Compartir

Remedios caseros para el dolor de muelas

Por Alejandro Barrero, Periodista especializado en nutrición. 16 noviembre 2015
Remedios caseros para el dolor de muelas

Si hacemos una lista de las afecciones corporales más molestas, cualquiera que haya tenido un dolor de dientes o muelas la colocará en un sitial de honor. El dolor punzante, sordo y seco que nos taladra la mandíbula parece paralizarnos, como si de pronto todos nuestros pensamientos se focalizarán en ese punto exacto. Aunque te recomendamos siempre acudir al odontólogo para determinar el origen de la dolencia y seguir un tratamiento efectivo, en ONsalus te damos algunos remedios caseros para el dolor de muelas.

¿Por qué me duelen las muelas?

Aunque sintamos ese dolor en la zona dental, no siempre el origen se encuentra localizado en esa muela y ni siquiera en la boca. Las causas más comunes suelen ser una caries que alcanza el nervio o una fractura de tu diente, sin embargo el dolor también puede ser producido por infecciones bacterianas que derivan en abscesos dentales, una gingivitis, una lesión en la estructura de la mandíbula, afecciones de la mucosa de la boca, sinusitis o algún tipo de otitis.

Muchas de estas dolencias se pueden prevenir con una adecuada higiene bucal, cepillarse los dientes de manera correcta con un dentífrico adecuado, usar hilo dental, intentar en la medida de lo posible una dieta baja en azúcar, no masticar cosas demasiado duras para las muelas y realizar visitas periódicas a nuestro odontólogo.

Remedios caseros para el dolor de muelas - ¿Por qué me duelen las muelas?

Remedios caseros

Cuando el daño ya está hecho y el dolor ya ha empezado, podemos acudir a los remedios naturales y usar alguno de estos consejos con productos que, de seguro, tendremos o en casa o en el mercado de la esquina.

  • El clavo de olor es uno de esas especias naturales más populares a causa del eugenol que contiene y que funciona como un calmante. El aceite esencial del clavo de olor se puede colocar directamente en la encía o muela afectada, pero mucho cuidado con su uso frecuente pues puede resultar contraproducente. Nuestra recomendación es que lo alternes con otras opciones.
  • El eugenol no es solo un sedante sino un desinfectante bucal natural, por lo que puedes preparar enjuagues con otras plantas que lo contienen. Aunque está presente en mayor medida en el mencionado clavo de olor, también se encuentra en la pimienta de Jamaica, la albahaca, la canela, la cúrcuma, el laurel, el hisopo, el poleo, la jara, la nuez moscada y la citronela.
  • Aplicar una compresa fría en la zona adolorida actúa como analgésico natural, pero nunca te debes colocar el hielo directo en el diente o la encía pues el efecto puede resultar ser el opuesto.
  • Otro sedante natural que puedes usar es mascar hojas de perejil con el diente afectado y luego enjuagarte la boca con agua templada para que no queden residuos.
  • La sal tiene propiedades antisépticas que resultan especialmente efectivas en los casos de absceso dental. Existe, de hecho, una receta en la que se mezclan clavos de olor, sal y unas pocas hebras de azafrán en agua en ebullición durante 10 minutos, luego se deja enfriar el preparado y se cuela para obtener una mezcla con la que enjuagarse la boca.
  • Lavarse con algo de licor también puede resultar analgésico y antiséptico, mantenerlo un instante en la zona afectada la adormece y ayuda a eliminar las bacterias. Pero recuerda no beberte el licor, tienes que escupirlo.
  • Colocar un poco de ajo picado fresco sobre la inflamación ayudará a combatir cualquier infección e inflamación que pueda haber. Hay quienes recomiendan además coger un trozo de cebolla cruda y apretarlo con delicadeza sobre el área afectada para que suelte el zumo.
  • Una bolsita de té negro o verde pasada por agua caliente y luego dejada a templar se puede colocar sobre el diente para que libere su ácido tánico, otro analgésico y antiinflamatorio natural. Ten muy en cuenta eso de dejar que la bolsa se enfríe un poco, el calor intenso sobre tu muela también puede resultar en aumento del dolor.
Remedios caseros para el dolor de muelas - Remedios caseros

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el dolor de muelas, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Dientes y boca.

Escribir comentario sobre Remedios caseros para el dolor de muelas

¿Qué te ha parecido el artículo?

Remedios caseros para el dolor de muelas
1 de 3
Remedios caseros para el dolor de muelas

Volver arriba