Remedios caseros para el dolor de hombro

Remedios caseros para el dolor de hombro

A la hora de dolores, existen diversos medios para tratarlos, ya sea con medicamentos, remedios naturales o movimientos y ejercicios. Cada uno de estos tipos forman un complemento dependiendo del tipo de dolor que se presente, así como de las condiciones individuales de cada persona y situación.

En ONsalus te brindamos remedios caseros para el dolor de hombro, para que puedas subsanar esas molestias de una manera práctica, efectiva y sencilla. Conoce dichos tratamientos a continuación.

Hielo o compresa fría para reducir la inflamación

Uno de los remedios caseros para el dolor de hombro más efectivos, cuando el dolor es agudo o de inicio muy reciente, es colocar frío en la zona afectada, pudiendo ser con compresas frías o con hielos, ya que el frío reduce la irrigación sanguínea hacia la zona, ayudando a calmar la inflamación, además de la sensibilidad. Sin embargo, el tiempo de aplicación no debería pasar de 10 o 15 minutos, pues la inflamación es necesaria ya que se está ayudando a reparar tejido afectado.

Si vas a usar hielo, recuerda que es muy importante colocarlo o envolverlo dentro de un paño, de tal forma que no haga contacto directo para evitar la irritación de la piel, pues no es necesario tampoco que llegues a sentir temperaturas al punto de congelación. Eso favorecería incluso la muerte celular. Igualmente, si la compresa está demasiado fría, coloca un paño de por medio.

Árnica, antiinflamatoria y analgésica

La planta árnica es muy famosa por sus numerosos efectos para la salud, dentro de los cuales destacan su acción antiinflamatoria y analgésica, ayudando así a aliviar gran variedad de molestias, incluyendo dolores de hombro de diversas causas.

Esta se aplica varias veces al día en el área afectada. Se puede conseguir en distintas presentaciones, en gel, en roll-on (presentaciones similares a las de un desodorante de 'bolita') o puedes conseguir tu propia árnica para realizar la tintura de árnica por tu cuenta.

Preparar tintura de árnica en casa

Para ello, necesitas triturar las hojas de árnica muy bien y, una vez trituradas, mezclarlas con alcohol, y guardar la mezcla por unos 5 días para dejarla macerar al aire libre, para que así las hojas suelten la tintura terapéutica.

Conserva esta tintura a temperatura ambiente y, al aplicarla, lo mejor es mezclarla con agua tibia en compresas. Es importante aclarar que la árnica puede causar reacción alérgica en algunas personas. Esta combinación con agua tibia reduce la concentración, que al 100% puede llegar a irritar aún si no existe alergia al producto. Tampoco debe aplicarse en heridas internas.

Paño húmedo caliente, excelente para la tendinitis de hombro

Este remedio para quitar el dolor de hombro es especialmente aplicado en casos de tendinitis (irritación de los tendones) cuando el malestar ya se ha hecho crónico, es decir, más de 3 días con la afección. Esto se debe a que el paño caliente responde aliviando la inflamación y tensión crónica que pudo acumularse en la zona afectada debido a la lesión.

El calor distiende los músculos y, al relajarlos, se espera que permita una mejor circulación y sanación de la herida. La aplicación sería de unos 10 a 20 minutos y sugerimos mantener la olla con agua caliente cerca para calentar y rehumedecer el paño cada vez que sea necesario.

El mezclar el agua calentada con hierbas aromáticas como la lavanda o la hierbabuena puede aumentar la eficiencia del tratamiento, además que inducirá más fácilmente a la calma y la relajación mental.

La cúrcuma como remedio para el dolor de hombro

La cúrcuma es una especia de uso milenario, originaria de la región de la India y oriente. Sus aplicaciones terapéuticas y preventivas son diversas y mundialmente reconocidas, gracias a su potente efecto antiinflamatorio y antioxidante.

