Compartir

Remedio casero para el herpes genital con aloe vera

Remedio casero para el herpes genital con aloe vera

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Conviene tratarlo cuanto antes puesto que es muy contagioso, no sólo al tener relaciones sexuales sino por cualquier tipo de contacto, incluso las madres pueden contagiárselo a los bebés durante el parto. Se caracteriza por la aparición de llagas en la zona genital o zonas anexas, aunque su capacidad de contagio es tal que aún no teniendo llagas puedes afectar a otros. Una vez curado puede volver a aparecer algún brote, por eso hay que acudir al médico cuanto antes. No obstante, junto con el tratamiento convencional puedes tratarlo de forma casera.

El aloe vera es muy eficaz contra los virus, incluido el herpes y además aumenta las defensas del organismo. Si quieres saber cómo tratar esta patología de forma casera, en este artículo de ONsalus te contamos un remedio casero para el herpes genital con aloe vera.

También te puede interesar: Remedios caseros para el herpes genital

Qué es el herpes genital y por qué aparece

El herpes genital es una de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes. Está causado por el virus del herpes simple y se transmite de una persona a otra por contacto o por fluidos, por eso hay que tener mucho cuidado cuando se padece ya que cualquier mínimo contacto o fluido tanto genital como oral podrían contagiar a otra persona. Es muy contagioso incluso cuando no hay llagas y las mujeres embarazadas tienen que tratarlo antes de dar a luz o podrían contagiar al bebé, de no ser así tendrían que dar a luz mediante cesárea. Además pueden provocarle una infección al feto si lo padecen durante la gestación.

Aunque no tiene cura sí tiene tratamiento para que desaparezca y evitar más síntomas y contagio. Sin embargo, puede volver a aparecer con el tiempo, sobre todo durante el primer año. No obstante, los siguientes brotes serán más leves y con el tiempo irán disminuyendo. El tratamiento es farmacológico y consiste en medicamentos que ayudan a paliar el dolor y las molestias cuando se tienen llagas o úlceras, y ayudarlas a sanar cuanto antes.

No obstante, para prevenir no sólo este virus sino cualquier ETS es importante tener relaciones sexuales de forma segura y con protección, sobre todo cuando se tienen varias parejas íntimas.

Remedio casero para el herpes genital con aloe vera - Qué es el herpes genital y por qué aparece

Síntomas del herpes genital

Aunque el síntoma más claro es la aparición tanto de llagas como de úlceras en la zona genital o zonas próximas, no todas las personas que lo padecen las presentan. De hecho, muchos pacientes tienen síntomas leves, por eso es importante prestar atención a los signos y síntomas que te contamos a continuación.

Los síntomas del herpes se denominan brotes. La primera vez que una persona es infectada puede tener un brote mucho más grave que las demás veces (si es que vuelve a aparecer) y los síntomas aparecen al cabo de dos días o dos semanas siguientes a haber sido infectado.

El signo más claro de herpes genital es la aparición de pequeñas ampollas dolorosas llenas de líquido. Este es el síntoma más claro. Pueden aparecer en varias zonas:

  • En las mujeres pueden aparecer en la vagina por la zona interna o en los labios vaginales, en el cuello del útero, en el ano o los glúteos o en los muslos.
  • En los hombres pueden aparecer en la zona del pene, el escroto también, al igual que las mujeres en la zona de los glúteos, muslos y ano. Además, aunque no es común también pueden aparecer en otras partes del cuerpo como las manos, o incluso zonas de la cara como los labios o los ojos.

Es importante decir que no hay que tocarse las ampollas y mucho menos apretarlas para que salga el líquido. Además de que es doloroso podría provocar una infección. Antes de que éstas aparezcan podría picarte o escocerte la zona donde aparecerán, por lo que podría ser un signo clave. Una vez se rompan (sin haberlas tocado) dejarán una úlcera superficial pero bastante dolorosa que se curará al cabo de una semana o dos semanas. El médico puede recetarte medicamentos para que el dolor no sea tan intenso.

Además de estas ampollas hay otros síntomas que caracterizan el herpes genital. De hecho muchas personas, como hemos visto antes, no presentan ampollas pero sí podrían manifestarse alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre
  • Malestar general
  • Falta de apetito
  • Ganglios inflamados, sobre todo los de la ingle
  • Dolores musculares en las piernas como en las rodillas, pero también en la espalda baja o los glúteos.
  • En ocasiones puede darse dolor al orinar o incluso dificultad para la micción.
  • Las mujeres pueden presentar más flujo vaginal del habitual.

Beneficios del aloe vera contra el herpes

El aloe vera es muy eficaz contra toda clase de virus, como es el caso del herpes genital. Aumenta las defensas del organismo y su nivel celular. El aloe vera contiene polisacáridos que activan a las células blancas de la sangre y éstas ayudan a crear anticuerpos y ayudan a eliminar los agentes infecciosos del organismo, en este caso el virus.

Además, el aloe vera hace que las ampollas cicatricen más rápido sin dejar marcas y pueden ayudarte a calmarla picazón o el escozor e incluso a bajar la inflamación si la hubiese. El herpes se curará, de esta forma, en la mitad de tiempo.

Remedio casero para el herpes genital con aloe vera - Beneficios del aloe vera contra el herpes

Remedio casero de aloe vera contra el herpes genital

Para preparar el remedio casero con aloe vera lo único que necesitas es la planta en sí. En el interior de sus hojas contiene cristal de sábila, una sustancia viscosa con forma de gel que es la que contiene todas las propiedades. Puedes cortar algunas hojas y guardarlas en el frigorífico para que estén frescas al usarlas o bien puedes cortarlas inmediatamente antes de utilizarlas.

Coge una de las hojas y ábrela cortándola por la mitad. Después con una cuchara coge el gel que contiene dentro y aplícalo suavemente por todas las zonas donde se encuentren las ampollas. Aplícala dando un suave masaje. Verás que el gel te calmará poco a poco. Y si está frío aliviará mucho más el escozor. También puedes sustraer el gel de dentro y aplicarlo en forma de venda. La aplicación es la misma solo que utilizando algún paño o venda.

Haz esto cada noche antes de acostarte, puedes dejar el aloe vera untado en la zona o bien tapado con la venda, como te hemos comentado. Podrás ver resultados en unas tres semanas.

Si compras gel o crema de aloe vera ya preparado asegúrate de que es aloe vera al 100% o por lo menos al 99% de pureza ya que en muchas ocasiones se mezclan con aditivos u otras sustancias y tienen muy poco de aloe vera que es lo que nos interesa. También puedes encontrarlo en cápsulas.

No obstante, el aloe vera y estos otros remedios caseros para el herpes genital es muy importante acudir al médico para tratarlo cuanto antes.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedio casero para el herpes genital con aloe vera, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.

Escribir comentario sobre Remedio casero para el herpes genital con aloe vera

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
yolanda ochoa
llevo llevo 10 días me detectaran herpes en la mama (busto) derecho, es la enfermedad mas terrible que e sufrido, el tratamiento que estoy tomando el .es muy fuerte y aun así no me quita los terribles dolores, empece a usar aloe vera (savila) y me calmo inmediata mente esa sensación de estar quemándome en vida!! la estoy disfrutando de su frescura, la tomo y me la unto en la parte afectada, saludos

Remedio casero para el herpes genital con aloe vera
1 de 3
Remedio casero para el herpes genital con aloe vera

Volver arriba