Compartir

Remedios caseros para el ardor de pies

Valoración: 3.8 | 8 votos
Remedios caseros para el ardor de pies

¿Sientes que tus pies arden o están demasiado calientes? Este es un padecimiento muy común y bastante desagradable que todos podemos experimentar en algún momento, pues puede aparecer fácilmente después de un día ajetreado, realizar actividades de alto impacto, estar mucho tiempo de pie o llevar unos zapatos cerrados que no favorezcan la ventilación de los pies. A pesar de que estas suelen ser las causas más frecuentes, también es importante señalar que el ardor de pies puede ser indicador del sufrimiento de una enfermedad de mayor gravedad o de otras condiciones que tendrán que ser controladas y tratadas por un especialista médico.

Una vez conocida la causa, si quieres conseguir alivio, reducir las molestias y la inflamación, presta atención a este artículo de ONsalus, te revelamos cuáles son los mejores remedios caseros para el ardor de pies.

    Índice
  1. Causas del ardor de pies
  2. Baño de pies con sal o sales de Epsom
  3. Masajes con aceites calmantes y desinflamantes
  4. Vinagre de manzana
  5. Cúrcuma y jengibre
  6. Agua de hamamelis
  • Causas del ardor de pies

    El ardor de pies es un padecimiento que puede aparecer acompañado de otros síntomas como inflamación, enrojecimiento, hormigueo, entumecimiento, sudoración excesiva, entre otros, y que puede deberse a múltiples causas. En muchas ocasiones es consecuencia de factores leves, modificables y fácilmente tratables, como por ejemplo pasar de pie muchas horas, caminar durante largos periodos de tiempo o llevar un calzado inadecuado, pero en otras puede ser un síntoma más de algún tipo de afección o enfermedad subyacente que necesitará un tratamiento médico específico.

    Seguidamente, te detallamos cuáles pueden ser las posibles causas del ardor de pies:

    • Uso de un calzado que no favorece la ventilación de los pies.
    • Pasar mucho tiempo de pie o en la misma posición.
    • Realizar ejercicio físico intenso o hacer largas caminatas.
    • Padecimiento de pie de atleta u hongos en los pies.
    • Problemas de mala circulación sanguínea o trastornos circulatorios.
    • Alteraciones hormonales.
    • Diabetes.
    • Obesidad.
    • Gota.
    • Acumulación excesiva de toxinas.
    • Deficiencias nutricionales.
    • Enfermedades renales.
    • Picaduras de insectos.

    Como ves las condiciones que pueden provocar la sensación de pies ardientes son muy variadas, motivo por el cual es importante permanecer atento a otro tipo de síntomas y acudir al médico en caso de sospechar de que el ardor pueda estar motivado por cualquier enfermedad o patología de mayor gravedad. Te invitamos a leer el artículo Sentir las manos y los pies muy calientes para ampliar esta información.

    Causas del ardor de pies
  • Baño de pies con sal o sales de Epsom

    Al sentir ardor en los pies, una de las mejores cosas que puedes hacer para aliviar este síntoma es sumergir esa parte del cuerpo en agua fresca durante unos cuantos minutos. Cuando tus pies entren en contacto con el agua fría, rápidamente sentirás un gran alivio y, además, combatir la sensación de hormigueo y la hinchazón. Para que el tratamiento sea más efectivo, te recomendamos añadir al agua un puñado de sal gruesa o, si dispones de ellas o puedes comprarlas, de sales de Epsom. Estas últimas son muy relajantes, calmantes, desinflamantes y favorecen la circulación de la sangre.

    Cómo hacer un baño de pies

    1. Llena un recipiente amplio con agua fresca.
    2. Añade un puñado de sal gruesa o de sales de Epsom.
    3. Sumerge los pies en el recipiente, masajéalos suavemente con las manos y deja que reposen durante unos 20 minutos, aproximadamente.
    4. Pasado ese tiempo, saca los pies y sécalos con una toalla.

    Puedes repetir este tratamiento varias veces al día si en algún otro momento vuelves a experimentar esa sensación de ardor tan incómoda y molesta.

