Remedios caseros para el dolor menstrual

Remedios caseros para el dolor menstrual

Conocido médicamente como dismenorrea, el dolor menstrual es una condición muy común que afecta a entre 25 y 50% de las mujeres en algún momento de su vida. Se caracteriza por fuertes dolores en el vientre que pueden extenderse también a la zona lumbar, cólicos, fatiga y en casos más severos incluso vómitos y náuseas. Dependiendo del tipo de dismenorrea con la que se cuente el tratamiento variará, pues en algunos casos las molestias se presentan debido a una condición en el útero o los órganos pélvicos. En este artículo de ONsalus te explicamos más acerca de los dolores de la regla y te damos algunos remedios caseros para el dolor menstrual.

La importancia de visitar a un ginecólogo

A pesar de que los dolores en la regla son muy comunes, visitar a un ginecólogo siempre es importante pues dependiendo del tipo de dismenorrea que se padezca se pueden requerir soluciones más complejas.

La dismenorrea primaria se caracteriza por aparecer algunos meses después de las primeras menstruaciones, se extiende máximo hasta los 25 años o después del primer parto y se trata únicamente de molestias en los días previos y los primeros días del sangrado. Con la ingesta de analgésicos, anticonceptivos y siguiendo algunas medidas el mismo suele remitir.

Por su parte la dismenorrea secundaria es más compleja, aparece usualmente después de los 30 años en mujeres que antes habían tenido períodos normales. Detrás de esta condición, cuyo dolor puede extenderse por varios días, puede esconderse alguna patología que afecta al útero o a los órganos reproductores y que debe tratarse. Nada de esto puede determinarse adecuadamente si no visitamos a un ginecólogo.

Compresa caliente

Este es uno de los remedios caseros para el dolor menstrual más básicos y simples de aplicar. El calor es ideal para reducir las molestias de la regla pues ayuda a desinflamar la zona y favorecer el adecuado flujo de la menstruación, disminuyendo así la posibilidad de presentar coágulos.

Simplemente deberás aplicar una compresa caliente o una manta eléctrica en la zona procurando que la temperatura no sea muy alta para no hacerte daño en la piel. Deja actuar durante el mayor tiempo posible e intenta relajarte mientras el calor hace su efecto.

Un baño o ducha caliente

Con una acción similar a la compresa caliente, un buen baño o una ducha a altas temperaturas te ayudará a relajar por completo tus músculos, incluidos los de la zona pélvica. Al mismo tiempo favorecerá la circulación sanguínea ayudando a que la regla baje de forma más fluida.

Si tienes una bañera en casa no dudes en sumergirte al menos 20 minutos para notar el alivio. Y si solo dispones de ducha igualmente puedes usarla para relajarte y aplicar el calor directamente en la zona del vientre, mejorando las molestias.

Infusión de manzanilla

La manzanilla es un antiinflamatorio y antiespasmódico natural que resulta muy efectivo, pues además de ayudar a mejorar la salud gástrica que puede verse afectada por estas molestias, es uno de los remedios caseros para el dolor menstrual más simples de adquirir e ingerir.

Se recomienda tomar 3 tazas al día de esta infusión un par de días antes de la regla y durante los dos primeros días de la misma, de este modo aprovecharemos sus propiedades para combatir la inflamación y relajar la zona.

Infusión de canela

La infusión de canela es conocida por ser una excelente aliada para regular los ciclos menstruales además de favorecer la relajación de los músculos de la zona pélvica, por lo que se trata de una gran solución para aquellos días en los que los dolores de la regla nos atacan.

Se recomienda ingerir 3 tazas al día un día antes de que esté prevista tu menstruación y también durante los primeros 2 días de la misma.

Infusión de anís estrellado

El anís es un potente regulador de la menstruación y un antiespasmódico natural, estas dos propiedades lo convierten en uno de los remedios caseros para el dolor menstrual más tradicionales. Ingerir 3 tazas de infusión de anís estrellado al día puede ayudarte a reducir notablemente las molestias y la inflamación producidas por la menstruación.

Un masaje en la zona

Realizar masajes circulares en la zona del vientre con un poco de aceite mineral o, de ser posible, un aceite esencial como el de romero, lavanda o salvia, ayudará también a mejorar la circulación sanguínea del área pélvica y a reducir la inflamación y el dolor. Se recomienda que el aceite esté tibio para potenciar sus efectos.

Ejercicio de baja intensidad

Realizar actividad física de forma frecuente reduce en gran medida muchos de los síntomas del síndrome premenstrual y también la posibilidad de presentar dolores menstruales. Incluso si tienes un poco de dolor durante las reglas se recomienda realizar actividad física moderada o de baja intensidad, por ejemplo caminar durante 40 minutos, correr a paso suave, hacer yoga o asistir al gimnasio y entrenar de forma ligera.

Esto, además de reducir la inflamación, favorecerá la circulación sanguínea y te ayudará a combatir efectivamente el dolor.

Este artículo es meramente informativo, en ONsalus.com no tenemos facultad para recetar tratamientos médicos ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para el dolor menstrual, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Sistema reproductor femenino.