Remedios caseros para el dolor e inflamación de rodilla

Remedios caseros para el dolor e inflamación de rodilla

Uno de los dolores más comunes es el dolor de rodilla. Aunque generalmente se asocia con la debilidad, el sobrepeso, el sedentarismo o la edad, lo cierto es que es una afección común que puede sorprenderte a cualquier edad. A veces las molestias que se perciben pueden ser leves, no obstante, si no se trata a tiempo la dolencia puede llegar a ser permanente y conllevar ciertas complicaciones. En ONsalus queremos compartirte los mejores remedios caseros para el dolor e inflamación de rodilla, para evitar que el dolor de la articulación empeore o inhabilite ciertos movimientos. Descubre, a continuación, las maneras más efectivas para calmar las molestias articulares.

Partes de la rodilla y sus funciones

La rodilla es una articulación compleja que conecta el muslo con la pierna y que trabaja como punto principal de contacto entre la rótula, el fémur y la tibia. Todos estos huesos se unen a través de ligamentos y tendones que se encuentran en la rodilla rodeados de un cartílago que favorece su movimiento. Dentro de esta estructura también se encuentra el menisco, un cojinete, o las bolsas de líquido que protegen la articulación.

La rodilla soporta todo el peso de nuestro cuerpo y es imprescindible para poder desplazarnos y movernos correctamente, por lo que es una parte que está expuesta a sufrir lesiones e inflamaciones, leves o graves, dependiendo de la afección y del alcance.

Dolor de rodilla: causas más comunes

El dolor de rodilla puede ser consecuencia de múltiples causas, así como su alcance o tipo de molestia que sufre la articulación. Antes de realizar un tratamiento determinado, es importante conocer el origen para poder aplicar los remedios caseros o la atención médica más precisa.

Las causas más comunes que pueden tratarse mediante remedios caseros son:

  • Artritis o inflamación aguda de la articulación de la rodilla.
  • Tendinitis o inflamación de los tendones de la articulación.
  • Quiste de Backer o menisco, ocasionado por la hinchazón de la rodilla, debido al
  • incremento de líquido sinovial.

Estas causas suelen ser consecuencia de malas posturas o movimientos, desgaste del tejido y sobreesfuerzos que provocan la aparición de dolor y molestias en la región.

Dolor de rodilla: causas poco frecuentes

Asimismo, pueden existir otras causas que produzcan el dolor y la inflamación de la rodilla y que siempre requerirán de atención médica para erradicar los síntomas. Entre ellas destacan:

  • Luxación o dislocación de la rodilla
  • Fracturas
  • Artrosis
  • Osteoartritis
  • Tumores
  • Lesiones deportivas (desgarramiento de tendones, cartílagos y ligamentos)

Estas afecciones suelen requerir de tratamiento quirúrgico que acabará con las molestias y el dolor ocasionado.

Remedios caseros para el dolor de rodillas y articulaciones

La medicina natural y los remedios caseros son métodos a los que podemos recurrir fácilmente para aliviar, calmar y tratar el dolor de rodilla. Son una alternativa efectiva a los químicos y fármacos que utilizamos en la actualidad y pueden ayudar a eliminar las molestias del dolor o la inflamación de rodilla frecuente. ¿Quieres conocer los mejores remedios caseros para tratar las molestias de esta articulación? Toma nota:

  • Compresas frías
  • Compresas calientes
  • Cúrcuma
  • Infusiones
  • Árnica
  • Ácidos grasos Omega-3

Si quieres saber cómo aplicar cada uno de estos remedios naturales para el dolor de rodilla y meniscos, entre otros, a continuación te explicamos en qué consiste cada uno de ellos.

Cómo quitar el dolor de rodilla rápido

Si quieres bajar la inflamación de rodilla rápido, lo mejor son los métodos siguientes:

Compresas frías

La finalidad es reducir la inflamación y calmar el dolor. Debes aplicarte una compresa fría durante 15 o 30 minutos, dos o tres veces al día. También puedes utilizar una bolsa de hielo envuelta en un paño (para evitar el contacto directo), o aún mejor una rodillera de frío y compresión. Es una solución recomendable durante las primeras 48 horas tras la lesión y el alivio es inmediato.

Compresas calientes

Si la inflamación se siente como tensión (sensación frecuente en la artritis o tendinitis) es recomendable recurrir a la aplicación de calor. Se encargará de aliviar la tensión y relajar los tejidos afectados. Aplica el paño caliente sobre la rodilla entre 10 y 20 minutos a lo largo del día. El efecto será casi inmediato, al igual que las compresas frías. De hecho, lo ideal es alternar compresas frías y calientes para el dolor de rodilla, sobre todo si sientes dolor de rodilla al andar.

Cúrcuma

Se trata de uno de los mejores antiinflamatorios naturales más potentes y reconocidos, gracias a sus poderosas y beneficiosas propiedades. Puedes aplicarla para calmar el dolor de rodilla de las siguientes maneras:

  • Haz una pasta de cúrcuma en polvo y aceite de coco y aplícala sobre la rodilla masajeándola. Deja reposar la mezcla 10 minutos antes de retirarla con agua tibia.
  • Haz una infusión de cúrcuma y empapa el paño caliente con ella.
  • Toma té de cúrcuma con pimienta negra en polvo para que actúe como antiinflamatorio.
  • Consume cúrcuma rayada o en polvo junto con jengibre dos o tres veces al día para notar su eficacia.

Infusiones

Existen muchas hierbas que permiten reducir la inflamación y calmar el dolor de rodilla, así como prevenirla. Por ello, te recomendamos tomar infusiones de té verde, manzanilla, alfalfa o jengibre con canela para notar sus efectos terapéuticos.

Árnica

Se trata de una planta que posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antioxidantes, perfectas para tratar la inflamación y el dolor y evitar la irritación de la piel. Puedes conseguirla en cremas o aplicadores roll-on. De este modo, es excelente si lo que buscabas era una pomada para el dolor de rodilla. Y además, ¡totalmente natural!

Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son potentes antiinflamatorios naturales que pueden obtenerse consumiendo pescado, algas, frutos de mar y alimentos ricos en omega-3, así como a través de complementos alimenticios. Basar la dieta en estos productos mejorará el rendimiento de los tejidos de la rodilla y ayudará a tratar y prevenir las lesiones en esta área.

Ejercicios para el dolor de rodilla

Si tienes dolor o inflamación en la rodilla, es importante incorporar ejercicios y movimientos de rehabilitación. Debes ir añadiendo esfuerzo a media que el dolor y la inflamación vayan disminuyendo. Los ejercicios indicados son:

  • Flexionar y tensionar la rodilla estando acostado en lateral.
  • Recoger la pierna flexionada hacia el pecho.
  • Flexiona la pierna y llévala hacia el glúteo mientras estas acostado boca abajo.

Todos ellos son movimientos unilaterales, es decir, deben hacerse con solo una pierna, aunque el dolor sea en ambas rodillas.

Para más, información no dudes en acudir a tu médico. Él te indicará los mejores remedios para calmar y tratar el dolor e inflamación de la rodilla. Ahora que ya conoces estos remedios caseros para el dolor e inflamación de rodilla, puede que también te interese este otro artículo de ONsalus sobre Por qué me crujen las rodillas.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el dolor e inflamación de rodilla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Huesos, articulaciones y músculos.