    Baño de pies con sal o sales de Epsom
  • Masajes con aceites calmantes y desinflamantes

    Masajear suavemente los pies es una buena forma de ayudar a reactivar la circulación sanguínea y calmar el ardor, y si además los realizas aplicando algún aceite natural que tenga propiedades calmantes y desinflamantes, el alivio será mucho más inmediato, además de que conseguirás reducir al máximo la hinchazón y el enrojecimiento.

    Hay muchos aceites a los que puedes recurrir, pero los que ofrecen mejores resultados son los siguientes:

    • Aceite de manzanilla: es altamente relajante y sedante, además de que disminuye los procesos inflamatorios y alivia los dolores musculares y articulares.
    • Aceite de tomillo: posee elevadas dosis de timol, una sustancia que le otorga la propiedad de aliviar dolores en las articulaciones, la sensación de hormigueo, el entumecimiento, el ardor y la inflamación. Además, te permitirá relajar toda la musculatura del pie.
    • Aceite de linaza: favorece la circulación de la sangre, regula el funcionamiento del sistema nervioso central y es un excelente antiinflamatorio natural gracias a su contenido en omega 3.
    Masajes con aceites calmantes y desinflamantes
  • Vinagre de manzana

    El vinagre de manzana es uno de los mejores remedios caseros para el ardor de pies que se puede emplear, y esto es así por varias razones. Por un lado, actúa como un poderoso calmante y refrescante que reduce al instante esa sensación de calentor en los pies tan desagradable y, por otro, es perfecto para equilibrar el ph natural de la piel y combatir el desarrollo de hongos, motivo por el cual es una efectiva solución natural cuando se padece de pie de atleta, una infección por hongos que suele aparecer en los espacios que hay entre los dedos o en la planta del pie.

    El modo de uso del vinagre de manzana es muy simple, tan solo tienes que diluir 2 cucharadas de vinagre de manzana en un recipiente amplio lleno de agua tibia y sumergir tus pies en él durante unos 20 o 30 minutos. Repite el tratamiento hasta dos veces al día para que la mejoría sea más notoria.

    Vinagre de manzana
  • Cúrcuma y jengibre

    Dos productos originarios de los países orientales, como son la cúrcuma y el jengibre también pueden servirte como tratamiento contra la sensación de ardor y las molestias que experimentas en los pies.

    La cúrcuma es excelente para mejorar la circulación del flujo sanguíneo por todo el cuerpo y reducir las inflamaciones, dos propiedades que son posibles gracias a su compuesto activo llamado curcumina. Para usarla, te recomendamos que primero mezcles 2 cucharadas de cúrcuma en polvo con 2 cucharadas de agua y que con esta preparación, realices un masaje sobre los pies. Luego, cúbrelos con un vendaje y deja actuar durante 1 hora como mínimo. Pasado ese tiempo, retira el vendaje y lava los pies con abundante agua y jabón, ya que la cúrcuma habrá dejado la piel bastante manchada.

    El jengibre tiene muchísimos beneficios para la salud reconocidos y entre todos ellos, también se encuentra su poderoso efecto desinflamante y analgésico natural, lo cual lo convierte en otra gran alternativa para aliviar los dolores de pies y reducir el calentor en los mismos. En este caso, puedes mezclar 1 cucharada pequeña de jengibre triturado con un poco de aceite de oliva tibia y masajear tus pies con el ungüento obtenido.

    Cúrcuma y jengibre
  • Agua de hamamelis

    Del arbusto caduco hamamelis, se obtiene la llamada agua de hamamelis, un tónico natural que puedes aprovechar mejorar la salud de tus pies y piernas, principalmente cuando son víctimas de un mal retorno venoso y sufres dolores, hinchazón, ardor o pesadez en ellos. El hamamelis es una planta que beneficia el sistema circulatorio y que actúa provocando la constricción de los vasos sanguíneos, lo cual permite desinflamar y aliviar la pesadez de la zona.

    Haz unas friegas con agua de hamamelis en tus pies durante unos minutos, masajéandolos con delicadeza, y verás cómo notas un gran alivio, especialmente si has tenido que pasar mucho rato de pie o has tenido una jornada de intenso trabajo.

    En el siguiente artículo te mostramos más efectivos remedios caseros para la mala circulación.

    Agua de hamamelis
  • Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el ardor de pies, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Piel, cabello y uñas.

¿Te ha sido útil este artículo?
Artículos relacionados
Comenta, opina, pregunta sobre remedios caseros para el ardor de pies