Para utilizarla contra los dolores de hombro, consigue cúrcuma en polvo y prepárala de una de las siguientes maneras:

  1. Crea una pasta mezclando el polvo de cúrcuma (unos 5 gramos) con 2 o 3 cucharadas de aceite de coco y remuévela. Luego, aplícala en la zona dolorida y frota en el lugar o puedes pedir que te masajeen lentamente enfocándose en los músculos adoloridos. Después de dejarla actuar durante 15-20 minutos, limpia el área con agua, preferiblemente tibia. Puedes aumentar la cantidad de cúrcuma y aceite para hacer suficiente pasta para varias aplicaciones por 2-3 días. Ambos ingredientes se mantienen a temperatura ambiente y es lo mejor dejarla así.
  2. Paño caliente húmedo con agua hervida con cúrcuma: procedimiento similar al indicado en el apartado anterior, solo que el agua caliente que uses se hierve con polvo de cúrcuma. Luego, filtras dicha agua y pasas a aplicarla con el paño en la zona dolorida.

Nota: la cúrcuma es una especia que tinta mucho cualquier superficie en la que cae, especialmente si ha sido calentada. Tómalo en cuenta para el paño que vayas a usar (uno que no tengas problema en manchar). Si haces la aplicación nº 1, asegúrate de aplicarlo en una zona donde, si la pasta cae al suelo, no haya problema ante la posibilidad de que manche dichas superficies.

Tés e infusiones contra los dolores de hombro

El consumo de infusiones de hojas o especias medicinales también puede ayudar a acelerar la curación de las tendinitis e inflamaciones musculares gracias a sus propiedades antiinflamatorias, que desde adentro pueden actuar. Es importante en estos casos, donde se busca eficacia terapéutica y no solo relajación, realizar los tés con la hoja, rama o especia en su forma natural y en caliente, en vez de los tés en bolsas.

Entre las infusiones que puedes probar están:

  • Manzanilla
  • Cúrcuma con jengibre
  • Jengibre con canela
  • Té verde
  • Alfalfa

Toma cualquiera de estas infusiones de 2 a 3 veces por día, hasta que el dolor y la inflamación bajen. Si deseas endulzar, endulza con miel de abejas, pues otros azúcares estimularán aún más la inflamación, saboteando el efecto.

Es importante aclarar que estos remedios atacan la inflamación crónica, acelerando el proceso antiinflamatorio. Cuando la herida es producida por un evento o lesión puntual (inflamación aguda), deberías consultar con un profesional para consumirlas o esperar al menos un día desde el accidente o momento en que se activó el dolor, pues en estos casos, durante las primeras 36 horas, el cuerpo necesita inflamar como proceso de curación de la herida. Después de este período, sí puedes tomarlas libremente.

Estiramientos y ejercicios para curar el dolor de hombro

El movimiento también puede ser terapéutico para un dolor de hombros. Mientras no sea una fractura o lesión grave que requiera la atención profesional, puedes acompañar la aplicación de los remedios para el dolor de hombro mencionados hasta ahora con ejercicios suaves que ayuden a mejorar la irrigación en la zona y a mantener una postura correcta.

Algunos de estos ejercicios pueden ser:

  1. Comienza con los brazos relajados, con las manos a los lados del torso. Inhala mientras subes el brazo recto a 90 grados (paralelo al suelo). Luego, exhala. Repite varias veces y cambia de brazo.
  2. Movimiento vertical de hombros, repitiendo el patrón respiratorio del anterior.
  3. Estiramiento completo de la espalda: subiendo las manos por encima de tu cabeza y estirando completamente desde el torso y hasta los brazos hacia arriba. Algunas malas posturas y contracturas no inician solo en el hombro, sino que pueden relacionarse con desajustes en la espalda.
  4. Estiramiento de brazos: cruzando un brazo por delante de tu cuello, lo tomas con tu otra mano a nivel del codo y lo empujas hacia atrás, girando ligeramente el tronco hacia el sentido en que estás llevando el brazo que estiras. Luego, repite en sentido contrario.

El riesgo de sufrir molestias musculares aumenta muchísimo más por la calidad y alineación de las posturas que adoptemos que la cantidad de trabajo que realicemos. Por ello, si este es tu caso, lo mejor es que consultes con un fisioterapeuta y muestra los movimientos que frecuentas o asiste a clases de pilates o yoga, que se enfocan mucho en la alineación correcta del cuerpo. Además, la toma de conciencia de la respiración ayudará a hacer cualquier movimiento con mayor seguridad y eficacia.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el dolor de hombro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.