermedades asociados al tracto digestivo. Lo que sucede es que cuando el alimento es depositado en el estómago frecuentemente se retorna al esófago generando de esta manera la exposición a sustancias ácidas estomacales en el esófago, produciendo la denominada acidez o pirosis y algunas veces dolor.

Esta situación se puede volver persistente y se puede diagnosticar como enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE. Cuando el reflujo gastroesofágico ocurre en horarios nocturnos la persona tiende a tener varias complicaciones, entre ellas insomnio. En ONsalus te explicaremos cuáles son los síntomas, causas, tratamiento y remedios del reflujo gástrico nocturno.

Causas y síntomas del reflujo gástrico nocturno

El reflujo gastroesofágico es una afección frecuente y común a nivel mundial y, además, los malestares nocturnos ocasionan síntomas molestos que interfieren con el tiempo o periodo de descanso. Entre el esófago y el estómago se encuentra una válvula que se denomina esfínter esofágico inferior, este es el encargado de controlar la entrada de todos los alimentos al estómago y a su vez impide su retorno al esófago incluso cuando estamos acostados.

Generalmente el reflujo llega a ser una enfermedad silenciosa durante un largo tiempo, no todo reflujo es capaz de llegar a la boca muchos permanecen en el esófago y producen sensación de acidez estomacal solamente, esto puede ocurrir cuando la persona come mucho y se irrita el estómago aumentando su presión interna.

El esfínter esofágico inferior puede presentar algún fallo en su funcionamiento óptimo (debilitamiento de la válvula) generando reflujo gástrico en las noches cuando el cuerpo está relajado lo que implica también la relajación de esta válvula. Además, esto ocurre cuando:

  • Se come mucho, pues esto genera que se dilate el estómago, el esfínter tendrá dificultad para cerrarse de manera adecuada, esto se traduce a que la distensión en la cámara gástrica acorta el diámetro del esfínter esofágico y esto es capaz de vencer la presión de la válvula.
  • Algunas sustancias pueden interferir en la actividad normal del esfínter como por ejemplo el consumo de cigarrillos, la ingesta de refrescos y algunas bebidas alcohólicas.
  • Las personas obesas o con sobrepeso también son propensas a presentar reflujo gástrico nocturno por la presión que se ejerce en el estómago.
  • Finalmente la causa más común relacionada al reflujo gastroesofágico es la hernia hiatal o hernia de hiato (protrusión de una porción pequeña del estómago a través del orificio del diafragma hacia el tórax).

En última instancia el embarazo también está relacionado como factor predisponente al reflujo gástrico nocturno debido a las alteraciones mecánicas y hormonales propias de la etapa de gestación.

Respecto a los signos de esta afección, podemos decir que los síntomas más comunes del reflujo gástrico nocturno son:

  • Acidez o pirosis: suele ocurrir al acostarse después de comer, generando que los ácidos asciendan al esófago.
  • Regurgitaciones: esto no es más que el regreso del bolo alimenticio (ácido y amargo) a la boca.
  • Ronquera o disfonía: también ocasionada por el regreso del contenido alimentario.
  • Ataque de tos: producto del ácido gástrico que se regresa a esófago y boca.
  • Dolor de garganta: sin otras causas aparentes ni señal de infección.
Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios - Causas y síntomas del reflujo gástrico nocturno

Qué hacer si tienes reflujo gástrico nocturno - el tratamiento

Ante la presencia de reflujo gastroesofágico en horas nocturnas y todas las complicaciones que conlleva se recomienda la visita médica, pues el especialista es quien indicará algunos paraclínicos, además de una endoscopia (método con el que se puede determinar la presencia de hernia hiatal, obtener una muestra de biopsia para descartar patologías estomacales y esofágicas y finalmente clasificar la esofagitis); además se recomienda seguir estos consejos para el tratamiento del reflujo gástrico nocturno:

  • Dormir del lado izquierdo: la acidez y el reflujo mejoran considerablemente tomando en cuenta la anatomía del estómago, al acostarse del lado izquierdo la cámara gástrica colgará hacia abajo y los líquidos y los alimentos se acumularán en la curvatura mayor alejándose en mayor proporción del esfínter esofágico impidiendo a regresar su contenido hacia el esófago y boca.
  • Evita comer cerca de la hora de dormir: en este caso se recomienda que la última comida sea aproximadamente 3 horas antes de dormir para que el estómago contenga menos ácidos y lo más probable es que se encuentre ya vacío.
  • Evita ropa ajustada a la hora de dormir: se recomienda una ropa cómoda y suelta para que no haya presión sobre el área estomacal y que pueda empeorar la sintomatología que se presenta.
  • Disminuye la cantidad de comida en la cena: se recomienda una cena poco copiosa y con cantidades disminuidas de grasa.
  • Duerme con la cabeza más alta: esto implica fomentar el uso de almohadas para que la cabeza se encuentre por encima de la altura del estómago, de lo contrario sería factible que el esfínter se abriera y la comida y los ácidos asciendan al esófago y la boca.
  • Deja de fumar y beber alcohol: como una de las causas es la ingesta de bebidas alcohólicas o refrescos y además el hábito de fumar, se recomienda disminuir su consumo para evitar los daños a la mucosa del estómago así como la afección de la válvula esofágica.
  • Evita alimentos que empeoran el reflujo: como los fritos, elaborados con muchas especias o picantes. Así mismo, no comas alimentos cítricos, como el limón o la naranja, u otros como el chocolate y el tomate.
  • No comas y bebas a la vez: la ingesta de líquidos no debe ser a la par de la comida, se recomienda ingerir líquido media hora antes de la comida y media hora después de la misma.
  • Controla tu peso: finalmente se recomienda mantener un peso óptimo la acumulación de grasa en el abdomen permite que haya mayor presión sobre el estómago y por consecuente sobre el esfínter esofágico.

Evidentemente, el tratamiento del reflujo gástrico nocturno dependerá del grado del mismo que va desde lo más leve (que pueden ser tratados con modificaciones del estilo de vida) a lo más complicado (necesitando intervención quirúrgica). Todos los tratamientos deben ser indicados por un médico que haya hecho una valoración previa de la situación.

El uso de medicamentos se inicia una vez que la persona ha modificado su estilo de vida y esto no ha traído efectos beneficiosos o no los suficientes, utilizando fármacos denominados inhibidores de la bomba de protones capaces de disminuir la secreción ácida producida por el estómago.

Finalmente, antes de iniciar la terapia con remedios naturales para el reflujo gastroesofágico nocturno, se recomienda disminuir o reemplazar de la dieta todos los alimentos que lo favorezcan dentro de los que prevalecen:

  • Los embutidos.
  • La mantequilla y margarina.
  • Nata y cremas.
  • Frituras.
  • Comida basura o chatarra.

Remedios naturales para el reflujo gástrico nocturno

Respecto a remedios que puedes hacer en tu casa, aparte de seguir las indicaciones anteriores, te recomendamos que escojas entre los remedios naturales más efectivos para el reflujo gástrico nocturno, que son los siguientes:

Aloe vera

Dentro de las propiedades del aloe vera, este tiene alto poder antiinflamatorio que permite ayudar a reducir los síntomas del reflujo gástrico. Media taza de jugo de aloe vera antes de las comidas previene todos los síntomas.

Consulta más sobre este remedio natural en este otro artículo de ONsalus sobre Aloe vera para combatir la acidez de estómago.

Vinagre de manzana

Uno de los remedios populares más utilizados para aliviar el reflujo gástrico es el vinagre de manzana. Diluir una cucharada de vinagre de manzana en un vaso con agua y beberlo en cuanto aparecen los primeros síntomas de reflujo, mejorará considerablemente la pirosis.

Bicarbonato de sodio

Tiene un potente efecto de disminución de los niveles de pH en el cuerpo, regulando los ácidos del estómago al tomarlo. El bicarbonato de sodio es un remedio natural fácil de ingerir, basta 1 cucharadita diluida en 1 vaso grande con agua.

Por último, dentro de la terapia natural es importante usar también estos otros remedios:

  • Comer almendras crudas capaces de balancear el pH del estómago.
  • Al comenzar el día se recomienda tomar un vaso de agua tibia y jugo de medio limón. Esto se recomienda antes de consumir cualquier alimento.
  • De ser posible, se recomienda comer una manzana roja después de alimentos pesados.
  • El té de manzanilla también es ampliamente utilizado para controlar los síntomas y el reflujo gástrico.

En ONsalus te recomendamos mantener una vida saludable, esto es indispensable para todo ser humano. Además es crucial cuidar lo que se come para garantizar tener un estómago saludable. Lo recomendable es acudir al médico inmediatamente aparecen los síntomas y cumplir todas las pautas planteadas por el especialista.

Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios - Remedios naturales para el reflujo gástrico nocturno

¿Puede tener complicaciones el reflujo gástrico nocturno?

Además del insomnio, la exposición constante del ácido estomacal en el esófago puede llevar a complicaciones. Algunas de las posibles complicaciones del reflujo gástrico nocturno son:

  • Primero se pueden presentar úlceras en el esófago, esto es producto de la erosión que hace el ácido gástrico en el esófago.
  • Por otro lado, se puede generar inflamación esofágica produciendo a su vez edema en el área, dificultando el paso de los alimentos. Los pacientes suelen referir como sensación de obstrucción o de sentir algo atorado en la garganta.
  • Por último, la complicación más importante es la denominada esófago de Barret en donde el interior del esófago se ve afectado modificando su revestimiento a uno similar al del intestino delgado. Se da como consecuencia de la irritación en el revestimiento esofágico.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema digestivo.

Escribir comentario sobre Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios

¿Qué te ha parecido el artículo?

Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios
1 de 3
Reflujo gástrico nocturno: síntomas, causas, tratamiento y remedios

Volver arriba